Gobierno sale mal calificado en encuesta, pese a mayor confianza del consumidor

La percepción negativa hacia la labor del Gobierno se incrementó en 14.5%, pese a que hay una mejora en la confianza sobre el momento

La percepción negativa hacia la labor del Gobierno se incrementó en 14.5%, pese a que hay una mejora en la confianza sobre el momento económico actual.

La labor en materia económica del gobierno de la presidenta Laura Chinchilla alcanzó su peor calificación de parte de los consumidores el pasado mes de febrero, según la encuesta del Índice de Confianza del Consumidor (ICC) elaborada por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Mientras la confianza muestra una leve recuperación al subir 2.5 puntos de noviembre del 2010 a febrero del 2011, la calificación negativa al trabajo del Gobierno se disparó de 39.1% a 53.6% en los últimos cuatro meses.

A pesar de que la mayoría considera “pobre” la política económica de Chinchilla, la percepción de que es buen momento para comprar casa, carro y electrodomésticos  grandes, muestra una mejora, y son menos quienes esperan un incremento en el desempleo.

 

La encuesta del ICC se aplicó entre el 1 y 14 de febrero a 718 hogares con teléfono fijo,  a las personas que son el principal sostén económico familiar. Los resultados fueron dados a conocer el pasado 4 de marzo.

MEJORA EN LA CONFIANZA

El coordinador de esta encuesta, Johnny Madrigal, indicó que para esta ocasión el ICC muestra una leve mejoría al pasar de 47.8 a 50.3 puntos de noviembre a febrero, impulsado principalmente por una mejora en la percepción del momento actual.

“El 2010 se caracterizó por una  pérdida de la confianza de los consumidores. Estamos con la confianza en 50 puntos, por lo que  todavía no podemos hablar de optimismo. Lo más importante es que la pérdida de confianza en la economía que se venía dando en el último año, se revirtió en febrero”, comentó Madrigal.

Para el investigador, lo más correcto en este momento es decir que “se detuvo” la caída en la confianza, ya que aún no se alcanza el nivel mostrado en febrero del 2010, cuando el índice registró 54.2 puntos.

Madrigal llamó la atención sobre el hecho de que en todas las encuestas realizadas hasta el momento, la confianza siempre tiende a subir de noviembre a febrero, con excepción del año 2009 cuando iniciaba la crisis económica.

“Las razones son muchas, pero una que puede cobrar sentido aquí es que ya se ha pasado la “cuesta de enero”; cuando hacemos la encuesta  la gente se siente más optimista”, argumentó.

De noviembre a febrero la cantidad de personas “optimistas” pasó de 25% a 29.9%, mientras que los “pesimistas” se redujeron del 18.3% al 16.2%, y los “ambivalentes” (ni optimistas, ni pesimistas) pasaron de 56.7% a 53.9%.

El aumento en la confianza fue generalizado entre mujeres y hombres, por nivel educativo, nivel de ingreso y posibilidad de hacer gastos discrecionales (más allá de las necesidades), con  excepción de las personas más jóvenes (menores de 34 años), cuya confianza se redujo en 0.4 puntos.

De acuerdo con Madrigal, la confianza en el momento actual puede haber mejorado gracias a que la gente ya no siente los efectos de la crisis económica del 2009.

“Esto puede estar haciendo que se le ponga más atención a las noticias sobre la inflación moderada que están anunciando desde hace dos años, y también se le está poniendo más atención a la reactivación de la producción nacional”, afirmó.

Otro elemento importante es la baja en el tipo de cambio del colón con respecto al dólar, ya que la cantidad de personas que piensan que la moneda estadounidense aumentará de precio pasó de 54.1% en noviembre a 51.5% en febrero.

Los cambios que ha sufrido la política cambiaria en los últimos años ha hecho que ya no sean tantas personas las que tienen certeza de que el dólar aumentará, como sucedía en agosto del 2009, cuando opinaba así el 80.4% de los encuestados.

Donde sí hay mayor certeza es en el aumento en el precio de los combustibles, pues el 82.2% considera que habrá costos más altos en los próximos 12 meses, cifra que en noviembre era del 75.2%.

