Fiscal Giselle Rivera: Desconocemos la expansión de las redes criminales en el país

Costa Rica podría estar a las puertas de convertirse en un nuevo refugio para la impunidad y las organizaciones criminales transnacionales tal y como

La fiscal Giselle Rivera afirma que labor de Francisco Dall´Anese en Guatemala será muy complicada y con poco tiempo para cumplir.

Costa Rica podría estar a las puertas de convertirse en un nuevo refugio para la impunidad y las organizaciones criminales transnacionales tal y como ocurren en países como Guatemala, Honduras y El Salvador.
Este es el criterio de la fiscal Giselle Rivera, reconocida por haber llevado el caso del asesinato de Parmenio Medina, y participado en la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que hoy dirige el exfiscal general, Francisco Dall´Anese.

Con su estilo directo al hablar, Rivera explicó a UNIVERSIDAD sus razones para no postularse a la Fiscalía General, y el perfil que deberá tener la persona que se haga cargo del Ministerio Público.

Su nombre era uno de los que sonaban para aspirar a la Fiscalía General, ¿por qué no se postuló?

-Ustedes son los que me lo dicen. Yo no sabía que sonaba. Creo que se me hizo una campaña de descrédito infundada, con la denuncia de los “enyucados” (supuestamente ofendió a algunos de sus subalternos ante la desaparición de unos enyucados que había llevado al trabajo), que es una investigación del 2003.
Yo había planteado un montón de instancias y precisamente ahora -justo antes de que salga el concurso- nuevamente y a destiempo, me sancionaron con cinco días de suspensión.
Eso iba a ser tomado en cuenta por mis detractores, tanto que los medios de comunicación lo sacaron. Por eso no me postulé, porque consideré que esa campaña de descrédito se hizo a propósito para que no me nombraran, no porque yo considere que no tenga los atestados y la capacidad, sino precisamente porque me molestó mucho y esa es una de las cosas que yo voy a pelear en los tribunales. Mancharon con eso mi expediente.

¿Quiénes son sus detractores? ¿A quién le estorbaría Giselle Rivera en la Fiscalía General?

-Eso está difícil saberlo. La gente que tiene temor de un Ministerio Público combativo, de línea dura. Creo que esa gente está detrás de eso. Se cuestiona a una mujer de mucho carácter; porque aquí en Costa Rica un hombre puede tener carácter y es un héroe, pero una mujer con carácter es una histérica. Jamás voy a descalificar a  las compañeras que se han postulado, pero a mí se me reprocha mucho de lo enérgico y disciplinado de mi forma de ser.

De su experiencia en Guatemala (ver recuadro) usted indicaba que en Costa Rica no se combate efectivamente el crimen organizado y todo se centra en el crimen común.

-Creo que desconocemos a nivel efectivo las incrustaciones de las redes criminales transnacionales en nuestro medio. Recuerde que parte del crimen organizado tiene que ver más con la corrupción de funcionarios, con las infiltraciones en la banca, en los medios de comunicación. No digo que a nivel teórico no se conozca, pero todavía creemos que estamos aislados de ese mundo tan nefasto que es la corrupción y la criminalidad organizada que está en todo Centroamérica, y de la que Costa Rica no es la excepción.

¿Nos va a golpear en la cara una realidad como la de Guatemala?

-Yo espero que teniendo un sistema democrático, un Estado de derecho, nosotros podamos aún combatir, porque creo que el costarricense tiene valores arraigados y lucha por ellos. Sin embargo, tenemos que estar atentos a este fenómeno que nos va invadiendo poco a poco.
Por ejemplo, se habla sobre la Ley de Casinos, y creo que esa ley la van archivar, porque varios de los fundamentos en contra son esas infiltraciones del crimen organizado, trata de personas, lavado de dinero, que provienen de ese tipo de actividad, y que es una realidad evidente.
El hecho de que haya oposición nos da un hilo de esperanza, para saber que tampoco es tan fácil, que el tico puede ser ingenuo, pero no tan tonto para dejarse envolver en ciertas cosas; hay que estar muy alerta.
Esa ley viene del Poder Ejecutivo, y quería imponer impuestos de 50.000 dólares al año, pero eso no es nada para estas casas de apuestas, que vienen para evadir impuestos en Estados Unidos; eso es lavado de dinero. Sin embargo, no se analiza las connotaciones económicas delictivas que todo eso pueda tener.

¿Cuál es perfil que debe tener la próxima persona que ocupe la Fiscalía General de la República?

– El próximo Fiscal tiene que ser, primero que nada, una persona comprometida con los valores democráticos que han caracterizado al costarricense y a los grandes caudillos que han gestado esta democracia. Ser una persona muy clara,  madura, profesional e intelectualmente, y firme para combatir tanto la delincuencia organizada, como los problemas de delincuencia común que afectan sin duda a la ciudadanía. Tiene que interactuar con los cuerpos policiales y todos los operadores del derecho, y sobre todo,  ser una persona de fuertes principios y de trayectoria que así lo acredite. Debe ser una persona independiente.

