ICT apuesta a Centro de Convenciones de $30 millones

La inversión en el Centro de Congresos y Convenciones no se recuperará, pero el proyecto será autosostenible, afirma el ICT. (Foto: Katya Alvarado)Institución niega

La inversión en el Centro de Congresos y Convenciones no se recuperará, pero el proyecto será autosostenible, afirma el ICT. (Foto: Katya Alvarado)

Institución niega que plan de austeridad aprobado sea para responder a compromiso financiero con los bancos.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) minimiza las críticas sobre la viabilidad del Centro Nacional de Congresos y Convenciones (CNCC) que se propone construir con un presupuesto cercano a los $30 millones (¢16.500 millones), junto al Centro Nacional de Abastecimiento y Distribución de Alimentos (Cenada) en Barreal de Heredia.

Tras demoras que datan desde que el presidente Abel Pacheco decretó el proyecto de “interés público” en el 2002, las autoridades del ICT dicen que ya tienen prácticamente listos todos los planos, diseños y permisos para entrar a la etapa de adjudicar a una empresa la construcción de ese centro de 15.000 m2, y están a la espera de obtener autorización de la Autoridad Presupuestaria del Ministerio de Hacienda, para elevar el límite de gasto de la institución.

Inicialmente, se había planeado que los bancos financiaran el 50% de la obra y el ICT el otro 50%, pero finalmente el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) y el Banco de Costa Rica (BCR) aprobaron un crédito de $6 millones por cada uno, y al ICT le tocará aportar $15 millones de sus recursos, para un total de $27 millones. Suma a la que habría que agregar el costo del avituallamiento del inmueble, del que no hay presupuesto definitivo aún, pero que se ha estimado entre $1 millón y $3 millones.

Reportes de la unidad coordinadora del proyecto mencionan que el “presupuesto detallado” incluye obras que hay que hacer en el CNCC y que no estaban previstas por la empresa Gensler −a la que le adjudicó la elaboración de los planos constructivos y la dirección técnica de la obra−, y que elevarían el costo a unos $35 millones.

Juan Carlos Borbón, gerente general del ICT, alegó que dicho presupuesto detallado no pueden darlo a conocer al público antes de que se publique el cartel de licitación de la obra, porque podría darle ventaja a alguna empresa.

Explicó, sin embargo, que en el costo inicial no estaba contemplada la exoneración de impuestos para los materiales de  esta obra pública, y al final se mantendrá en el rango de los $27 millones. Pero, incluso si se pasara, el ICT tiene “un colchón” de ahorro con el podría hacerle frente sin comprometer sus finanzas, ya que actualmente hay un superávit de $26 millones, afirmó.

Además, cree que los costos del avituallamiento del inmueble podrían bajar, si en lugar de comprar equipos de las marcas que se había pensado, se adquiere unos más económicos que cumplan con todos los estándares y requerimientos.

El CNCC se construirá en un terreno de 10 hectáreas perteneciente al Programa Integral de Mercadeo Agropecuario (PIMA), con frente a la ruta General Cañas en las inmediaciones de Ciudad Cariari, a 5 minutos del Aeropuerto Juan Santamaría y a no más de 15 kilómetros de los principales hoteles de la Gran Área Metropolitana.

El ICT planea adjudicar la administración de este complejo de salas de congresos, convenciones y exposiciones, entre otras reuniones, a una empresa con experiencia y contactos en este mercado. Sus cálculos son que con la puesta en operación del Centro se dé un crecimiento de 35.000 turistas por convenciones y reuniones cada año, y que crezca a 100.000 a partir del 2015, turismo que generaría cerca de $1,5 millones de ingresos para el ICT y entre $80 y $100 millones a la economía del país, por concepto de generación de divisas (ver recuadro).

TEMORES

Funcionarios que pidieron reservar su identidad, señalaron que los cálculos del ICT están basados en proyecciones que hizo The Innovation Group, la firma contratada en el 2009 para hacer el estudio de mercado para el CNCC.

Pero desde entonces ha habido cambios en el mercado internacional, donde presuntamente se estaría reduciendo la demanda de estos servicios, por causa del desarrollo de las tecnologías de información y comunicación, que merman los  requerimientos de concentraciones en espacios físicos. Además, en Costa Rica al menos tres empresas han desarrollado sus instalaciones para convenciones, lo que habría reducido el potencial mercado.

Al respecto, cabe señalar que un antecedente de obra estatal de este tipo en la región es el Centro de Convenciones Atlapa, de Panamá, que el gobierno ha puesto a la venta en $62 millones; luego de tres subastas, no ha encontrado comprador, por lo que ahora se habla de venderlo a mitad de precio.

