Juguemos a la ronda…

Estados Unidos anuncia su intención de exportar libre de aranceles a Centroamérica una lista tan amplia de productos agropecuarios e industriales, y en un

Estados Unidos anuncia su intención de exportar libre de aranceles a Centroamérica una lista tan amplia de productos agropecuarios e industriales, y en un plazo tan corto, que pone al descubierto la débil visión común de los productores nacionales.

En Costa Rica es mayoritaria la preocupación por las consecuencias de un TLC con Estados Unidos.

Y el lobo estaba …y llegó como un arrasador tanque de guerra a la tercera ronda de negociaciones de un Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (TLC), realizada la semana pasada en la capital salvadoreña.

Si antes de este encuentro, Estados Unidos ya había causado preocupación en las industrias textiles centroamericanas, cuando anunció que solo permitiría ingresar a su mercado las prendas que utilizaran únicamente hilos estadounidenses o centroamericanos, esta discrepancia quedó aminorada cuando presentó sus otras expectativas.


Ese país hizo saber que quiere incluir en el tratado: pollo, carne bovina, cerdo, aves, lácteos, miel, huevos, despojos de origen animal, papa, cebolla, tomate, vegetales procesados, arroz, maíz, trigo, harina de maíz, harina de trigo, soya, aceite y grasas vegetales, productos de confitería, alimentos para infantes, conservas de maíz dulce, productos de panadería, jugos de frutas, papas prefritas, cereales de desayuno, cerveza y algodón entre otros.

Y, en el campo industrial, todo lo relacionado con tecnología de la información, sector químico, fertilizantes, plásticos, maquinaria agrícola e industrial. (Comunicado de Prensa, CP-310, COMEX, 4/04/2003)


Además, EE.UU. expresó su voluntad de que el plazo de desgravación arancelaria para este TLC sea de apenas 10 años, según lo usado en el marco de la Organización Mundial de Comercio OMC), mientras que los países centroamericanos buscan plazos más flexibles, de hasta 15 años, como se pretende establecer en el marco del Área de Libre Comercio de las Américas.

A pesar de este apresto de «hombre fuerte del barrio», la jefa del equipo negociador costarricense, Anabel González, dijo a UNIVERSIDAD sentirse «muy satisfecha», y considerar «muy positivo» el balance de la ronda.

«Centroamérica presentó sus propuestas en la gran mayoría de los capítulos y eso nos permite tener un panorama muy claro del tipo de TLC que quiere la región y del tipo de TLC que quiere Estados Unidos, lo cual nos permite trabajar de aquí en adelante en una visión común», dijo.

No obstante, los planteamientos de EE.UU. atentan directamente contra la posición sostenida por algunos sectores centroamericanos, como los dedicados a la producción avícola, de lácteos y de hortalizas, quienes aspiran a ser excluidos del TLC debido al peligro que significaría para su competitividad ser invadidos por la competencia estadounidense.

De hecho, según diversos reportes de prensa, el anuncio estadounidense de que presionará por incluir «todo» sacó al fresco las diferencias entre las pequeñas y medianas empresas, los sectores agropecuario y exportador, y la indiferente actitud de «sálvese quien pueda» de cierto sector industrial.

Según el enviado especial de La Nación, Marvin Barquero, también hubo críticas al flujo de información de parte del equipo de negociación costarricense hacia los representantes de los sectores productivos reunidos en el llamado «cuarto adjunto» («Grietas entre el sector privado de países del istmo», LN, 4/04/03). Sin embargo, el citado comunicado del COMEX afirma que «Anabel González se reunió durante esta semana en tres ocasiones con los representantes del sector productivo y la sociedad civil en el cuarto adjunto nacional en donde les brindó en ambas ocasiones un amplio informe de los avances en las distintas mesas de negociación.»


TELECOMUNICACIONES: ¿NUEVO ESCENARIO?


Estados Unidos también reiteró su decisión de que las telecomunicaciones se incluyan en el TLC. Pero, según informó el salvadoreño Diario de Hoy, en una conferencia de prensa realizada el pasado 4 de abril, la negociadora de ese país, Virginia Vargo, dijo que esto no implicaba necesariamente privatizar, sino «abrir» las telecomunicaciones en los cinco países de la región «mediante el sistema de interconexiones, es decir, que un operador privado compre el servicio a la institución estatal o privada que lo maneje.» (DH, 5/04/03).

UNIVERSIDAD consultó a González si esta variación de la posición estadounidense podría llevar a que, a su vez, Costa Rica considerara alguna forma de inclusión de las telecomunicaciones  en el TLC. Respondió que «la definición de este tema compete al Presidente.»

