Epsy Campbell analiza posible precandidatura por el Partido Acción Ciudadana

La exdiputada Epsy Campbell estudia la posibilidad de lanzar su precandidatura presidencial por el Partido Acción  Ciudadana (PAC) y un eventual anuncio lo haría

La exdiputada Epsy Campbell estudia la posibilidad de lanzar su precandidatura presidencial por el Partido Acción  Ciudadana (PAC) y un eventual anuncio lo haría antes de fin de año o en enero próximo, según dijo en una entrevista concedida a UNIVERSIDAD en su residencia en San Isidro de Heredia.

“Aún no he tomado una decisión”, “pero puedo decir categóricamente que no estoy renunciando de ninguna manera a la cuota de liderazgo que pueda tener”, dijo Campbell a este semanario, durante una conversación donde habló sobre la situación de su partido, de la coyuntura del país y de las posibilidades de conformación de una alianza para enfrentar al Partido Liberación Nacional (PLN) en la próxima contienda electoral.

A continuación, UNIVERSIDAD ofrece un extracto del diálogo mantenido con la exlegisladora.

El ajedrez político de cara a las próximas elecciones ya está casi armado. En el PAC están tres precandidatos, pero las encuestas, especialmente la más reciente de UNIMER para La Nación indican que usted capta muy buenas simpatías en un sector de la ciudadanía. ¿Va a postular su nombre, qué piensa hacer?

– En primer lugar quiero decir que no creí que me iba a tocar este tiempo de la historia. Efectivamente, tengo que tomar una decisión en el presente, pero esa decisión no sólo tiene que ver con mi voluntad personalista sino con ese mismo contexto que usted mismo plantea. Es un difícil contexto a nivel de partido y a nivel nacional. Las elecciones del 2014 nos plantean como un punto de intersección también en términos democráticos. La continuidad en un partido (Liberación Nacional) que ha demostrado que no sabe gobernar para las mayorías, sino para un pequeño grupo, o un cambio democrático con un partido de oposición o una coalición con una propuesta programática consistente, que le dé confianza a la gente y que permita realmente empezar a vivir en Costa Rica en el siglo XXI, porque aquí estamos como atrasados. La pregunta es si me voy a lanzar o no, si voy a dar ese paso. Lo que digo en los últimos tiempos de manera categórica es que no estoy renunciando de ninguna manera a la cuota de liderazgo que pueda tener.

¿Usted entonces no lo ha descartado?

– No he tomado esa decisión.

¿Por qué?

– No la he tomado por varias razones. La primera razón  es porque este no es un proyecto personalista. Me parece que uno de los errores más grandes de la política tradicional es creer que los proyectos país tienen un sello personal y más  una propuesta de liderazgo que de orden colectivo. El liderazgo es simplemente parte de un proceso mayor. En el Partido Acción Ciudadana tenemos una gran cantidad de tareas pendientes, desde las administrativas, concluir el proceso de renovación de estructuras hasta otras proyecciones. Para nadie es un secreto que el PAC se muestra de alguna manera con fracturas hacia fuera. No me puedo engañar diciendo que todo está perfecto. Estamos en un proceso para generar una alianza interna, que para mí es lo más importante. Para gobernar hay que hacerlo en equipo. Por eso cuando yo califico al gobierno de Liberación Nacional lo hago así, no sólo a la presidenta, porque sería muy fácil dejar al partido como si fuera una cosa independiente y entonces la responsabilidad es de la presidenta como si fuera la única.

Aunque usted se ha mantenido alejada de la opinión pública, las encuestas la siguen encumbrando, siempre aparece usted muy posicionada, incluso muy por encima de los precandidatos compañeros suyos de partido. ¿Por otro lado, el Partido Liberación pareciera caminar sólo, pese al desgaste del gobierno, hacia una tercera elección consecutiva?

– No, eso yo no lo doy como inevitable. Soy de la gente que piensa que si una se pone a ver las encuestas se da cuenta de que Liberación Nacional tiene un voto sólido pero eso no está para nada cerca de un apoyo mayoritario de la población. Esa es la labor de quienes estamos en  el otro lado. No doy por sentado, creo que la población costarricense es lo que nos está exigiendo a quienes estamos de este lado. ¿Cómo es posible que con uno de los gobiernos más desacreditados de la historia la gente crea que gane un partido político, haciendo lo mismo y con los mismos resultados?

Se puede dar el fenómeno de que el PLN llegue a triunfar por tercera vez pero con un apoyo cuestionable y con mayor abstencionismo. ¿Pero al final de cuentas ganaría?

– Usted tiene razón, pero como pienso que el poder de la palabra es tan contundente de lo que tiene que esperar a este país, es una de las opciones que no la planteo como válida. Es responsabilidad de ciudadanos y ciudadanas, de dirigentes políticos, del Partido Acción Ciudadana y otros, que quieran garantizar ese cambio democrático.

