Otto Guevara, candidato del Movimiento Libertario: Somos el partido que ha enfrentado con más fuerza al poder hegemónico

Para el aspirante presidencial del Movimiento Libertario, Otto Guevara Guth, su rival Laura Chinchilla –del Partido Liberación Nacional- es la representante de la alianza

Hace rato nos desmarcamos de la ultraderecha, sostiene el candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara.

Para el aspirante presidencial del Movimiento Libertario, Otto Guevara Guth, su rival Laura Chinchilla –del Partido Liberación Nacional- es la representante de la alianza entre los poderes económico, político y mediático, y solo su agrupación se ha enfrentado con fuerza a esa troica.

Así lo afirmó en una entrevista con este Semanario el pasado 15 de enero, en la cual participaron Laura Martínez (directora), Ana Incer (jefa de Redacción) y Eduardo Ramírez, quien procesó resumió sus respuestas. 

Desde 1998 hasta la fecha usted ha evidenciado cambios sustanciales en su concepción libertaria de lo que debe ser el Estado costarricense y su administración. ¿A qué obedecen estos giros tan radicales?

-Nuestro partido, concebido y fundado en 1994, y que nace a la vida jurídica el 14 de febrero de 1997, casi desde sus inicios empezó un proceso de transformación cuando tuvimos la oportunidad de poner un pie en la Asamblea Legislativa y constatamos que en la gran política, no todo era blanco y negro. Una denuncia contra directivos que tomaron recursos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para entregárselos al Gobierno, marcó un cambio entre lo que se decía en los 90 y lo que en la práctica estábamos haciendo en 1998. Nuestro partido fue madurando con el tiempo. He ido madurando como dirigente político y en este proceso nos hemos dado cuenta de que algunos de los postulados –que desde un punto de vista muy academicista se escribieron en los 90- eran inviables.
Hay una columna vertebral que sí se mantiene en la agrupación y que quizás caracteriza su identidad y que sirven de anclaje ideológico y programático: la defensa de las libertades individuales (propiedad privada, comercio libre), la fortaleza del Estado para defender a las personas, la separación de poderes, desconcentración del poder, libertad de prensa y expresión.

Usted ha centrado su campaña en la seguridad ciudadana y ha prometido que apenas asuma el poder declarará emergencia nacional este problema. ¿Por qué, siendo usted abogado, promete medidas que resultarían contrarias a la Constitución y la legislación del país, como declarar emergencia y taparle la cara a las personas detenidas?

-No estamos diciendo que vamos a echar mano a la ley de emergencias, pues no estamos frente a una catástrofe. Tiene que ver con que vamos a darle dentro de las prioridades que uno establece, un primer lugar. Cuando digo emergencia, es para que todos los actores dentro del Poder Ejecutivo estemos en la misma onda y que nuestras acciones en los ministerios e instituciones autónomas, estén relacionadas con la atención de la inseguridad que vivimos. Respecto de acciones como no tapar la cara de las personas detenidas, hay muchos países que son suscriptores de convenciones de derechos humanos al igual que nosotros, y que enfrentan al sospechoso con un debido proceso para que se defienda; pero allí no se les oculta la cara, ni los policías salen corriendo para hacerlo. Aquí en Costa Rica esa práctica ha tenido que ver con no entorpecer el proceso de reconocimiento que debe hacer una víctima con su victimario. Hay delitos donde no es necesario hacer este reconocimiento y se puede empezar por ahí, con personas que son capturadas en clara comisión de un hecho ilícito.

El Fondo Nacional de Seguridad es una de sus propuestas para financiar la seguridad ciudadana, y se haría con excedentes y utilidades de instituciones como RECOPE,  INS, ICE, RACSA, bancos. Pero los pronunciamientos de la Sala Constitucional y de la Contraloría, señalan que esos recursos no se pueden destinar a propósitos ajenos a los de estas entidades, las cuales deben operar casi al costo. ¿Piensa modificar las leyes de estas instituciones para poder lograr esto?

-Para lograr esto necesariamente hay que modificar sus leyes, pues no se puede hacer así no más. Tiene que haber una ley que efectivamente autorice a donar un excedente operativo. Vamos a impulsar la modificación legal pertinente, para tener el acceso a esos recursos.

En 1998 usted planteó que la afiliación al seguro social debería ser voluntaria. En su plan de gobierno actual ya no se refiere a este tema. ¿Todavía cree que al país no le conviene tener un sistema de seguridad social solidario?

-Eso se escribió en un folleto de 1995, dos años antes de que fuera inscrito el Movimiento Libertario. Dije antes que una de las primeras cosas que hizo este partido cuando llegó en 1998 a la Asamblea Legislativa, fue denunciar el desvío de fondos de la seguridad social para financiar el Estado. Esa idea nunca ha estado en ningún plan de gobierno nuestro. Hemos defendido el tema de la seguridad social costarricense y creo que nadie ha hecho más por ella que yo, con la lucha para quitarle las amarras a las inversiones de la CCSS, que antes era la caja chica del gobierno. Hemos dicho que el nuestro es un partido liberal moderado, al que hemos ajustado a la forma de ser del costarricense, a su idiosincrasia, y buscamos –sin perder la columna vertebral nuestra- ser el partido que defiende las libertades individuales y públicas.

¿Sigue creyendo que debe eliminarse la ley del salario mínimo?

