Ovejas que comen lobos: lo igual de lo diferente

La veda electoral acabó y un nuevo disparo reanudó la carrera electoral. Cada vez se acerca más el 2 de febrero. Por esto, los

La veda electoral acabó y un nuevo disparo reanudó la carrera electoral. Cada vez se acerca más el 2 de febrero. Por esto, los candidatos se disponen a dar sus ‘golpes maestros’ en estas semanas.

Resulta notorio que los aspirantes a la presidencia comienzan a darles una relevancia más pronunciada a sus adversarios. Los ataques directos que usualmente estaban presentes en los anuncios de Otto Guevara dejaron de estar ‘privatizados’.

El filósofo cultural Mijaíl Bajtín decía que necesitamos de un otro para reconocernos, para tener un referente del cual diferenciarnos. En materia electoral, los candidatos se presentan como una opción novedosa, como un nuevo camino; hasta Johnny Araya se ha querido desligar de los ‘mismos de siempre’ del PLN.

A nivel discursivo, la actual campaña evidencia el funcionamiento de un cuadrado ideológico. Propuesto por el analista del discurso Teun van Dijk, este implica que las agrupaciones políticas les dan énfasis a sus cosas buenas y a las malas de sus oponentes; minimizan sus aspectos negativos pero resaltan lo nocivo de otros grupos.

Un caso al que se le debe de prestar atención es el del video viral Nuestro nombre es Costa Rica, producido por estudiantes de la UCR. Este critica un modelo de desarrollo e insta a un voto crítico en contra de los grupos de poder hegemónicos, recordando sucesos como el del “memorándum del miedo”, autoría del entonces vicepresidente Kevin Casas. En contrapartida, la Juventud Liberacionista realizó una versión ‘apócrifa’, con el mismo nombre del video, en el que se critica el mensaje del primero. Se resaltan los avances del actual modelo pero no se da ni una mención al episodio del memorándum. Podemos observar, así, cómo funciona el cuadrado ideológico.

El último spot de Luis Guillermo Solís muestra, también, esta tendencia. Recrea la experiencia de la ‘casa de sustos’ de un parque de diversiones, se ridiculizan los discursos de los contrincantes más cercanos del Partido Acción Ciudadana, se resaltan sus aspectos negativos, se afirma que con Costa Rica “no se juega”.

Todos los partidos alaban sus propias propuestas y señalan las de los demás. Desde Villalta hasta Piza, todos se están apuntando mutuamente. En el fondo, la estrategia discursiva es la misma, lo que cambia es el emisor.

Al final, se dice quién es el ‘malo de la película’ pero no cómo el ‘superhéroe’ va a salvar a su país. ¿Identificar a los “mismos de siempre” no es hacer lo mismo de siempre?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Un total de 452 juntas receptoras de votos –de las 6 454 que se abrirán en todo Costa Rica el próximo 2 de febrero

El despliegue del proceso electoral costarricense que culminará en febrero ha presentado novedades respecto de los que han marcado la transición entre siglos. Asimismo,

Juan Gelman ha muerto un 14 de enero del 2014.Poeta y periodista, vivía desde hace algunos años en México DF, desde donde escribió sus

Con motivo del fallecimiento del escritor costarricense Samuel Rovinski, el 13 de agosto del año pasado, el doctor Arnoldo Mora hace un análisis atinado

Otto Guevara, José María Villalta, Luis Guillermo Solís y Rodolfo Piza firmaron un compromiso con Transparencia Internacional para combatir la corrupción. (Foto: Javier Córdoba)La

Cerro Pelón, lágrimas de barroLos seis relatos de “Cerro Pelón, lágrimas de barro” se pueden ubicar dentro de una corriente que podríamos llamar de

Cinco jóvenes esperaban a Aracelly Elizondo, administradora del Mirador Nemaclys, para que ella abriera el portón de la propiedad.Era un sábado 14 de diciembre,

El 11 de diciembre de 2013 Semanario Universidad publicó que María Elena Arce Barrantes, cédula de identidad número 2- 219 -781, con
Semanario Universidad