¿El PLN tiene una maquinaria montada, muy fuerte, de 50 o 60 años?

–  Es una maquinaria que trabaja, que les ha dado muchos resultados. Pero el voto no es un sobre cerrado ni un cheque en blanco para los gobernantes.

Lo que se avizora es que el partido más grande, el abstencionista, sería aún más fuerte.

¿No es un problema para la legitimidad de la democracia?

–  La apuesta de un partido como Acción Ciudadana es la de disminuir al mínimo el abstencionismo, porque tampoco se vale cualquier gane, o triunfos espurios que ponen en entredicho la legitimidad para poder gobernar. Por eso la posibilidad de generar desde el PAC y con los actores políticos necesarios una propuesta política ganadora, el objetivo es también dar oxígeno a los ciudadanos y ciudadanas para que vuelvan a creer en la democracia a través del voto.

– Don Ottón Solís figura también entre los líderes con muy buenas simpatías. Pero sus reiteradas afirmaciones son las de que no participará. Los otros precandidatos en el PAC no atraen ese apoyo según las encuestas, están muy abajo. En el resto de la oposición no se vislumbra una figura. ¿Si usted pensara en tomar una decisión, cuánto tiempo tardaría en anunciarla?

– Los tiempos se acortan y las decisiones tienen que ser tomadas. Aquí no hay puntos intermedios.

¿Si eso sucediera, usted tendría que entrar en una serie de negociaciones a lo interno del PAC?  ¿Es un proceso complejo?

–   Es complejo. Yo siempre digo que por ser uno una persona de clase media, estas decisiones tienen que ver no sólo con el corazón sino como financiar una campaña política en este país. Cómo las hemos financiado desde el PAC, implica para una persona que tiene que trabajar todos los días para ganarse el pan nuestro de cada día tener que dedicarse por un período de tiempo relativamente largo solamente al accionar político. Por eso es que he sido responsable en ese tema porque no es sólo una idea absolutamente romántica de que como una crea que podría generar una serie de respaldos políticos y ciudadanos entonces le podrían hacer pensar que llegue a la presidencia de la república.  Uno se pone a pensar en todo el proceso interior. Cuando miro lo que hace Liberación Nacional, es que son millones de millones en los medios de comunicación.

Una que ha estado cerca de eso sabe lo que significa pagar 30 segundos en un canal de televisión de los más altos rating, y dice: ¿Pero cómo hacen para pagar cinco, seis u ocho comerciales por día durante un período de tiempo indefinido? No logro terminar las sumas, restas y multiplicaciones y divisiones. Una se da cuenta que eso es lo que ha marcado la política en Costa Rica en los últimos tiempos. Cuando la política la financian quienes nosotros no sabemos, las decisiones se toman para ese grupo. Una parte de la decisiones mías tienen que ver con como conjuntar los recursos de un partido político que no tiene mayores recursos. El PAC se ha financiado fundamentalmente con recursos públicos, porque ese es el camino que hemos adoptado y por pequeñas donaciones de los partidarios y partidarias y simpatizantes. Yo soy muy ajena a acelerar los procesos electorales, porque eso lleva a una dinámica, no sólo personal, sino de tipo político que obliga a condicionar la independencia de quienes están aspirando.

Doña Epsy, ¿Pero el tiempo se acorta?

– Lo que quedan son muy pocas semanas, por no decir que quedan muy pocos días en realidad.

¿Antes de que termine el año podría anunciar una decisión?

– Sí, eso implicará un cambio en todo, mirar cómo se pueden reagrupar líderes dentro del partido.

Eso implicará un reacomodo dentro del PAC en un primer paso. ¿Qué condiciones pondría en caso de postular su nombre?

– Soy poco de pedir condiciones. Una cosa fundamental es que tengamos la capacidad, quienes tienen diferentes niveles de liderazgo, de llegar a acuerdos. Este es un tiempo de llegar a acuerdos. Y en esto todos tenemos que entrar en procesos de negociación, deponer algunos intereses para ser capaces de llegar a acuerdos.

No hay credibilidad en los políticos, el último informe del Estado de la Nación fue muy claro en señalar en que estamos en uno de los momentos más bajos de lo que es el sentir democrático. ¿Usted cree que ha habido cierto desencanto?

– Definitivamente. Se entiende desde la propia experiencia como ciudadana. Aquí no hay una diferencia entre la Epsy líder política y la ciudadana. Hay un desencanto justificadísimo en la ciudadanía con los partidos políticos. Sólo mirar el tema de la trocha, un escándalo que se queda a medias, sin explicación alguna y todo sigue igual. Mire las cosas más concretas, desde la platina hasta los temas de cómo se asumen las manifestaciones públicas en este país.

Le cito como ejemplo la última manifestación. Hay una especie de acuerdo tácito, se regalan flores a la policía, todo transcurre normal, y poco más tarde se veta a uno de los magistrados más emblemáticos en la Asamblea Legislativa.

