Participación en huelga de residentes solo fue voto de apoyo: Escuela de Medicina busca más injerencia en Posgrado de especialidades

Autoridades e integrantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR) coincidieron en que esta unidad académica carece de control

La Escuela de Medicina de la UCR no tuvo decisión en la huelga de residentes, ya que el SEP maneja el Posgrado en Especialidades Médicas.

Autoridades e integrantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR) coincidieron en que esta unidad académica carece de control y participación en el Posgrado de Especialidades Médicas, cuyos estudiantes protagonizaron una huelga de 12 días la semana anterior.

Estas especialidades son coordinadas por el Sistema de Estudios de Posgrado (SEP), en conjunto con el Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDEISSS), entidad perteneciente a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El paro de labores de los médicos y médicas residentes (son cerca de 800 alumnos y alumnas que cursan 48 especialidades en el posgrado) se dio ya que estas personas, que cumplen el doble rol de estudiantes de la UCR y trabajadoras de la CCSS, exigían modificaciones al reglamento de dicho posgrado. Solicitaban la eliminación del “contrato de aprendizaje”, que incluía un pagaré de cerca de ¢32 millones que debían dar en garantía en caso de que se retiraran de la especialidad, así  como la reducción del tiempo de servicio a la institución tras finalizar sus estudios, que era de nueve años.
Este contrato se instauró hace cuatro años, durante la administración de Óscar Arias y de Eduardo Doryan como presidente ejecutivo de la CCSS.
Luego de más de una semana de reuniones, los y las residentes depusieron la huelga el pasado 26 de mayo. Ambas partes acordaron variar la cantidad de años de servicio obligatorio de nueve a tres, así como crear un fondo de garantía que sustituya el contrato de aprendizaje.

MÁS PARTICIPACIÓN

El director de la Escuela de Medicina de la UCR, Ricardo Boza, expresó que desde años atrás, ha insistido en que esta área académica debe involucrarse en una mayor medida en la formación de los médicos y médicas residentes.
“La universidad le dejó esta formación a CENDEISSS y a la Caja, fue poco comprometida. De unos años para acá esto ha cambiado un poco, mejoraron los programas, las personas al frente son muy buenas y los coordinadores de las especialidades han estado luchando. El problema es que el posgrado no pertenece a la escuela”.
Según el estatuto orgánico de la UCR en su artículo 122F, los programas de posgrado son dirigidos por una comisión conformada por profesorado de las unidades académicas docentes o de investigación, que participen activamente en su desarrollo.
Boza señaló que en la actualidad la escuela no tiene injerencia, puesto que el SEP es el encargado de coordinar las especialidades en medicina desde hace más de cinco años, aunque fue creado en la década de los 70.
Aseveró que ya es el momento de que la unidad académica que dirige en particular y la universidad en general se involucren más en estos programas de formación de residentes, al considerar que las autoridades han estado muy aparte y que han permitido que el CENDEISSS quede a cargo, lo que va “en contra el estatuto orgánico”.
“Si nos involucran en su formación estaríamos felices, tenemos experiencia en acreditación y reacreditación, en excelencia académica, la escuela es una de las mejores del país y los estudiantes son reconocidos a nivel internacional”.
Añadió que durante la huelga participaron en reuniones de apoyo a los y las residentes. Se manifestó de acuerdo en eliminar el contrato de aprendizaje y de implementar otras medidas menos fuertes y más beneficiosas para garantizar que se mantengan trabajando con la CCSS, como mayores incentivos y salarios.
Por su parte, León de Mezerville, director del Posgrado en Especialidades Médicas, comentó que el programa es una alianza en la que la UCR es la parte formadora y la CCSS la que contrata, lo que lleva a los y las residentes a ser trabajadores-estudiantes que aprenden a la vez que laboran.
El profesional mencionó que la CCSS busca la manera en que los especialistas que se forman en esa casa de estudios se vayan a las zonas donde el país necesita, pero coincidió en que el sistema de contrato de aprendizaje es muy exigente y que no sabe por qué la primera pedía ¢32 millones como pagaré.
Indicó que nadie quería que se llegara a una huelga, pero que estaba de acuerdo con sus peticiones porque lo que solicitaban era lo justo. Mencionó que sí se convocó a las autoridades para discutir desde el punto de vista académico, pero que la problemática era netamente laboral.
“Tenemos control en la parte académica, no hospitalaria, de hecho hemos sido llamados a participar hasta hace unos días porque la Caja no consideró que esto fuera un problema de la UCR. Somos dos instituciones buenas y podemos trabajar juntas, tenemos una comisión interinstitucional, la universidad podría aportar muchas cosas, incluso proponer convenios más a favor del estudiante que del patrón”, afirmó de Mezerville.
Los estudiantes del posgrado podrán reponer sus clases y exámenes que no efectuaron durante el paro de labores. 
Asimismo, el médico residente Allan Ramos, uno de los voceros de los estudiantes de posgrado, comentó que las demandas que solicitaban y que llevaron al paro de funciones datan de hace varios años. Desde el 2006 empezaron junto con la Unión Médica Nacional  a analizar si existían vicios de legalidad en el contrato de aprendizaje.
Consideró que el sistema para escoger el lugar donde los especialistas laborarían al finalizar sus estudios que había antes, era mejor, ya que era de forma libre y cada quien escogía la zona de acuerdo con su conveniencia.
Respecto del papel de la UCR y la Escuela de Medicina, comentó que todo posgrado debe tener una unidad académica base y que esta última ha dejado de lado su labor esencial para que la formación académica sea más firme.
“La universidad aporta desde la parte académica y creemos que debe tener un papel más preponderante en decisiones académicas, control más estricto en los planes de estudio y que actúe como ese formador de conocimiento que tiene que ser”, apuntó este alumno de medicina interna.
Añadió que fue “lastimoso” recurrir a esos medios de presión para defender sus derechos, pero que esa fue la única forma en la que se ha llegado a acuerdos.
“Se obliga a trabajar por trabajar con la institución, tiene que existir alguna otra herramienta que no lesione esos derechos. Se usa este contrato como instrumento de discriminación”, recalcó Ramos.


