Gozan de alta popularidad: Elemento mujer podría pesar en decisión electoral

Aunque se afirma que el hecho de ser mujer no significa la solución a los problemas del país, figuras femeninas de la política son

Los discursos continuistas o la ausencia en la política se hacen a un lado para dar cabida a una efímera esperanza hacia figuras como Laura Chinchilla y Epsy Campbell, según encuesta.

Aunque se afirma que el hecho de ser mujer no significa la solución a los problemas del país, figuras femeninas de la política son favorecidas al percibirse como un cambio real en el sistema, del cual gran parte de la población está desencantada.

Según la última encuesta del proyecto Evolución de las Estructuras de Opinión Pública 4 de cada 10 personas dará su voto a la candidata del Partido Liberación Nacional (PLN) Laura Chinchilla, en tanto que su rival inmediato Ottón Solís del Partido Acción Ciudadana (PAC) le sigue muy de lejos con un 9.2% y Otto Guevara del Movimiento Libertario con 2,6% (Ver nota edición 1829 “Inseguridad y deterioro en sistema de salud preocupa a costarricenses”).
El sondeo reveló también que el barómetro político la aspirante verdiblanca cuenta con altos niveles de popularidad frente a sus contendientes. Mientras ella alcanzó un 45.8%, Solís obtuvo 28.8%.
Sin embargo, llama la atención que quien fuera aspirante por la candidatura del PAC, Epsy Campbell, tenga un porcentaje de 28,9 %, levemente superior al de Solís, 28.8%. Todo ello a pesar de que el candidato del PAC tiene a su haber dos campañas políticas anteriores, que le garantizaban mayor reconocimiento dentro de la población costarricense.
No se puede dejar de lado que Campbell cuando era diputada y compañera de Chinchilla durante la misma legislatura (2002-2006) tenían en común un buen nivel de popularidad.
Estos resultados han lanzado la interrogante entre especialistas de que si será que el  elemento mujer está pensando en la definición del voto para las próximas elecciones nacionales.

¿MUJER = ESPERANZA?

Los coordinadores de la encuesta, Jorge Poltronieri y Fabiola Alfonso, manifestaron a UNIVERSIDAD que con los resultados de la investigación se puede inferir que la presencia de una mujer significa una esperanza, más que un cambio.
Explicaron que un fenómeno usual es que cada cuatro años los niveles de popularidad de alguna figura política se incrementen. Para las elecciones pasadas sucedió con el presidente Óscar Arias, y hace ocho ocurrió lo mismo con Abel Pacheco. Sin embargo, esta acepción suele caer en picada con el paso del tiempo.
Poltronieri, docente de la Escuela de Matemática de la UCR, comentó que para las elecciones del 2010 se percibe que Chinchilla es la opción “menos mala”, pues Solís ha perdido credibilidad y Guevara peca por su demagogia.
De la misma forma, las agrupaciones de izquierda carecen de mucha fuerza y están divididas, circunstancia que les es cobrada.
Así, se prevé que la liberacionista acudirá a las votaciones sin un contrincante que la desbanque, permitiéndole ganar sin necesidad de una segunda ronda. Más que una ideología o coyuntura, la candidata puede representar a alguien capaz de salvar al país de la crisis en que está inmerso.
Ambos destacaron que muchas personas desean verla jugando un papel político importante, pero no el de presidenta.
“Ahí está pesando la figura femenina porque no es por ser del PLN, hay provincias que no son liberacionistas y la apoyan, lo que le resta puntos es más bien ser de ese partido”, comentó Alfonso.
Además no le han afectado los escándalos en los que ha estado involucrada la agrupación en las últimas semanas, pues nunca se le ha encontrado ningún cuestionamiento.
En el caso de Epsy Campbell, concordaron en que la presencia de la exdiputada en la contienda final habría provocado una lucha más pareja entre el PAC y el PLN, ya que en su opinión Solís no logró aglutinar las fuerzas de la oposición.
Por tal motivo, y a pesar de que la izquierda creció al 8% aproximadamente, mucha de esa ciudadanía preferirá darle el voto a un partido no tradicional.

