Partidos continúan carrera electoral de manera independiente

Las agrupaciones políticas que se unieron en el 2007 para conformar la fuerza en contra del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados

Luego de que no se lograra formar una coalición, los partidos políticos no tradicionales que se oponen al oficialismo participarán de forma separada.

Las agrupaciones políticas que se unieron en el 2007 para conformar la fuerza en contra del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (TLC) y que fueron convocadas para una coalición electoral, se encuentran fragmentadas, al no concretarse una alianza partidaria.

En la actualidad, hay 17 partidos políticos inscritos a escala nacional. Dentro de estos, se encuentran varios con ideologías opuestas a la administración actual y a la candidata del Partido Liberación Nacional, Laura Chinchilla.
UNIVERSIDAD conversó con los aspirantes presidenciales de seis partidos que se habían involucrado en la posible coalición, quienes analizaron las razones de la infructuosa unión y cómo afrontarán la lucha   en los comicios del 2010.

TODOS INTERESADOS, NINGUNO UNIDO

El candidato presidencial que se presenta como el exponente que podría tener una contienda directa con Chinchilla, es Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC).
Solís comentó estar interesado en formar una coalición y haber hecho esfuerzos enviando varias cartas a las agrupaciones, pero que no fueron respondidas. Adujo que no sabe cuál es la razón por la que no se le contestó.   No obstante, espera que la fragmentación no le afecte a su partido, pues cree que lo óptimo era unirse.
En una de las misivas, Solís indicó que las alianzas sin ideas comunes provocarían divisiones en el futuro, a la vez que remitió documentos del PAC como el programa de gobierno, los estatutos y los códigos de ética utilizados para diversos puestos.
El envío de estos reglamentos causó malestar a algunos políticos, pues lo interpretaron como el deseo del partido rojiamarillo de que se fusionaran y asumieran su ideología.
Pese a esto, el tres veces aspirante añadió que siguen en la lucha, garantizando la transparencia y manteniendo el contacto ciudadano.
Por su parte, Eugenio Trejos, aspirante del Frente Amplio, afirmó que el apoyo a los partidos tradicionales se desploma, lo que lleva a que las agrupaciones emergentes le den nuevas esperanzas a la ciudadanía.
El también rector del Instituto Tecnológico de Costa Rica planteó que con dicha coalición, las fuerzas patrióticas opuestas al TLC y al PLN habrían podido formar frentes polarizados.
Mencionó que la diversidad política e ideológica, las diferencias en las dinámicas de los partidos, la prevalencia a lo interno de la acción política centrada a lo interno y el paso del tiempo, contribuyeron a que la coalición no avanzara.
“Faltó mayor voluntad política efectiva, siempre se buscó el mínimo común múltiplo y se encontró el máximo común divisor. Las posibilidades de ascenso real al poder se reducen, ninguno de los partidos en sí mismo, incluso el PAC o los de derecha, se vislumbran con la capacidad de derrotar la maquinaria plutocrática del PLN”.
Asimismo, resaltó que la propuesta de Solís de que su partido se constituyera en el eje de la coalición, era inadmisible para las demás agrupaciones. 
Pese a la dispersión dominante, aseveró que el llamado sigue vigente y que la posibilidad de alianzas no termina con las elecciones del próximo año. 
Rolando Araya, aspirante del recién formado partido Alianza Patriótica, comentó que el panorama es confuso y que las personas están indecisas y perdieron la identidad partidaria.
Cree que este es un momento crucial en el que el cambio de ideas y programas resulta prioritario.
Araya, quien fue candidato en las elecciones del 2002 con el PLN, comentó que ahora los partidos políticos son pequeñas embarcaciones que flotan, en momentos en que la población se decanta por apoyar nombres y no agrupaciones.
Aseguró que construir un nuevo partido les llevó mucho tiempo, lo cual dificultó las posibilidades de la coalición, además de que Solís rechazó sentarse a conversar.
Considera que queda por mejorar la comunicación y el planteamiento de ideas y exhibir equipos de personas que generen identificación.
Destacó que no se alarma con la campaña mediática que se avecina por parte de Laura Chinchilla, ya que la población percibe con facilidad cuando una propuesta está hecha para engañar.
Opinó que el mayor monstruo mediático fue el que se volcó a favor del TLC, pero que aún así tuvo que  recurrir a la intimidación. Al interior de su grupo hay una comunicación más cálida, que se basará tanto en el contacto directo, como del uso de Internet.
El actual diputado y candidato por el Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE), Óscar López, comentó que la atomización de los partidos no tradicionales favorece al gobierno, y que hay culpables de esta situación. Subrayó que el responsable público número uno es Ottón Solís, quien “dilapidó” la posibilidad de una alianza, al ser el llamado a agrupar a estos sectores; además de que el tiempo conspiró en contra.
Para López, una ventaja del PASE sobre otras agrupaciones es que no tiene “anticuerpos”, como que sus integrantes hayan sido miembros de otro partido y que estén “resentidos” o que se caractericen por un excesivo izquierdismo.
“Los políticos se caracterizan por ser ambivalentes, yo tengo posiciones definidas, pero respeto la posición de cada persona. Yo no creo en los figurones”.
Este grupo nacido en las elecciones pasadas ha formado una papeleta de diputaciones con habitantes que han dado luchas sociales en sus comunidades, aunque son “ilustres desconocidos”, según sus palabras. Entre estos destacan personas con discapacidad como Erick Chacón, quien es no vidente, Joaquín Porras, que se moviliza en silla de ruedas y Odilie Poveda, quien es sorda. Igualmente, cuentan con la presencia de ciudadanos y ciudadanas de otros sectores, como el taxista Manuel Villarreal y la comerciante Teresa Vargas.
De la misma forma, ya se designó como vicepresidentes a Agnes Gutiérrez, enfermera especializada en salud mental y Miguel Calderón, exdecano de la Universidad Nacional.