Director CENDEISSS: “Escuela de Medicina tiene representación”


Ignacio Salom, director del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDEISSS), entidad que maneja el Posgrado en Especialidades Médicas junto con el Sistema de Estudios de Posgrado de la UCR (SEP), manifestó a UNIVERSIDAD que la Escuela de Medicina sí tiene representación en una comisión interinstitucional de dichas especialidades, y que el director de esta unidad académica es uno de los integrantes.
“Lo de los posgrados es un asunto netamente universitario que pertenece al SEP, es muy reciente la incorporación de la escuela, hace unos años hubo un divorcio”.
Los estudiantes que ingresan a este posgrado son en su gran mayoría de la UCR, pero también hay médicos generales de la UNIBE, UCIMED, Universidad Latina y San Judas Tadeo.
Salom aseguró que la existencia del contrato de aprendizaje (antes de que se negociara cambiar por el fondo de garantía) no beneficia a la educación privada en detrimento de la pública, ya que la UCR tiene una presencia fuerte.
Añadió que el mantenimiento de las especialidades representa una inversión muy alta para la CCSS, que en el 2009 pagó en salarios ¢11.000 millones y ¢9000 millones en guardias.
Defendió el contrato de aprendizaje y el pagaré de ¢32 millones ya que según sus palabras, “no pretende cobrarle ni un cinco a un residente, se pretende tener la firma de un instrumento por el que cuando ingresa  a su residencia está de acuerdo en ir donde la Caja le designe. Como es un contrato tiene una garantía de respaldo, si se cumple con el contrato no se cobra la garantía”.
Agregó que CENDEISS estaba negociando este contrato con la Unión Médica antes de la huelga, y que estaban dispuestos a hacerle modificaciones, pero que esta última exigió que se eliminara del todo y que nunca se llegaron a conocer las modificaciones que se realizarían.
Asimismo, aseveró que están abiertos a recibir en las comisiones a los estudiantes y quien quiera observar los procedimientos relativos al tema.


Decana SEP: Huelga era un tema de la Caja


La decana del Sistema de Estudios de Posgrado de la UCR (SEP), Gabriela Marín, aseguró a este medio que la universidad no tenía relación directa sobre el tema de la huelga de residentes ya que las solicitudes que planteaban, como la disolución del contrato de aprendizaje, eran un asunto laboral, por lo que debía ser resuelto por la CCSS.
“La CCSS nos invitó a una conferencia de prensa y no participamos porque no había aspectos académicos que discutir”.
Marín comentó que le ofrecieron ser mediadora del conflicto, pero en ese momento se llegó  a un acuerdo y se depuso el paro de labores.
A pesar de que los y las residentes no reciben beca y deben pagar cerca de ¢21 a 42  millones (¢700.000 anuales) Marín aseguró que el costo no es el real, puesto que para otros posgrados deben invertir entre ¢37 y 65 millones, pues se les subsidia la infaestructura y equipos que tienen los hospitales.
Sin embargo, reconoció su satisfacción por la eliminación del pagaré y el acuerdo del fondo de garantía.
Sobre el papel de la Escuela de Medicina, mencionó que no es el ente rector del posgrado, pero que desde el año pasado el director está convocado a las reuniones de la Comisión Interinstitucional, ya que es uno de sus integrantes.
También afirmó que es difícil que la universidad asuma estas especialidades porque carece de un hospital-escuela donde enviar a los estudiantes, además de que estos tendrían que pagar un monto mucho más alto si la UCR lo coordinara de forma independiente.


 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Cabe recordar que el párrafo   tercero  del numeral  constitucional 12, manda: Sólo por convenio continental o para la defensa nacional podrán organizarse fuerzas militares;

A pesar de que la Ley de Biodiversidad de 1998 especifica que en un máximo de 18 meses después de promulgada, se debía convocar

La estrategia del vicepresidente Joe Biden es “miope” y nos podría llevar al “Chaos-istan”, respondió el general Stanley McChrystal, entonces comandante de las tropas

Genaro Gutiérrez Reyes es al mismo tiempo presidente ejecutivo de la Comisión Nacional Indígena (CONAI) y vicepresidente de “Proyecto Hidroeléctrico Dikís”, una sociedad anónima

Esta última afirmación sí que  podría advertir que algo no está bien en el Sector de Telecomunicaciones. Efectivamente, las ventas de 3G no han

Estos potenciadores son interdependientes, pero la educación actúa como pilar de todos ellos, en tanto que es factor esencial en el mejoramiento de la

Según lo explicó el mismo Cabal, quien realiza una gira de conciertos para promocionar la producción, lo que busca es establecer una unidad de

 Mamá e hijos nunca imaginamos que llegara a escribir tal libro a pesar de que ya había compuesto un simpático “corrido” dedicado a su
Semanario Universidad