Nebulosa rodea ingresos de sindicatos de educación

En la mesa de negociación los líderes sindicales dieron voz a las bases, que exigían el pago completo de los salarios atrasados. (Foto: Katya

En la mesa de negociación los líderes sindicales dieron voz a las bases, que exigían el pago completo de los salarios atrasados. (Foto: Katya Alvarado)

¿Cuánto dinero ingresa al sindicato mensualmente por las afiliaciones?, preguntó UNIVERSIDAD a organizaciones magisteriales.

“Ese dato no se lo puedo dar así, no estoy autorizado a darlo”, respondió el secretario de Finanzas del Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC), Edwin Porras, aunque reconoció que “el presupuesto varía, porque se afilia y desafilia gente todo el tiempo”.

Porras además señaló que los mismos problemas de pago que sufren los docentes, merman los ingresos sindicales.

Al presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante, se le preguntó lo mismo y argumentó desconocer el monto, por lo que solicitó hablar con el contador de la asociación, Marvin Lizano, quien no atendió las llamadas telefónicas.

Hablar del dinero que manejan las estructuras gremiales, luego de una huelga que se extendió por más de cuatro semanas y en la que se exigió el pago íntegro de salarios a educadores, es un tema sensible.

Las finanzas de los sindicatos de educación son una nebulosa tan grande y enredada, que ni siquiera la Tesorería Nacional del Ministerio de Hacienda −a cargo de Marta Cubillo− tiene cuantificado el monto que transfiere por deducciones salariales a estas organizaciones de trabajadores.

UNIVERSIDAD consultó a los principales líderes sindicales y la duda persiste. Asimismo, en la oficina de prensa del Ministerio de Hacienda adujeron que no existe un registro del dinero que el Estado traslada a los grupos. El dato está en “construcción”, argumentaron.

En concreto, los gremios de educación tienen al menos 114.000 personas afiliadas, aunque algunas no están activas.

La mayoría de docentes sindicalizados son de la ANDE, y del SEC, aunque no tan atrás está la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE).

Mensualmente a cada afiliado se le rebaja en promedio el 1% de su salario. Algunos sindicatos, como ANDE, tiene una tarifa de inscripción que es de ¢15.000. Todo esto está contemplado en los estatutos que rigen a los gremios.

En promedio, más de la mitad de lo que perciben en ingresos se destina al mantenimiento y expansión de la estructura. Esto, de acuerdo con sus estatutos.

El SEC dispone en su artículo 146 financiar este rubro con un 70%, mientras que la APSE en su apartado 70, establece el 60%.

Los sindicatos además prevén la conformación de un fondo de contingencia, que sería utilizado “ante cualquier eventualidad derivada de acciones reivindicativas, a juicio de la directiva nacional” (véase: Fondo de Contingencia se consume en gastos operativos).

En caso de que los sindicatos llegaran a desintegrarse, su patrimonio económico y material sería trasladado a la Federación o Confederación sindical a la que estén afiliados.

BUROCRACIA SINDICAL

Como toda estructura burocrática, los sindicatos están atados de manos y pies en materia de ayuda financiera a sus agremiados.

Al menos así se evidenció durante la última huelga del Magisterio, que incorporó a las tres grandes representaciones de maestros y profesores de todo el país.

“Somos sindicatos, no asociaciones solidaristas”, expresó Ana Doris González, líder de la APSE, luego de que se le consultara por qué las asociaciones no asumían el pago de salarios hasta que el conflicto fuera resuelto, para evitar así que la huelga se hubiera prolongado.

González arguyó que solo mediante  las entidades financieras con las que cuentan los educadores –Caja de ANDE, Junta de Pensiones del Magisterio− se podría haber llevado ayuda económica a los docentes.

Para ello, era necesario un convenio con Hacienda, explicó el presidente de la ANDE, Gilbert Cascante, quien agregó que la propuesta fue presentada ante la ministra de Educación, Sonia Marta Mora; “el ofrecimiento no tuvo eco en el Ejecutivo”, señaló Cascante.

Según los estados financieros de la Caja de ANDE, se registraba al 31 de marzo pasado, un total de ¢664.659 millones en activos; al 1 de enero el aporte real de los asociados ascendía a ¢18.860 millones.

“Ellos en todo momento nos pidieron que el pago se hiciera mediante Integra2”, reafirmó Cascante. Asimismo, el líder de la ANDE indicó que los sindicatos no tenían los recursos para asumir el pago.

