Gobierno genera desconfianza en materia de empleo

Instituciones como el ICE y la Caja están pasando por un proceso de movilidad laboral. (Foto: archivo)El Gobierno de Laura Chinchilla no ha logrado

Instituciones como el ICE y la Caja están pasando por un proceso de movilidad laboral. (Foto: archivo)

El Gobierno de Laura Chinchilla no ha logrado convencer a la población costarricense de que exista alguna política para defender los empleos y mantener las condiciones laborales del país; por el contrario, muchas de sus acciones hacen pensar que hay un retroceso en materia de trabajo.

Así lo confirma la última encuesta de Percepción de Confianza del Consumidor de la Universidad de Costa Rica (UCR), en la cual un 54,8% de los entrevistados cree que el desempleo será mayor durante los próximos 12 meses de año. También un 65% cree que la pobreza aumentará a lo largo de este año.

Estas cifras evidencian la molestia y desconfianza que tiene el país en cuanto al manejo que ha hecho el Gobierno para mantener estable el sector laboral y esta percepción se ha mantenido desde noviembre del año pasado.

Para el 30,3% la percepción es que no habría cambios en el desempleo, e incluso en una menor proporción del 11,3% piensa que podría aumentar un poco el empleo, lo que evidencia que la mayoría desconfía de la estabilidad laboral.

En estos momentos, según la Encuesta de Hogares, el desempleo abierto se encuentra en el 7,3%, afectando históricamente en mayor proporción a las mujeres, con una tasa del 9,5% y afectando con mayor fuerza a zonas como el Pacífico Central, la Huetar Atlántica, Brunca y Huetar Norte.

Edgar Gutiérrez, director de la Escuela de Estadística de la UCR, dijo que aunque la mayoría considera que el desempleo se incrementará, hay una constante desde noviembre, en que los números prácticamente no han cambiado.

“El Gobierno, a pesar de lo que reflejan las cifras, ha obtenido logros en materia laboral;  sin embargo, no ha logrado transmitirles a los consumidores que la situación económica general del país está estable y esto se ha traducido en un efecto del optimismo de la gente durante todo el año”, explicó Gutiérrez.

Esto coincide con la Encuesta de Expectativas de Empleo de la empresa Manpower, que fue dada a conocer en las últimas semanas, en la cual los empleadores costarricenses esperan que el ritmo de contratación se mantenga estable en 2012.

“Los empleadores en Costa Rica reportan buenas expectativas de contratación a pesar de la incertidumbre que sigue pesando sobre la confianza de los empresarios en otras partes del mundo”, dijo Eric Quesada, director regional para ManpowerGroup Centroamérica en un comunicado de prensa.

Detalló que la mayoría de patronos  esperan que el ritmo de contratación se mantenga estable, donde solo los del sector agricultura y pesca, minería y extracción anticipan planes de contratación menos optimistas. Otra buena señal del mercado laboral para los que tienen empleo, es que 74% de los encuestados planea mantener sus planillas intactas.

No obstante, el panorama no es del todo claro, pues el gobierno impulsa una serie de iniciativas que despiertan la desconfianza de las personas en el tema laboral, por ejemplo, la creación de un programa de movilidad laboral voluntaria en la Caja Costarricense de Seguro Social y en el Instituto Costarricense de Electricidad.

Ambos proyectos, que ya están en marcha, pretenden que un porcentaje de los trabajadores de ambas instituciones tomen la decisión de retirarse para reducir gastos en pago de salarios, ofreciendo condiciones más atractivas para retirarse.

Adicionalmente, la administración de Laura Chinchilla lanzó recientemente un proyecto, en el cual pretenden reducir y eliminar una serie de incentivos de los que gozan los trabajadores del sector público, con el fin de disminuir las garantías laborales de muchos empleados, a fin de bajar costos para el presupuesto nacional.

Pero no solo el sector público da alertas en materia de desempleo. En los últimos días se hizo público que el Grupo Nación está llevando a cabo un proceso de adquisición, en el cual serían despedidos gran cantidad de empleados.

También fue público el despido masivo que llevó a cabo Red de las Américas Canal 44, cuando el dueño del canal, Manuel Polini, despidió a todos los trabajadores, a quienes les dio tres minutos para recoger sus pertenencias, escoltados por colaboradores de Polini.

Todo este panorama ha generado un ambiente de pesimismo en la población costarricense, la cual siente que no hay una verdadera defensa del trabajo, ni de las condiciones adquiridas históricamente.

 


Movilidad laboral atrae poco

Dos de las instituciones públicas que generan más empleos en Costa Rica están impulsando un proceso de movilidad laboral voluntaria, con el objetivo de reducir el gasto en sus planillas.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), proveen trabajo a 49.712 personas y 17.000 funcionarios, respectivamente, y buscan reducir el volumen de sus planillas, para así recortar gastos.

De acuerdo con Luis Fernando Campos, gerente Administrativo de la Caja, la iniciativa de la movilidad laboral se dio ante una situación financiera difícil, en la cual se ha presentado un aumento de los gastos y una disminución de los ingresos de las contribuciones de empleados, patronos y Estado.