TRAMPAS

La integrante del Partido Nueva Liga Feminista Ana Carcedo, aseveró que por el desprestigio y corrupción del sistema político, la población llega a pensar que la única manera de devolverle la reputación es con la llegada de las mujeres al poder. Existe un pensamiento de que la política hecha por hombres está corrompida, por ende, los y las habitantes apuestan a que sea distinto con las féminas.
Aunque es un logro que una mujer tenga opciones reales de llegar a ser presidenta, ese resultado no es de Chinchilla, sino que se daría por una trayectoria de lucha, razón por la  que muchas se oponen a su pretensión (Ver nota edición 1827 “Feministas refutan candidatura de Laura Chinchilla”).
“Juegan con que representa el cambio y borran la imagen del partido para no vincularla, parece diferente pero es una trampa, ella forma parte de un partido corrupto”, subrayó la especialista en estudios de la mujer.
La diferencia, prosiguió, es la personalidad de ella con Arias, pues es menos prepotente y tiene un discurso más populista. Añadió que aún así provienen de la misma lógica que conlleva a la ciudadanía a depositarle confianza, por el hastío y no querer más de lo mismo.
Reconoció que en el país hay experiencias de mujeres que han llegado a puestos importantes y no han cumplido bien con su trabajo.
Sobre los niveles de popularidad, opinó que no son lo mismo que caudal de votos. Era imposible que Campbell ganara en un partido como el PAC que muestra rasgos del patriarcado, expresó. Sin embargo, una victoria le habría dado la oportunidad de romper la hegemonía de los partidos tradicionales, todo el escenario político habría cambiado y la construcción de una coalición habría sido más posible.
Paola Brenes, psicóloga social, argumentó que no hay duda de que habrá personas que voten por Chinchilla por ser mujer, aunque aún no esté muy clara sobre la posición del género femenino en la política. Dicha situación confunde al pensar que ella representa un cambio y porque carece de una agenda a favor de las mujeres.
No obstante, hay otros factores que influyen más en su ventaja electoral, al ser la postulante de grupos políticos cercanos a las cúpulas empresariales que se favorecen por el desgaste del PAC.
“Los mismos ‘anticuerpos’ que la protegen son los que han protegido a los Arias, básicamente el apoyo de la clase política más poderosa que gobierna este país”.
Añadió que Campbell es una figura fresca al interior del partido rojiamarillo, en contraste con la imagen tradicional de Solís, lo que promovía que fuera una figura con peso político, a pesar de la pérdida de la convención interna.
Cree que es muy probable que si Epsy hubiera ganado esa etapa preelectoral, las cifras serían más favorables para esta agrupación.
Brenes impugnó que pese a la sensación de esperanza por la posible llegada de una mujer a la Presidencia de la República, las candidatas han tenido que desplegar una campaña “asexuada”, ya que los estereotipos aún dominan la esfera política.
Mencionó que conforme se vayan acercando los comicios, la campaña sexista se recrudecerá. Candidatos como Otto Guevara se valen de discursos populistas como el de cero tolerancia a la delincuencia, que han insinuado que una mujer en la presidencia no sería capaz de desarrollar una buena política en seguridad, concluyó.


 

Liderazgo más que género


UNIVERSIDAD buscó la opinión de los jefes de campaña del PLN y PAC sobre cuánto pesa el factor mujer frente a los comicios electorales.

René Castro
Jefe campaña PLN

“Sí pesa, no es el hecho definitivo porque Laura (Chinchilla tiene el apoyo de todos los géneros y edades, pero brinda un entusiasmo adicional. Ella tiene apoyo de mujeres jóvenes, profesionales y amas de casa, por su trayectoria y propuestas.
No tengo idea de cómo podría ser un enfrentamiento entre Epsy Campbell y Laura, que pertenece a una agrupación política muy grande. La competencia andaría parecida pero con Epsy perdería apoyo de mucha gente del PAC.”

Francisco Molina
Jefe campaña PAC

“No tiene gran peso que sea mujer, hace cuatro años las encuestas le daban más ventaja a Óscar Arias sobre Ottón (Solís), es un proceso normal porque ella tiene una base liberacionista, pero hay un sector que decide su voto hasta enero. No es que no pese, pero no creo que haga la diferencia. Chinchilla no tiene discurso femenino, seis de siete personas que encabezan su papeleta de diputados son hombres. Con Epsy, el nivel de popularidad no refleja necesariamente la intención de voto y en la campaña interna se mostró que Ottón es el líder”. 


 

 

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La rectora de la Universidad de Costa Rica (UCR), Yamileth González, reclamó al Gobierno el no haber tomado en cuenta a la institución en

Esto fue lo que hice y sentí al leer “La ladrona de libros” de Markus Zusak. Hasta el momento no me imaginaba a la

Su sátira daba cuenta de la estrategia del imperio romano de ofrecer trigo regalado o a bajo precio y entrada gratuita a los espectáculos

Mi paso por las dependencias de su Vicerrectoría de Investigación (VI) ha sido terrible. Recuerdo que desde que inicié la Maestría en Literatura recibí

Fundamentalmente se hablaba de procurar conseguir el contenido económico suficiente para mantener un equipo estable en la primera división y de acondicionar la infraestructura

 El material es editado a partir de las semblanzas hechas para el programa Era Verde del Canal 15 de la UCR y la producción

Casi cincuenta años jugando al tenis: sus proezas de niño cuando tomó una raqueta a los ocho años de edad y seis años después

Ésta va del mecanicismo y materialismo al vitalismo, del causalismo a la teleología, del cientificismo a la diversidad cognoscitiva (Rojas Z. 1991), de la
Semanario Universidad