Los incrementos en los precios internacionales de los alimentos y las voces que anuncian una crisis alimentaria, tampoco parecen perturbar la percepción de los consumidores, quienes en un 65% afirman que no habrá escasez de alimentos.

BAJA NOTA

Madrigal explicó que a pesar las certezas del momento actual, no se puede decir lo mismo de las expectativas futuras, cuyo índice casi no tuvo movimiento con respecto a la medición anterior.

Si bien un 60.9% espera que sus ingresos se incrementen durante este año, el 48.2% considera que sus ingresos serán menores que el aumento de los precios, opinión que en noviembre pasado era del 37.3%.

Para Madrigal, otra de las razones para que no haya mayor optimismo hacia futuro, es la baja calificación que recibe la política económica del Gobierno, la cual es buena solo para el 10.2%, mientras que así pensaban en noviembre un 16.9%.

“El que se hable de un paquete tributario y nuevos impuestos, puede haber influido en esta baja en la calificación al Gobierno. Esa es la nota más baja que ha recibido este gobierno hasta el momento”, afirmó el académico.

Madrigal también consideró llamativo que, pese a esta baja calificación al Gobierno, sean menos los que consideran que el desempleo se incrementará este año, mientras que la expectativa por el aumento en la pobreza se mantiene casi igual que en la medición anterior.

Donde sí hay una notable mejoría es en la percepción del momento como “bueno” para la compra de casa, carro y electrodomésticos grandes (cocina, refrigeradora, etc.).

Quienes opinan que son “buenos tiempos” para la compra de casa pasaron de 26.7% en noviembre a 30.6% en esta encuesta, lo que muestra una paulatina recuperación desde agosto del 2009, cuando solo el 15.6% pensaba de esta manera.

Respecto a la compra de vehículo, los que piensan que es buen momento pasaron de 16.4% a 19.9%; lo que para el investigador si bien es poco, sí representa una notable mejoría con respecto a encuestas anteriores.

En criterio de Madrigal, las ofertas que han realizado recientemente las entidades bancarias para mejorar el acceso al crédito, principalmente en vivienda, podrían ser la principal causa en este repunte.

A esto se suma que prácticamente no hubo variación en la cantidad de personas que consideran que las tasas de interés serán mayores dentro de 12 meses, las cuales representan el 59.3% de los encuestados.


23% de los consumidores no reclama

En la última encuesta del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), se consultó a los entrevistados si habían recibido un servicio o producto defectuoso durante los últimos seis meses, a lo que respondieron que sí el 10.9%.

De estas personas, el 41% reclamó al vendedor y le arreglaron el problema, pero un 23.1% decidió no hacer ningún tipo de reclamo.

Otro 24.4% hizo el reclamo al vendedor, pero no le arreglaron el problema, y tampoco denunció el hecho; la denuncia sí la presentó el 2.9% de los entrevistados.

Los objetos que presentaron más problemas fueron los teléfonos celulares (25%), seguidos por los electrodomésticos pequeños (11.5%), los electrodomésticos grandes (9%) y las computadoras (9%).


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Voces de la oposición al Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (TLC) ven confirmadas con cada cable de la

Los Arias en realidad son tres. El tercero, irradiador, permite asomarse a la verdad efectiva de los otros. El ‘tercer Arias’, como los tres

Sindicatos magisteriales y otros gremios del sector público de Costa Rica desafiaron la reforma tributaria que impulsa el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla,

Cuando era un niño de cuatro años, su papá Ricardo le compró una moto y, desde ahí, nació su pasión por los deportes de

La enfermedad conocida popularmente como “Dragón Amarillo” de los cítricos es denominada también como Greening en Sudáfrica, debido a que el fruto del cítrico

El Ministerio de Educación Pública (MEP) presentó una propuesta que busca distribuir el curso lectivo en trimestres, lo que significaría que las vacaciones se

Un curso de la Escuela de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Costa Rica (UCR) analizó la eficiencia en la aplicación de técnicas de

La necesidad de hacer un cine que -lejos de atender los criterios de consumo masivo y complacencia- rompa desde lo más propio con los
Semanario Universidad