TIEMPOS DE LUCHA

Existen otros partidos que ya han participado en varias elecciones, y que también fueron convocados para formar la coalición que enfrentaría al PLN.
Wálter Muñoz, candidato del Partido Integración Nacional (PIN) expuso que han estado anuentes a efectuar una convención abierta para elegir un solo aspirante presidencial. Sin embargo, hay grupos que se oponen a dicha alianza porque vienen del gobierno y tienen intereses propios que se anteponen al bienestar nacional.
La muestra de esa tendencia, es que el PLN y PUSC han creado varios partidos que han aparecido y desaparecido en las últimas tres contiendas.
Criticó que hay varios postulantes de la oposición que luego vuelven al gobierno, por lo que es esencial que Costa Rica sea gobernada por alguien que no haya tenido ligamen con esos dos partidos.
Con 10 años de participación electoral, el PIN denunció que el Tribunal Supremo de Elecciones es una institución de carácter fraudulento que le ha negado el aporte económico, así como el acceso a los medios de comunicación, que ha aplicado censura previa, limitando su posibilidad de acceso.
Muñoz afirmó que el referendo marcó una polarización en cuanto a modelos de Estado, y que en esta ocasión se dará entre la agrupación que demuestre que es opción al gobierno actual y a Liberación Nacional.
“Para estas elecciones hay muchos votantes que pueden hacer la diferencia. El reto es llegar a ser la alternativa frente al PLN, no se puede experimentar con agrupaciones que no han sido probadas en el tiempo”.
A su vez, el candidato presidencial del Partido Vanguardia Popular, Juan Carlos Rodríguez, aseveró que una gran diferencia entre los grupos políticos es el recurso económico. Los que carezcan del dinero suficiente, les será difícil proyectarse en los medios de comunicación.
Este grupo, creado en 1931 por escritores como Carmen Lyra y Carlos Luis Fallas, buscó participar en la unidad electoral. Empero, Rodríguez señaló que luego de un año de hacer gestiones, fue imposible, debido al “electorerismo”, o a las ansias de algunos políticos de ser figuras.
“Ni el PAC, el Frente Amplio ni Alianza Patriótica se quisieron sentar con nosotros a elaborar un plan. En esta lucha hay fariseos”.
Añadió que preparan un programa mínimo en el que se incluyen a las mujeres, campesinos, obreros, estudiantes e indígenas; y a la vez plantean la desmantelación del TLC.
Dentro de sus postulantes a diputados se escogieron a los sindicalistas Luis Salas y Aquiles Rivera, como primeros lugares de San José y Puntarenas, respectivamente.