La huelga de educadores acabó el pasado 2 de junio, luego de que los sindicatos aceptaran un pliego de propuestas en una negociación intermediada por el arzobispo de San José, José Rafael Quirós.


Comprometidos y en pie de lucha

Las voces y rostros de los líderes sindicales que encabezaron la huelga de docentes estuvieron presentes durante las últimas semanas.

“El que no entiende todavía para qué es un sindicato, es que no comprende la palabra solidaridad”, afirmó Ana Doris González. “Un trabajador solo, no puede defenderse de la mano opresora del patrono”, agregó.

González tiene 24 años de trabajar para el Ministerio de Educación Pública y 20 de pertenecer a la APSE; aún no se encuentra pensionada y en diciembre del 2015 regresará al Cindea de San Carlos, a impartir lecciones. “A mí me legitiman las luchas que he dado en las calles, en defensa de los trabajadores”, aseveró.

Por su parte, Gilbert Cascante, presidente de la ANDE, desde hace 30 años pertenece al Magisterio Nacional, luego de trabajar como docente rural.

Díaz recordó que su primera lucha sindical en la década de los 80 fue por el tema salarial: “con problemas de pago siempre”, criticó.

Antes de asumir la dirigencia de la ANDE, Cascante se desempeñaba como docente en la Escuela del Hospital Nacional de Niños. Hizo ver que “todo lo que han sufrido los educadores lo he sufrido yo también”.


Fondo de Contingencia se consume en gastos operativos

En los estatutos fundacionales de los gremios de educación, se dispone la creación de un fondo monetario denominado de “contingencia”, que oscila entre el 1% y el 2% de lo que se recauda.

Pero, este dinero se emplea en algunos casos para cubrir los gastos operativos y de logística que supone el ir a una huelga, así lo reconoció Ana Doris González de APSE.

“En la huelga el sindicato hace una inversión millonaria”, aclaró González, quien explicó que todos los egresos de la huelga los asumen los sindicatos.

Igual situación se presenta en el SEC, en donde el fondo de contingencia se utiliza para sustentar la huelga, pagar transporte, alimentación y hasta espacios en medios de comunicación.

“Es para gastos de huelga; si algún agremiado tiene problemas se le puede ayudar un poquito”, indicó el secretario de Finanzas del SEC, Edwin Porras. El dinero es canalizado mediante las 126 estructuras base del sindicato, que representan a esa organización en todo el país.

Por su parte, la ANDE recurrió a ayudas en especie, tales como comidas y pequeñas ayudas financieras a quienes presentaran las mayores dificultades financieras. El fondo de contingencia lo utilizan normalmente para normalizar la situación de los educadores, luego de los movimientos de protesta.

Sin embargo, en este caso no se utilizará el dinero, ya que el Ministerio de Educación viene regularizando los pagos, por lo que no sería necesario, indicó Gilbert Cascante.

De acuerdo con Cascante, en el próximo congreso extraordinario −en un mes− se revisará  el estatuto para una eventual reforma, ya que buscarán que el fondo sea utilizado durante la huelga y no posteriormente.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Selección de Costa Rica sorprendió a propios y extraños en su partido de estreno en Brasil 2014 con un sonoro triunfo de 3

En la demanda contra la Contraloría General de la República, Recope calculó el perjuicio financiero que sufrió por tener congelados los $50 millones que

Cuando tiraron aquel  último palazo de tierra sobre el pescador de la “Risotada” sepultaron  también  la ilusión  de ver cerrado el COSEVI, funcionando por

El escritor, periodista, primer ministro de Cultura y político, Alberto Cañas Escalante, falleció hoy minutos antes de la 1 p. m. Cañas tenía 94 años.Cañas

La cercanía con los pueblos pesqueros es uno de los motivos por los que el presidente Solís designó a Meneses, con la intención de

Sumergiéndose en una trama que gira sobre varios ejes, Los ojos del antifaz de Adriano Corrales Arias (Perro Azul, San José, 1999; Ediciones El

Costa Rica sorprendió al mundo con su victoria de 3-1 sobre Uruguay y los ticos en Copacabana lo celebraron a lo grande

En cuanto lo hicieron pasar, Carner comprendió que aquel viernes iba a ser distinto. Creyó recordar tímidas premoniciones, trató de protegerse despidiéndose de la
Semanario Universidad