Ovejas que comen lobos: lo igual de lo diferente

La veda electoral acabó y un nuevo disparo reanudó la carrera electoral. Cada vez se acerca más el 2 de febrero. Por esto, los

La veda electoral acabó y un nuevo disparo reanudó la carrera electoral. Cada vez se acerca más el 2 de febrero. Por esto, los candidatos se disponen a dar sus ‘golpes maestros’ en estas semanas.

Resulta notorio que los aspirantes a la presidencia comienzan a darles una relevancia más pronunciada a sus adversarios. Los ataques directos que usualmente estaban presentes en los anuncios de Otto Guevara dejaron de estar ‘privatizados’.

El filósofo cultural Mijaíl Bajtín decía que necesitamos de un otro para reconocernos, para tener un referente del cual diferenciarnos. En materia electoral, los candidatos se presentan como una opción novedosa, como un nuevo camino; hasta Johnny Araya se ha querido desligar de los ‘mismos de siempre’ del PLN.

A nivel discursivo, la actual campaña evidencia el funcionamiento de un cuadrado ideológico. Propuesto por el analista del discurso Teun van Dijk, este implica que las agrupaciones políticas les dan énfasis a sus cosas buenas y a las malas de sus oponentes; minimizan sus aspectos negativos pero resaltan lo nocivo de otros grupos.

Un caso al que se le debe de prestar atención es el del video viral Nuestro nombre es Costa Rica, producido por estudiantes de la UCR. Este critica un modelo de desarrollo e insta a un voto crítico en contra de los grupos de poder hegemónicos, recordando sucesos como el del “memorándum del miedo”, autoría del entonces vicepresidente Kevin Casas. En contrapartida, la Juventud Liberacionista realizó una versión ‘apócrifa’, con el mismo nombre del video, en el que se critica el mensaje del primero. Se resaltan los avances del actual modelo pero no se da ni una mención al episodio del memorándum. Podemos observar, así, cómo funciona el cuadrado ideológico.

El último spot de Luis Guillermo Solís muestra, también, esta tendencia. Recrea la experiencia de la ‘casa de sustos’ de un parque de diversiones, se ridiculizan los discursos de los contrincantes más cercanos del Partido Acción Ciudadana, se resaltan sus aspectos negativos, se afirma que con Costa Rica “no se juega”.

Todos los partidos alaban sus propias propuestas y señalan las de los demás. Desde Villalta hasta Piza, todos se están apuntando mutuamente. En el fondo, la estrategia discursiva es la misma, lo que cambia es el emisor.

Al final, se dice quién es el ‘malo de la película’ pero no cómo el ‘superhéroe’ va a salvar a su país. ¿Identificar a los “mismos de siempre” no es hacer lo mismo de siempre?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Un fuerte discurso contra la corrupción, una creciente desaprobación popular hacia la gestión del Gobierno y la caída en las encuestas del oficialista Johnny

Rusia será la invitada de honor y traerá espectáculos como “El señor viejo”, del Teatro de Marionetas de Obraztsov. (Foto: cortesía FIA)Arrancó el 2014

Mapy y la monja que vuelaA partir de las memorias de Mapy, una niña que asiste a su primer año de una escuela primaria

Capitán chileno retirado Raúl Vergara: “La derecha no le tiene miedo a los militares, que nunca se sintieron más abandonados que con este gobierno

La sorpresiva encuesta de Unimer que ha posicionado a José María Villalta como favorito para las elecciones de febrero, ha desencadenado una serie de

La nueva torre de parqueos podrá ser utilizada en marzo, tras aproximadamente 5 meses sin uso. (Foto: Katya Alvarado)Desde agosto del año pasado, 505

El rostro auténtico del Obispo Francisco Marroquín se manifiesta en sus cartas dirigidas a la Audiencia de México, al Emperador Carlos V y, luego,

Verónica Aragón vive en esta vivienda desde hace más de un año, pues también fue víctima en varias ocasiones de la destrucción de su
Semanario Universidad