Búsqueda de protagonismo afectó coalición

Tres especialistas coinciden en que la dispersión de los partidos no tradicionales se debe a la incesante búsqueda de protagonismo y a intereses particulares, circunstancias que allanarían el camino para que Laura Chinchilla llegue al poder.
El analista político Constantino Urcuyo aseguró que la campaña del PLN será en contra del PAC, no de los partidos que están a su izquierda, como Alianza Patriótica, Frente Amplio y PASE.
Cree que no se reconoció la fuerza que tuvo Ottón Solís en los comicios del 2006, pues él tiene una base, y la ciudadanía se identifica con personalidades dentro del marketing político.
Para el profesional, es más factible que la polarización se dé entre Solís y Chinchilla, aunque sí es posible que los demás partidos obtengan curules en la Asamblea Legislativa.
Montserrat Sagot, socióloga, percibe como lamentable la fragmentación política, luego de que se diera un movimiento unificado. Razonó que hay un serio problema con las fuerzas más pequeñas, debido a que surgen el personalismo e intereses particulares, lo que refleja una mentalidad de grupos tradicionales a pesar de ser nuevos, como por ejemplo Alianza Patriótica, que ha demostrado conflictos por puestos políticos.
Estima que no se producirá el mismo fenómeno de las anteriores elecciones, ya que la perspectiva del “voto útil” no será tan viable y aumentará el abstencionismo. Sin embargo, el voto para diputaciones se verá disperso.
El sociólogo político Manuel Rojas mencionó que la estrategia más adecuada era que se presentara un candidato único y cada partido con papeletas para diputados, sobre la base de un programa mínimo que todos se comprometieran a apoyar.
Las diferencias entre los grupos hicieron imposible la compactación, marcadas por ambiciones personales y a la vez personas que consideran que son las mejores para encabezarla.
Ya que la gente se compacta alrededor de ideas, señaló que se debía partir de la base que Solís encabezaría la coalición.
Añadió que hay un factor que nadie sabe jugar, el cual es la reaparición de Calderón, aunque el PUSC no tiene posibilidad de retomar la posición de antes. 
El desgaste político de algunas figuras, que se terminaron de disipar en el referendo y la ausencia de grandes pasiones, contribuirán a la apatía, concluyó.


 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Universidad de Costa Rica es la mejor ubicada de todos los centros de educación superior entre la población costarricense. Así lo reveló una

Domingo 20 de setiembre, 11 de la noche.Los Yanquis de Nueva York acaban de caer 7-1 ante los Marineros de Seattle; los Dodgers de

Como salido de un cuento de terror, la propuesta de un nuevo Código de Minería elaborado por el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones

Las agrupaciones políticas que se unieron en el 2007 para conformar la fuerza en contra del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados

Con el respaldo de 150.000 firmas recogidas entre la ciudadanía y entregadas el pasado 17 de setiembre a la Asamblea Legislativa, el proyecto de

Las técnicas tradicionales usadas hasta ahora en la construcción con bambú son intensivas en mano de obra y materiales; además de que no permiten

“Los desafíos del próximo gobierno en materia de política monetaria y cambiaria”, fue el tema del foro, el primero de un ciclo iniciado en

Científicos costarricenses y españoles iniciarán en los próximos días el estudio de la falla de Agua Caliente, causante del terremoto de Cartago, que en
Semanario Universidad