Exigencias éticas tensaron elección de candidatos en el PLN

Algunas bases cantonales se revelaron contra el rechazo de la cúpula a candidaturas cuestionadas.

El Partido Liberación Nacional (PLN) culminó el 19 de octubre el proceso de ratificación de las candidaturas para las elecciones municipales de febrero próximo, donde consideraciones éticas que exigió la cúpula generaron tensión con algunas bases cantonales opuestas a sustituir candidatos cuestionados.

Reunida en el Edificio Cooperativo, la Asamblea Nacional, máximo órgano del partido, completó las papeletas de 12 cantones que habían quedado pendientes el pasado 3 de octubre para que las asambleas cantonales las enmendaran, incluidas cinco candidaturas a alcaldías: Limón Centro, Golfito, Puriscal, Garabito y Guadalupe.

Puesto que ninguna de las cinco fue cambiada por las cantonales respectivas, la Asamblea Nacional, haciendo uso de su potestad, empezó por nombrar a Rashid Esna como candidato a alcalde en Limón, en vez de Eduardo Barboza, a quien el directorio ejecutivo -encabezado por el expresidente José María Figueres- rechazó por ser conocido como abogado de acusados de narcotráfico.

Esna había defendido vehementemente el 3 de octubre la postulación de Barboza, amenazando incluso con una desbandada de la dirigencia local y de retirarse él mismo del trabajo con el partido si no se respetaba la decisión de la cantonal a favor de Barboza.

“Las bases del partido se tienen que respetar”, “se están mofando de la gente más fuerte del partido”, “están enterrando a Liberación Nacional en el cantón de Limón”, lanzó Esna en ese entonces.

Algunos delegados acusaron al directorio de violar los principios democráticos del partido al desconocer la decisión de la asamblea cantonal donde se expresan las bases.

“Es una inquisición”, “Liberación va a ganar con gente que tenga una denuncia o con gente cristalina”, afirmó otro delegado, seguido de un coro de silbidos de los asambleístas.

En el caso de Limón, un acuerdo de la dirigencia logrado en vísperas de la Asamblea Nacional llevó a la postulación de Esna, obviando el trance de una fractura local.

Pero el mayor conflicto se dio con Golfito, donde el rechazo a ratificar la candidatura a alcalde de Dailon Arroyo enfureció a un grupo de seguidores que lo acompañaban, e hizo que el actual alcalde de Osa, Alberto Cole, dijera “estamos socavando la base democrática de este partido”.

El diputado Olivier Pérez, representante de la zona, anunció que Arroyo deponía su candidatura a favor de un candidato de consenso, Héctor Chinchilla (exalcalde). Pero Arroyo insistió en pedir a la Asamblea que lo ratificaran, aduciendo que era injusto que lo vetaran porque él no había sido llevado a juicio, y prometió que si esto ocurría, él renunciaría.

Sin embargo, la Asamblea terminó avalando la propuesta del directorio de nombrar al asesor legislativo Helbert Barrantes.

En el caso de Puriscal fue nombrado como candidato a alcalde Carlos Arroyo, en lugar de Enrique Montoya, a quien se le descartó por haber tenido un proceso judicial por estafa.

Respecto al cantón de Guadalupe, Ana Lucía Madrigal fue ratificada como candidata a la alcaldía, luego que su esposo Luis Carlos Barquero renunció a su postulación como regidor propietario 2, que fue uno de los casos de “nepotismo” por el que la Asamblea Nacional había rechazado la papeleta en ese cantón.

Distinta fue la decisión sobre Priscila Chavarría, aspirante a regidora 3, quien fue sustituida por Norma Martínez, ya que la aspirante es hermana de Fernando Chavarría, postulante a la primera vicealcaldía.

RECONSIDERACIÓN

Con relación a Garabito, la Asamblea ratificó a Tobías Murillo como candidato alcalde, a pesar de que había solicitado a la cantonal sustituirlo porque tiene una investigación por presunto peculado.

Sin embargo, Murillo prometió que renunciaría si su caso es elevado a juicio, con lo que obtuvo el apoyo de la Asamblea Nacional.