Otro motivo de preocupación de los denunciantes es que el  ICT aprobó, en febrero pasado, un plan de “políticas y estrategias relacionadas con la racionalización de gastos”, que sería para poder hacer frente al compromiso financiero de la construcción del CNCC y el desbalance económico que representa para el ICT.

Preguntado sobre el particular, Borbón dijo que en el país nadie sabe más del mercado del turismo que los técnicos del ICT, y la entidad sí presentó un estudio de factibilidad, sin el cual el proyecto no habría sido aprobado por los bancos, el Ministerio de Hacienda y de Planificación.

Por otra parte, sostiene que no es cierto que haya tendencia a la reducción de este mercado internacional, y que más bien está en constante expansión, sumado a que en Costa Rica las empresas que hay no son competencia para el CNCC. “Los hoteles lo que tienen son centros de reuniones, incluso con capacidad para 900 personas o más y algunos con estándares internacionales, pero no  hay nadie que pueda atender más de mil personas, alimentarlas y manejar una plenaria y varias reuniones al mismo tiempo”, como podrá hacerlo el CNCC, comentó.

Las críticas al CNCC Borbón las consideró especulaciones de personas que temen que si situación personal pueda verse afectada.

“No podemos asegurar que el CNCC por sí mismo sea un buen negocio y mucho menos que se venga a recuperar la inversión. A lo que sí estamos apostando y estamos convencidos que puede pasar, es que el Centro puede ser autosustentable; es decir, que pueda sostenerse y tener un mantenimiento para continuar funcionando 15 o 20 años, sin necesidad de que el ICT esté cogiendo (fondos) para mantenerlo en funcionamiento”, señaló el funcionario, quien afirmó que estudian los errores que se han cometido en otras partes en proyectos similares, para no repetirlos aquí.


La ruta del nuevo ministro

El nuevo ministro de Turismo, Wilhelm von Breymann, dijo que aún no conoce todo, como para poder opinar con responsabilidad sobre el proyecto de construir el Centro Nacional de Congresos y Convenciones, donde la batuta la ha llevado Juan Carlos Borbón, gerente general del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

“Sí sé que se ha hablado mucho con Hacienda, con los bancos nacionales, con toda  la gente de finanzas y se han visto todos los casos al extremo, para estar seguros de que sea todo viable”, agregó.

Preguntado si el plan de austeridad en el gasto hasta el 2027 −que aprobó la junta directiva del ICT antes de que asumiera el Gobierno− no es una camisa de fuerza para su gestión, von Breymann aseguró que la austeridad  es uno de los objetivos del nuevo Gobierno, en el sentido de regular para hacer bien las cosas y no botar el dinero donde no vaya a haber una retribución.

Se está tratando de ahorrar donde sea posible y lógicamente hay que invertir en ciertas cosas donde no se puede ahorrar, porque justamente se trata de la promoción de Costa Rica en el extranjero; más bien lo veo como una inversión, porque se va a  tener una retribución de regreso, acotó.


Apuesta del ICT*

• Con la puesta en operación del Centro Nacional de Congresos y Convenciones, se proyecta un crecimiento de 35.000 turistas por año, que se sumarán al aumento anual cercano a 60.000 extranjeros, para un total cercano a los 100.000 visitantes, en turismo de convenciones y reuniones en el país a partir del 2015.

• Esta cantidad de turistas generará cerca de $1,5 millones de ingresos para el ICT y entre $80 y $100 millones a la economía nacional, por concepto de generación de divisas.

• Implicará cerca de 175.000 noches adicionales de hotel, lo que generaría ingresos privados cercanos a $7,4 millones.

*Fuente: “Instituto Costarricense de Turismo: Proyecto Centro Nacional de Congresos y Convenciones”


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Una de las conclusiones a las que se llegó durante el análisis del tema es la importancia de trabajar en conjunto con el Sinaes

Según el Informe Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental, las deficiencias señaladas pudieron evitarse con un trabajo interdisciplinario que protegiera aún más a los

Por el involucramiento que tuve en un intento de reapertura del Museo Regional de Guanacaste, debo alegrarme al conocer que el Museo Nacional nuevamente

Sus razones habrán tenido las distintas autoridades mundiales. Tal vez pensaron en el futuro, tal vez visualizaron cuán cuantiosos gastos de salud pública se

Desde noviembre el ambiente es incierto en el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia. Un proceso de transición generó una intervención que se prolongará hasta

El ministro de Ambiente y Energía, Édgar Gutiérrez, modificó su vehículo para que utilizara hidrógeno y mejorara su desempeño. (Foto: Katya Alvarado)Reconoce carencias en

Scott Morgenstern, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos. (Foto: Jorge Araya)“Siempre es difícil participar en un sistema

Fiscalidad en la medida de la capacidad. Luis Guillermo Solís será el nuevo designado para llevar la carga política de uno de los mayores
Semanario Universidad