Pequeños agricultores tienen dificultad para vender sus productos

El sector agrícola costarricense experimenta una situación difícil, sobre todo los pequeños productores, quienes han encontrado una serie de limitaciones para colocar su producto

El sector agrícola costarricense experimenta una situación difícil, sobre todo los pequeños productores, quienes han encontrado una serie de limitaciones para colocar su producto en el mercado nacional.

Mientras el Gobierno asegura que ha desarrollado las iniciativas pertinentes para colocar la producción agrícola -tanto en cosechas de arroz, frijoles, papa, y cebolla, entre otros-, los productores pequeños sienten que hay mucha dificultad para vender sus productos y acusan a los industriales de no querer comprarles.

De acuerdo con el presidente de la Asamblea Nacional de Productores de Arroz, Óscar Campos, en este momento la industria no está recibiendo toda la producción, el gobierno no sanciona a quienes corresponde y el productor sigue estando en “la cola de un venado”.

El abastecimiento del país está cubierto en un 80% por los arroceros nacionales y un 20% es importado, aunque las autoridades están valorando que la relación sea de 60% nacional y 40% importado, para que se garantice un buen precio al productor y al consumidor final.

“La crisis arrocera la generan los grandes y la pagan los pequeños productores. Por lo que estamos planteando que se apoye a los arroceros que tengan un rango de 0 a 250 hectáreas. Proponemos la creación de un mecanismo de cuota, ajuste de cuota y extracuota”, comentó Campos.

La cuota sería del 60% del consumo nacional, para dar espacio a los 1.440 productores pequeños y a los 55 grandes, aunque estos últimos tendrán un límite en la producción, y si siguen creciendo lo hacen por su cuenta y riesgo, pues el Estado no dará garantía sobre el exceso, dijo Campos.

También se establecería dentro de la política de seguridad alimentaria del país, que los precios del arroz sean competitivos y que la producción vaya en crecimiento año tras año, aparte de impulsar la investigación y desarrollo de semillas, y la nivelación de terrenos que los haga más eficientes.

“Hemos visto que los industriales están sembrando mucho arroz y desplaza a los pequeños productores. Esa es la tónica; a las industrias les sirve así porque les da beneficios fiscales para importar sin aranceles”, añadió Campos.

Por otra parte, uno de los elementos que afecta a la producción de arroz en el país, es la  apreciación del dólar, al generar un valor que va en contra de la producción nacional y beneficia la importación.

Otra problemática es que el arroz puede ingresar de Centroamérica a Costa Rica con muy bajos aranceles y mucho de ese producto entra a Nicaragua, El Salvador o Guatemala procedente de Estados Unidos o Suramérica, pero nos llega como si fuera centroamericano, afirmó el dirigente arrocero. “Me parece que en todos los sectores se está igual, incluyendo a los paperos, frijoleros y cebolleros”, acotó.

En este sentido, el productor de frijol Franklin Salazar lamentó que este año la cosecha se vendió con muchos problemas y aunque solamente les queda una producción de 180 quintales que está disponible desde abril, todo lo demás se vendió, aunque al precio que eligió el comprador.

A su parecer, “este va a ser un problema permanente, mientras que no exista una política clara de Estado, tanto para frijol como para el resto de los granos básicos. Es por ellos que estamos tratando de consolidar una cooperativa, que permita articular al sector, pues históricamente cada quien ha estado por su lado”.

El problema, al igual que otros productos, es que los industriales pueden comprar el producto en otras latitudes a un precio más bajo, en vista de que en Costa Rica el tema de las cargas sociales y el elevado precio de los fertilizantes impactan en el precio final.

Para Salazar, al no contar con un política clara, tanto para los productores de frijol como de otros productos, es muy probable que se encamine al agricultor a desaparecer, afectando a gran cantidad de familias y atentando contra la soberanía alimentaria del país.

La viceministra de Agricultura y Ganadería, Tania López, aseguró que en papa y cebolla el país es autosuficiente; el único problema es que no se produce un tipo de papa específica que busca la industria.

“En cebolla hay años que cubrimos la demanda y otros en que hay sobreoferta; en los años en que tenemos más de la cuenta hay que buscar alternativas, pues ya existen acuerdos y negocios establecidos. Igual tenemos mesas de trabajo con la industria, supermercados y productores para llegar a acuerdos”, argumentó López.