-Esta ley se va a mantener en nuestro gobierno. Si se ve el plan de gobierno nuestro en el pasado y para lo que viene, por ninguna parte se ve esta eliminación. Somos partidarios de no hacer esas largas listas de salarios mínimos para todas las categorías de empleos, pero sí tener uno mínimo general de la persona de más bajos recursos. No es mediante la asignación de un salario mínimo para los distintos puestos, que vamos a terminar con la pobreza.

En un eventual gobierno suyo, ¿reducirá el aparato público, tal como lo plantea la doctrina libertaria?

-De nuevo recurro a los planes de gobierno del 2006 y 2010. El último plan dice que vamos a sacar al Estado de una actividad económica: no va a seguir produciendo guaro. Pretendemos abrir el monopolio de la Fábrica Nacional de Licores (FANAL) y facilitar la adquisición de su infraestructura , en un principio a cooperativas de productores, para que puedan comprarla en términos ventajosos, pero abierto a la competencia. También impulsaría la apertura del mercado de los hidrocarburos, y pararía la locura de la refinadora con China, ya que el aporte de $1.000 millones que Costa Rica tendría que hacer a esa empresa conjunta no lo tenemos, y las proyecciones económicas indican que no sería rentable para el país. Además, fundiríamos el CONICIT con el MICYT, y la T del MINAET se la pasaríamos al MICYT, para ir concentrando el MINAE en lo que debe ser: un ministerio de ambiente. La Dirección de Geología y Minas se la pasaríamos al Ministerio de Economía u otro. Al Ministerio de Salud lo sacaríamos de la rectoría del sector social, para que se convierta en rector del sector salud, que es tan importante y que está tan descuidado: el que mucho abarca poco aprieta y eso están pasando con ese ministerio actualmente. Asimismo, cerraríamos la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) -la policía secreta de Rodrigo Arias (ministro de la Presidencia)-, y esos fondos irían hacia seguridad pública y el Organismos de Investigación Judicial (OIJ), al igual que el programa de delegados presidenciales.

El candidato del PUSC, Luis Fishman, dice que usted y Laura Chinchilla representan la ultraderecha y que por lo tanto son un peligro si llegan a gobernar el país. ¿Qué opina de esta afirmación?

-Creo que don Luis ni siquiera tiene claro que entiende por derecha o extrema derecha. Nosotros desde hace rato nos desmarcamos de esa clasificación lineal y simplista de izquierda y derecha. Defendemos libertades, económicas, individuales, públicas. Somos enemigos del mercantilismo, del capitalismo salvaje que afecta la calidad de vida de todos. Esa alianza perniciosa entre poder económico y poder político, afecta a todos. Nosotros somos hoy, quizás, el partido que más fuertemente se enfrenta a ese poder hegemónico, al cual pertenece incluso el poder mediático, como el poder de La Nación. Directivos de La Nación como Luis Liberman y Jorge Walter Bolaños salen a meterse en Liberación Nacional, uno como candidato a vicepresidente y otro como encargado de finanzas. El PLN de hoy es el partido de La Nación. Estamos hablando de una alianza entre grupos de poder económico, mediático y político. Laura Chinchilla representa esa alianza y por eso llamo respetuosamente a los costarricenses a que nos respalden, porque representamos la opción política que tiene mayor posibilidad de sacar del poder a los Arias, a su protegida y a la mencionada troica.

¿Los casinos están con usted?

-Los casinos de nosotros han recibido únicamente la defensa de los puestos de trabajo, de una actividad económica que es legal. No hay ningún empresario de casinos con nosotros. Fue Óscar Arias quien legalizó los casinos entre 1986 y 1990.

La filosofía libertaria promueve la eliminación de los controles y requisitos que supuestamente obstaculizan el desarrollo del país. Dentro de este concepto de desregulación, ¿cómo garantizaría a la ciudadanía el derecho constitucional a disfrutar de un ambiente sano y de una buena calidad de vida?

-Por la preocupación que tenemos por ese tema, me aboqué a buscar una persona que me acompañara en la fórmula presidencial, que tuviera un gran prestigio nacional e internacional en el tema ambiental. No importa que estuviera en otro partido (PLN) y por eso invité a Lorena San Román a que me acompañara en la fórmula presidencial, precisamente para dar una señal muy clara del nivel de compromiso que tenemos sobre ese tema. El tema ambiental para nosotros es fundamental. Estamos aquí en este pedacito de tierra y tenemos que cuidarlo no solo para nosotros, sino también para las futuras generaciones.
 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Para el aspirante presidencial del Movimiento Libertario, Otto Guevara Guth, su rival Laura Chinchilla –del Partido Liberación Nacional- es la representante de la alianza

Los aspirantes a la presidencia consultados por UNIVERSIDAD, mantendrían el actual sistema de financiamiento a las universidades estatales, y la mayoría aboga por un

Virginia Pérez Ratton, Premio Magón de 2009, reconoce en esta entrevista que ha sido crítica con el Ministerio de Cultura y que  no era

Con una manifestación realizada el 13 de enero ante Casa Presidencial, el Frente de Comunidades Costeras insistió ante la Presidencia de la República sobre

Omar Quesada, estudiante de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica (UCR), comenzó su tesis de graduación con un objetivo: modificar las formas en

Delegados del Partido Acción Ciudadana (PAC), Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Partido Liberación Nacional (PLN), Movimiento Libertario, Alianza Patriótica y Frente Amplio que aspiran

Pese a que el tema sobre la legalidad del fotocopiado ocupa el lugar once en la agenda de la Comisión de Asuntos Jurídicos de

El desdibujamiento ideológico de los partidos políticos ha crecido en las últimas décadas a un punto tal que ya no responden a los principios
Semanario Universidad