– Hay un gran desafío cultural en Costa Rica. Pienso que hay una clase política que parece sorda ante la realidad. Somos un país que deberíamos estar mucho mejor de lo que estamos. Tiene una materia prima y realmente nos quedamos rezagados en el tiempo.

Con esa aparente pasividad, ¿no es peligroso que se active una bomba de tiempo ante la falta de respuestas?

– Creo que la gente es cada vez menos pasiva y cada vez tiene más mecanismos para opinar. Lo que me preocupa es la inactividad, esa inercia, esa falta de tomar decisiones y de utilizar los mecanismos democráticos que uno tiene para no permitir que las cosas vayan para mal todos los días. Los niveles de descontento están de manifiesto y es tan así que luego de la marcha (del jueves 15), viene lo del magistrado Cruz y pese a que la manifestación fue súper bonita, lo cierto del caso es que la gente hoy está enojadísima por el tema del magistrado.

Pero ¿qué hacer entonces?

– Lo que sucede es que hemos permitido, y eso es muy malo para la democracia, que se vaya concentrando no sólo la riqueza sino el poder. Y esta concentración del poder castiga a la gente “desobediente”. No es casual que el magistrado que no fue reelecto fuese el que no actuó con las posiciones mayoritarias en casos controversiales en el pasado reciente. Me parece que no es casual.  Lo del magistrado Cruz es un castigo político. Lo que es claro es que el padre de la criatura en este caso es el Partido Liberación Nacional.

Digo a la ciudadanía que no podemos seguir permitiendo que ocurran estas cosas.

Volviendo al PAC, ¿Cómo cree que se pueden superar las diferencias?

– Creo que el PAC no se puede reinventar sin un lugar protagónico de su fundador.  A Ottón Solís hay que reconocerle la valentía y la capacidad que tuvo de aglutinar a un gran porcentaje de la población. Se enfrentó a la corrupción y supo construir un proyecto político económico que es una alternativa para Costa Rica. Me parece que viene un tiempo de acuerdos políticos en la agrupación. El PAC no puede renunciar a su bandera ética. Este es un tiempo de ir a reconquistar a algunos líderes políticos del partido que están alejados. Ahora nos toca reagrupar.

Hay sectores que se plantean la urgencia de una coalición con miras a las elecciones del 2014. ¿Cómo concibe usted una eventual alianza para enfrentar a Liberación Nacional?

–  Este es un tiempo en que son imprescindibles la toma de acuerdos, más que para enfrentar al PLN, para construir la tercera república en realidad, y superar este período de estancamiento social que vive este país. La democracia nuestra estuvo para “rajar” en el pasado y ahora está para llorar en serio. Creo que estos procesos electorales posibilitan la conjunción de fuerzas electorales, políticas, económicas y sociales que permitan la construcción de un país inclusivo.

Ottón Solís, que mantiene aún un gran peso, es cauteloso de la participación de algunos sectores en una alianza, por sus cuestionamientos pasados. ¿Qué opina usted?

– Hay sectores y gentes que pueden sentirse excluidos si uno hace planteamientos categóricos. Creo que la agenda ética tiene que ser absolutamente categórica. Hay temas de cómo enfrentamos el desarrollo nacional que una los puede ver desde diversos matices, pero cómo afrontamos el compromiso ético si debe ser rígido. La capacidad de esta clase política para enriquecerse a costa de las mayorías es totalmente inaceptable. La nueva visión país implica una agenda ética muy vigorosa. Es un peso que el PAC le tiene que aportar de manera absolutamente contundente a un proceso de acuerdo nacional que pretenda gobernabilidad para el 2014. Luego viene una agenda programática que incorpore temas fundamentales que tienen que ver con distribución de riqueza y oportunidades, con una visión de desarrollo país.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Se argumenta que esta transformación se debe a la relación que estableció con Jean Loviton, que era 32 años menor y logró conseguir en

¿Con qué derecho pretende alguien ejercer poder sobre la vida del resto de los seres humanos? ¿Cómo se atreven unos  individuos a imponerles su

Pasado más de un mes de la publicación del informe, la dirección de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no ha aplicado las

Una vez concluido el proceso electoral para elegir al representante de la comunidad administrativa de la Universidad de Costa Rica (UCR) ante el Consejo

”Teatro Abya Yala. Costa Rica 1991-2011” es la publicación que esa agrupación teatral presentará el próximo lunes 26 de noviembre, a las 7 p.m.

Más de 200 personas se reunieron gracias a una iniciativa de la carrera de Promoción de la Salud de la Escuela de Salud Pública

En Grecia, Chile, España, Estados Unidos, Panamá, Italia y muchos otros más, el pueblo ha salido a exigir al Gobierno el cumplimiento de la

La exdiputada Epsy Campbell estudia la posibilidad de lanzar su precandidatura presidencial por el Partido Acción  Ciudadana (PAC) y un eventual anuncio lo haría
Semanario Universidad