 


Tania López, viceministra de Agricultura y Ganadería:

Industria hace esfuerzo en comprar cosecha

La viceministra de Agricultura y Ganadería, Tania López, conversó con UNIVERSIDAD sobre las condiciones que experimenta el mercado del arroz en Costa Rica, así como el estado en que se encuentran los productores y la industria.

¿Cómo está la situación de la compra de arroz entre productores e industriales?

-Estamos en una época de pico de producción; de hecho la otra semana, esperamos  uno de los picos más altos de la cosecha del año y eso implica un esfuerzo muy grande de parte de la industria y de los productores.

Creo que la industria está haciendo un esfuerzo importantísimo, pues está recibiendo más de su capacidad y cuando no recibe más es porque rebasa los límites. Hay otras plantas que no están recibiendo porque tienen contratos previos de compra con algunos productores, ya tienen compromiso de compra.

¿Es cierto que los industriales están produciendo su propio arroz y por ello compran menos a los agricultores?

-Es cierto que los industriales están integrados y compran su propio arroz; tienen siembras de la industria y obviamente ellos van a priorizar.

¿Qué pasa con los productores pequeños?

-El productor pequeño siempre es el que está en más desventaja, tiene menos margen de negociación y ante cualquier plaga tienen costos adicionales, como trasladar su granza y pagar para que les sequen el arroz.  Hay mucha angustia que se vincula cuando el productor pequeño no encuentra dónde colocar su producto; hay otros grandes que ya tienen acuerdos con la industria para que compren. Pero, hay una obligación de la industria en comprarles a los pequeños, bajo un precio determinado.

¿Los productores prefieren importar?

-Se ha dado un incremento muy grande de importación de arroz pilado, lo que hace más compleja la situación, porque el temor de los industriales es que se llena de inventario y el arroz pilado baje sus ventas. Esto puede producir que al productor no se le reciba toda su cosecha; por eso vamos día a día; cuando vemos camiones de arroz a un lado, le buscamos una solución.

¿Hay sobreproducción de arroz?

-La sobreproducción existe cuando satisfecho el consumo nacional sobra para exportar, o para almacenar; aquí en el país hay una gran producción de arroz, pero aún no satisface el consumo nacional y generalmente se complementa con la importación de arroz de granza y más recientemente con arroz pilado.

El precio del arroz en el mercado internacional está muy bajo; para algunos es más barato comprar afuera y mezclarlo con el arroz nacional. Sin embargo, estrictamente hablando, podría decir que existe sobreproducción solo cuando se abastece el consumo y sobra.

¿Pero si los industriales están produciendo su propio arroz y no le compran a los productores, eso no significa sobreproducción?

-La idea es no perder la producción; nos hemos propuesto esto. El Gobierno se sentó a negociar con la industria y quedamos que ningún producto se perdiera, porque de esto dependen gran cantidad de familias rurales.

¿Y con respecto a los otros productos como frijol, cebolla y papa?

-Lo que puedo decir es que hasta donde entiendo, toda la producción de frijol está colocada;  es un trabajo que al igual que arroz, hay una negociación intensa que se da con salida de la cosecha entre Gobierno, importadores, cadenas de supermercado y productores, tratando que se coloque el producto.

Con cebolla y papa hay una producción importante; son productos altamente sensibles y en ese sentido siempre tenemos la amenaza de una producción grande, de las fronteras abiertas, y generalmente cuando la producción se cruza con importaciones viene a afectar en mucho.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

“Muerto el perro acabada la rabia”, parece ser la consigna de “mano dura”  que expresa la frialdad humana y la incapacidad de la clase

Esta tesis parece ser  un guion para un largometraje romántico, en donde todos quieren actuar sin arriesgarse a interpretar el papel protagónico de la

Una de las primeras y grandes aspiraciones del director de UCR-Coral, Didier Mora, era que la agrupación no se limitara a dar conciertos, sino

Nos enteramos  por los medios que el señor tesorero nacional,  José Adrián Vargas, reconoció con gran satisfacción una acción de política realizada por su

La lucha por la integridad de sus pueblos ante los esfuerzos colonialistas de Occidente y las represiones de sus propios sistemas políticos alimentan décadas

El año 2011 fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el “Año Internacional de la persona Afrodescendiente”, por este motivo,

Costa Rica lloraba hoy la muerte, ocurrida de forma repentina el domingo, de Fidel Gamboa, uno de los principales íconos de la música de

Una filosofía del tugurio nos podría asegurar la posibilidad de una mayor seriedad  en materia de comprensión humana. Un tugurio de la filosofía es
Semanario Universidad