Luego de un análisis, un grupo de especialistas recomendaron a la CCSS la reducción del número de plazas del nivel central de la institución, que está conformada por 3.400 empleados. Por lo tanto, la movilidad laboral, está dirigida a este sector de trabajadores.

“Es importante recurrir a un programa de este tipo para reorganizar el recurso humano de la entidad, permitiendo a la administración usar criterios técnicos de oportunidad y conveniencia para aprovechar los recursos y fortalecer la eficiencia en la prestación de servicios”, explicó el gerente.

A la fecha se han presentado a evacuar dudas sobre las condiciones de la movilidad laboral un total de 500 funcionarios y tres de ellos ya han formalizado su solicitud, lo que hace evidente que hay poco interés de los trabajadores de quedarse desempleados

Por su parte, Luis Chavarría, secretario general de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (UNDECA) considera que en estos momentos el proceso no tendrá un gran impacto, porque la gente no quiere quedarse sin empleo, pero sí le preocupa cómo podría afectar la fuga de talentos ante la posibilidad de que sean los profesionales que tienen oportunidades dentro y fuera del país, quienes se acojan al proceso.

La recomendación que hizo el dirigente es que las personas se asesoren bien, que no renuncien sin contar con un estudio económico y que no se dejen engañar con la historia de que la Caja está a punto del colapso y que se quedarían igual desempleados, como hacen creer a muchos.

“Pero esta movilidad no garantiza en absoluto que la planilla en oficinas centrales vaya a disminuirse o que se ahorren realmente muchos recursos, pues los puestos medios y altos, de profesionales que realizan labores administrativas seguirán funcionando”, detalló Chavarría.

El ICE también está llevando a cabo el proceso de movilidad laboral voluntaria, y más adelante implementará también la movilidad horizontal, es decir, que trasladarán personal de puestos determinados a otros cargos.

Según Jorge Arguedas de la Asociación Nacional de Técnicos de la Energía y Comunicaciones (ANTTEC), la entidad pretende reducir en 80 mil millones de colones de un presupuesto de 1,9 billones de colones.

“En primer lugar, la movilidad laboral voluntaria nunca ha dado resultados positivos, solamente se han inscrito 125 personas y lo que se piensa hacer es caótico para el ICE, porque se está cargando sobre las espaldas de los trabajadores la solución, pero no se han reducido rubros como la planilla paralela, contratación de asesorías, viáticos y demás”, argumentó el dirigente.

UNIVERSIDAD intentó obtener la posición de autoridades del ICE, incluso en la oficina de Prensa ofrecieron enviar las respuestas, pero al cierre de esta edición no se había recibido  su versión.

 


Zozobra en Grupo Nación

Aunque el vicepresidente Corporativo de la Nación, Daniel Robert, rechazó que el grupo sería adquirido por la Cadena de radio y televisión colombiana Caracol o el grupo español Prisa, lo cierto es que existe una gran incertidumbre en la compañía, debido a un proceso de reestructuración que se está llevando a cabo.

En una entrevista realizada a María Antonieta Chaverri, gerente general de Medios de Grupo Nación por la Prensa Libre, esta aseguró que no existe ninguna relación de venta, pero sí confirmó que hay una relación de socios con la española.

También confirmó que están en un proceso de cambio organizacional, en el cual se podrían dar cambios normales para responder a las necesidades y hábitos de la industria.

En un editorial publicado por Grupo Nación recientemente, se confirmó que el proceso que están llevando a cabo, sí incluye ajustes de personal, en algunas áreas habrá reducción de plazas, en otras, nuevas contrataciones. Habrá reubicación de recursos humanos existentes cuando sea necesario.

UNIVERSIDAD tiene información de que se han dado decenas de despidos a lo interno del Grupo.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Hace pocos días, saltó prácticamente  a  mis manos un libro de don Carlos Tünnermnann Bernhein, titulado: Cambio y transformación universitaria, del 2003. (·)Inicia el

En ese sentido, coincidimos con nuestro Rector, Licdo. Marcelo Prieto Jiménez, cuando manifiesta en comunicación pública: “(…) no existe ninguna razón para que el

Con esta ilustración se ofrecen en Internet espacios en la futura Marina Bahía Cocodrilo, en la zona sur del país. (Imagen: tomada de www.thecostaricamarina.com)La

Con el fin de atender y mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren de algún tipo de patología mental o pérdida

Conformación de la Asamblea Legislativa de acuerdo con  los resultados actuales, comparándolos según el sistema de votación vigente y la reforma propuesta por el

El déficit de las finanzas públicas en Costa Rica alcanzó el 2,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) hasta el mes de agosto,

El viejo bipartidismo (Partido Liberación Nacional –PLN– y Partido Unidad Social Cristiana –PUSC–) es parte de una historia política de logros encomiables, como la

La bancarrota de la CCSS es obra maestra  del PLN y del PUSC concebida, paso a paso, desde 1970, con precisión de cirujanos. Trasladaron enormes gastos
Semanario Universidad