La diferencia con Arroyo en Golfito, es que Murillo no tiene elevación a juicio, según explicó Figueres.

En su defensa, el propio Murillo comparó su situación con la de otros candidatos que sí habían sido ratificados el 3 de octubre pese a enfrentar denuncias similares. Tal es el caso por ejemplo de Ricardo Thompson, aspirante a la reelección como alcalde en el cantón central de Alajuela, y de Alfredo Córdoba, en San Carlos.

Precisamente por considerar que el directorio estaba dando trato desigual a unos candidatos respectos a otros, la exdiputada Carolina Delgado protestó y se abstuvo de votar a favor o en contra a la hora de someterse a votación algunos de esos acuerdos.

“No se está tratando en igualdad de condiciones, no se está ratificando a gente que ni siquiera está cuestionada. Por ejemplo, el candidato de Limón no tiene siquiera ni una acusación, simplemente es una posición del comité ejecutivo y el directorio que dice: no lo ratifiquen, váyase a la asamblea cantonal y vuelvan a definir otro candidato. No tiene acusaciones pendientes en el tribunal de ética y entonces cuál es el pretexto para decir que este sí o que este no”, declaró luego Delgado.

Para la exlegisladora, “si el criterio es para todos, entonces nosotros tenemos otros casos que están en el tribunal de ética y ni siquiera se traen a la Asamblea Nacional. Entonces es una escogencia de cuáles si y cuáles no”, insistió.

La Asamblea Nacional concluyó aprobando un nuevo código de ética para el PLN, que plantea entre otras reglas, que los liberacionistas en cargos públicos no deben contratar a familiares hasta el segundo grado de consanguinidad, valiéndose de su cargo.

 

“Un antes y un después”

P08-Municipales-FigueresEl presidente del Partido Liberación Nacional, José María Figueres, catalogó como “un antes y un después” en la vida de la agrupación el proceso de escogencia de las candidaturas municipales para las elecciones de febrero próximo.

Dijo sentirse orgulloso porque la Asamblea Nacional ha sido “valiente y consecuente” con los lineamientos éticos trazados para este proceso.

“La Asamblea Nacional ha tomado decisiones a favor de la ética y de la idoneidad en todo lo que se debe con relación a las papeletas cantonales, conscientes de que los gobiernos locales son los que más cerca están del bienestar de las comunidades, y queremos llevar a la mejor gente a esos gobiernos”, declaro Figueres al final de la reunión.

Dijo que el PLN va a estas elecciones con un gran esfuerzo por depurar todas y cada una de las papeletas en los 81 cantones, por incorporar un 20% como mínimo de participación de jóvenes en puestos elegibles, lo que no tiene ningún otro partido, y con una participación de mujeres mucho más amplia que presentan otras agrupaciones políticas en Costa Rica.

¿Cuál es el mensaje que buscan dar al electorado?

-“Queremos decir que hemos interiorizado la lección que nos mandó el pueblo de Costa Rica en las últimas elecciones (en que el PLN sufrió una aplastante derrota), queremos decir que estamos haciendo un gran esfuerzo por mejorarnos como organización. Todavía nos queda camino por recorrer, pero hoy en día no hay ningún partido que haya pasado por un proceso de renovación en sus estructuras, en su dirigencia, sus papeletas, su código de ética y en todo su accionar, como lo ha hecho Liberación Nacional. Queremos volver a ser el partido que apoya a las personas en este país, que las acompaña en sus aspiraciones y en todo lo que quieren realizar en términos de mayor bienestar”.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Cómo se vive, cómo se siente, cómo se encarna el acto de caminar por una ciudad? ¿Cómo se mueve un cuerpo en los recovecos

El acoso callejero es violencia perpetrada principalmente en contra de las mujeres y las niñas. Desde temprana edad ellas comienzan a ser víctimas

La violencia contra las mujeres es una práctica cultural, cotidiana y sistemática, que tiene lugar en diferentes espacios de la convivencia social
Semanario Universidad