¿Ve usted esas características en algunas de las personas que aspiran a la Fiscalía General?

-Al menos de los que yo conozco sí; se las veo a Francisco Sánchez, a Emilia Navas (fiscal de Delitos Económicos) y a Jorge Chavarría (viceministro de Seguridad); creo que cualquiera de ellos tres son capaces de llevar a cabo la tarea que tiene el Fiscal General. Esto se lo digo porque son las personas que yo conozco, sin demeritar a otros compañeros.

¿Qué piensa de la labor que hizo Francisco Dall´Anese como Fiscal General?

-Francisco Dall´Anese visibilizó al Ministerio Público, le dio el lugar que merece. Uno de sus atributos es que promovió precisamente la lucha contra el crimen organizado, o al menos la trató de impulsar.

 


“Dall´Anese recibió una CICIG debilitada”

Luego del largo proceso que significó el juicio por el asesinato de Parmenio Medina, la fiscal Giselle Rivera fue enviada a colaborar con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), en el 2008.
Tras poco más de un año de labor en Guatemala, Rivera asegura que pudo conocer de cerca la terrible problemática que enfrenta esa nación centroamericana, con la impunidad y la corrupción que penetra los más altos niveles políticos y económicos.
La fiscal ha sido una de las más férreas críticas de la labor que realizó el anterior comisionado de la CICIG, el magistrado español Carlos Castresana, quien renunció este año a su cargo, y fue sustituido el mes anterior por el exfiscal general costarricense, Francisco Dall´Anese.
Según explicó Rivera, durante su estancia en la CICIG logró determinar el funcionamiento de una de las llamadas “estructuras paralelas”, en las que se vinculan autoridades policiales y políticas con las mafias organizadas.
Rivera estuvo tras la pista del sonado caso “PARLACEN”, en el que fueron asesinados y quemados tres integrantes salvadoreños del Parlamento Centroamericano, por parte de un grupo de policías, quienes a su vez fueron posteriormente asesinados.
La fiscal costarricense explicó que en Guatemala estas redes corruptas que manejan algunos entes de poder, coordinan con los criminales para permitirles operar en ciertas zonas; a cambio de un pago realizan ejecuciones ilegales, y reciben pagos por eliminar a criminales, en lugar de llevarlos a juicio.
Rivera aseguró que en sus investigaciones logró armar una completa relación de hechos, que permitiría acusar penalmente a un ministro y varios jefes de la policía guatemalteca; pero, Castresana nunca quiso elevar estos casos.
“Castresana no tuvo agallas para hacerlo; no cumplió con el mandato, porque el hecho de que diga que hay miles de policías detenidos en la cárcel, no significa que haya desmantelado esas estructuras delictivas, y creo que obedeció mucho a los juegos políticos y grupos de poder de ese país”, afirmó Rivera.
Para ella, Castresana perdió la independencia que debía mantener como Comisionado, y eso dejó una CICIG cuestionada, que ahora debe reorientar el exfiscal costarricense.
“Depende de lo que Dall´Anese priorice, eso podrá lograr. Creo que tiene la posibilidad de priorizar en un caso y sacarlo adelante (el caso PARLACEN), y con eso ya habría cumplido mucho”, afirmó la fiscal.
Para Rivera, los 13 meses que tendrá Dall´Anese serán insuficientes para la labor que se debe realizar, y criticó el hecho de que el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, pretenda extender el periodo de la CICIG, pero para investigar crímenes de guerra.
“Me parece cuestionable que diga semejante cosa, cuando sabe que por los acuerdos de paz y la reconciliación del país, esto ha sido dejado de lado. ¿Para qué investigar algo tan complejo, cuando hay temas sin resolver c
omo el de las redes de adopciones ilegales?”, cuestionó Rivera.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El gesto tiene mucho que ver con la enseñanza de conocimientos y nos recuerda la importante relación existente entre los contenidos, las emociones y

Se trataba de una estrategia que pretendía la ubicación en cualquier área del país, a criterio institucional, de cada uno de los futuros especialistas,

Anunciaron que se quedarían esperando una respuesta de la Presidenta de la República y no tuvieron que esperar mucho: a la fuerza los echaron

Cinco años de parálisis en la concesión de la vía San José –San Ramón casi duplicaron el costo de la obra, cuyo contrato renegocian

Después de la masiva marcha del día del 17 de agosto son pocos los sectores de la población metropolitana que no tienen algo que

Mis pies ya están cansados de tanto marchar; marchar; marchar; aunque todavía no se ha desteñido mi bandera color sandía, desde las décadas 80-90-00

Sin embargo, se refiere únicamente a la investigación que ha realizado la UCIMED, sin mencionar los logros de ninguna otra universidad privada en nuestro

Es muy lamentable ver que a los mismos estudiantes a quienes se les calificó de conscientes y solidarios por apoyar la marcha convocada por
Semanario Universidad