Poco después, mediante un comunicado, la Casa Presidencial anunció que no variaba su posición de excluir este sector del Tratado. No obstante, la cercanía manifestada por el presidente Abel Pacheco a la administración Bush con su apoyo a la invasión de Irak, y el encuentro de ambos el 10 de abril en Estados Unidos, llevó al Frente Interno de los Trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad a reiterar su compromiso con la defensa del carácter público de los servicios que brinda.


¿IGUAL QUE SINGAPUR?


En cuanto a las reglas de juego laborales en discusión por las partes, la información es menos clara. Según el COMEX «los países hicieron un repaso del tema laboral en el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Singapur, y acordaron que para la próxima reunión Estados Unidos procurará presentar una propuesta de texto para el capítulo laboral.»

Además, afirma que «durante esta ronda de negociación, el grupo laboral, tal y como se acordó, conoció los regímenes laborales de cada una de las partes, a través de la presentación de los diversos Ministerios de Trabajo de la región» y «se analizó el tema de cooperación, en el cual se habló de la disponibilidad de fondos existentes para crear programas dirigidos a dos áreas especificas: la promoción de los derechos laborales básicos y el trabajo infantil.»

En cuanto a lo ambiental, según el COMEX, «Estados Unidos indicó su interés de desarrollar un acuerdo de cooperación ambiental como un instrumento independiente del Tratado de Libre Comercio, lo cual será analizado por Centroamérica.»

Todos estos temas comenzarán a ser discutidos en la cuarta ronda de negociaciones, que tendrá lugar del 12 al 16 de mayo, en Guatemala. Pero antes, los negociadores centroamericanos se reunirán con el sector privado de la región, el próximo 28 de abril, en Honduras.


MENOS INGRESOS PÚBLICOS


Que Estados Unidos quiera incluir «todo» en el TLC, no quiere decir que ese «todo» incluya lo que no le conviene. Así, el único acuerdo de la ronda fue excluir de las negociaciones «toda disposición que obligue a las zonas francas a renunciar a los subsidios de exportación que actualmente reciben.» (COMEX, ídem).

González «resaltó la importancia de este primer acuerdo, en tanto garantiza a este sector que su situación continuará regida por las reglas de la OMC. Queda en discusión el tratamiento a dar a la exoneración de aranceles de los regímenes de promoción de exportación.» (Ídem)

Es decir, que el estado costarricense continuará exonerando del pago de impuestos a las empresas que operan en las zonas francas. Sumado a esto, el Ministro de Hacienda, Jorge Wálter Bolaños, estima que el fisco dejará de percibir unos $40 millones en impuestos, una vez que entre en vigencia el TLC. Según La Nación, «el jerarca agregó que esa cifra será compensada por otros beneficios que traería el acuerdo», aunque no explicó cuáles. Entre tanto, la deuda interna y la «crisis fiscal» seguirán siendo motivos convenientes para reducir el gasto público…

¿Ecos de guerra?

* La prensa tica y salvadoreña pareció no olvidar que Centroamérica negocia con el imperio, que

además recurre a la guerra cuando le interesa. Así, como en la estrategia militar vigente en Estados

Unidos, hubo referencia a temas de «alta intensidad» y de «baja intensidad», así como que «la potencia

norteamericana pidió abrir el mercado de las telecomunicaciones».

* También se dijo que Costa Rica podría exportar a EE.UU chalecos antibalas y «en compras del sector público relanzaría a empresas textiles (venderían uniformes y otras prendas

para entidades públicas de Estados Unidos).» ¿Serán para el Ejército?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Para los meses de marzo y abril, la Cámara Costarricense del Libro realizó un foro  distribuido en dos mesas redondas por semana, acerca de

Los jugadores de la Selección Infantil de Fútbol que lograron clasificarse al Mundial, salen de un proceso que abarcó a 9000 muchachos. Alonso Salazar,

He aquí una de las más bellas opciones literarias que se encuentran en librerías. El poeta argentino Jorge Boccanera nos ofrece este ejercicio de

El nuevo director administrativo del Centro Nacional de la Música desarrollará un plan a largo plazo que busca un respaldo económico para la Orquesta

El siguiente es el texto de la carta de renuncia de John Brady Kiesling, embajador de EE. UU. en Grecia, al Secretario de Estado

La asociación Art Directo, acaba de sacar el tercer volumen del Directorio de Plástica en Costa Rica. Este precioso libro de empaste de lujo

La Zona Norte es rica en atractivos turísticos. Sin embargo, para desarrollar su potencial en este campo la comunidad empresarial clama porque el gobierno

Estados Unidos anuncia su intención de exportar libre de aranceles a Centroamérica una lista tan amplia de productos agropecuarios e industriales, y en un
Semanario Universidad