Piden probidad a nuevos directivos de la CCSS

La expectativa rodea al papel que puedan jugar los nuevos directivos en la Caja, en momentos en que −según la presidenta ejecutiva− el equilibrio

La expectativa rodea al papel que puedan jugar los nuevos directivos en la Caja, en momentos en que −según la presidenta ejecutiva− el equilibrio financiero de la institución “está pegado con chinches”. (Foto. Katya Alvarado)

De los nueve miembros de la nueva junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), cuatro han formado parte de directivas anteriores, incluidos dos del periodo 2006-2010, cuando se aprobó un fuerte aumento del gasto en plazas y beneficios laborales, pese a la comprometida situación financiera de la institución.

No obstante que la auditoría pidió investigar y sentar responsabilidades por aquellas actuaciones, todavía eso no se ha hecho.

Los referidos nombramientos generan preocupación entre sectores que esperan ver con el nuevo Gobierno −encabezado por el Partido Acción Ciudadana− cambios en las gerencias y otros altos puestos de administración de la Caja, para sacarla de la crisis financiera y de gestión que ha padecido en los últimos años.

Roberto Mora, el llamado “Cobrador de la Caja” (por su labor de denuncia pública de los morosos con la Caja, ya sean patronos privados o el Estado) solicitó al ministro de la Presidencia −Melvin Jiménez− mostrar la documentación de los sectores sindical, cooperativo, solidarista y patronal, que confirme la realización de las asambleas para elegir los representantes en la CCSS, para que en el caso de que no se haya cumplido con los requisitos y formalidades, se anule el nombramiento de las organizaciones y sectores que irrespeten lo establecido por la ley.

Jorge Arturo Alvarado, exdirigente solidarista, secundó la petición. La junta directiva de la Caja debe ser integrada por representantes que prueben ser portadores de principios y valores éticos, morales y espirituales diáfanos, porque la CCSS requiere con urgencia de “una profunda poda administrativa en las distintas jerarquías existentes”, escribió Alvarado.

De acuerdo con la ley constitutiva de la CCSS, la junta directiva está compuesta por tres representantes del Estado que escoge el Gobierno, tres representantes patronales y tres del sector laboral, quienes son propuestos por cada sector, tras una elección mediante un procedimiento establecido en la ley.

El pasado 3 de junio, el Consejo de Gobierno nombró a Adolfo Gutiérrez Jiménez, Luis Renato Alvarado Rivera y Marielos Alfaro Murillo, como los representantes del sector patronal. Gutiérrez fue directivo en el periodo anterior y también lo había sido en el cuatrienio 2006-2010. Alvarado también lo fue en ese periodo.

Por el sector laboral fueron nombrados José Luis Loría (por el cooperativismo) y Mayra del Carmen Soto Hernández (por el solidarismo). Loría también fue directivo entre el 2010 y 2014.

Por su parte, el Gobierno eligió a Rolando Barrantes Muñoz como nuevo representante del Estado y así completó la tripleta oficial, integrada con la nueva presidenta ejecutiva de la CCSS, la exministra de Salud María del Rocío Sáenz, y el también médico Óscar Fallas, quien fungió como directivo en el periodo anterior, nombrado por el gobierno de Laura Chinchilla; esto, luego de un dictamen de la Procuraduría General de la República, que dijo que era legal el nombramiento del representante por ocho años que hizo la pasada administración. Aixa Solera, quien era la otra representante estatal, renunció y en su lugar fue nombrado Barrantes.

FALTANTE

Al cierre de esta edición, estaba pendiente que el Gobierno nombrara al tercer representante laboral: de los sindicatos, único miembro que falta para que la junta directiva se juramente e inicie sesiones.

La división sindical se manifestó una vez más en la elección del representante en la Caja. El pasado 27 de mayo un bloque de sindicatos designó al economista Mario Devandas −coordinador del Frente Nacional de Defensa de la Caja−y por otro lado sindicatos afiliados a la central Rerum Novarum presentaron la candidatura del exdirigente sindical Gilbert Brown.

Cabe recordar que en el gobierno pasado Devandas también fue elegido por el bloque sindical, mientras que afiliados a la Confederación Rérum Novárum propusieron al exsindicalista José Joaquín Meléndez, quien fue la carta escogida por la administración Chinchilla.

José Luis Castillo, secretario general de la Rérum Novárum, expresó sobre lo anterior que es una “situación difícil”, porque por esa central no se tramitó ninguna  candidatura y fueron algunos sindicatos afiliados los que la promovieron.

La presidenta de la Caja dijo que el Gobierno no tiene mucho margen de acción en los nombramientos, pues tiene que respetar lo que eligen los sectores, como establece la ley. “Somos nueve miembros y del Estado como tal son tres de los nueve”, apuntó Sáenz (ver recuadro).

La Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca) hizo un llamado a los sectores sociales, sindicales, políticos, religiosos y asegurados, a defender la postulación de Mario Devandas, quien es un “estudioso y gran conocedor de la crisis y los problemas de la CCSS”.

El presidente Luis Guillermo Solís debe hacer cambios, erradicar el clientelismo político, las argollas, respetar los resultados democráticos y debe juramentar a Devandas, “quien sí sabe de la Caja”, señaló el sindicato en un comunicado.

Roberto Mora propuso al presidente que nombre a Devandas como el representante del Gobierno. Sería una manera de solucionar el conflicto y de esta forma “tendremos un abanderado que pueda dar la lucha por nuestros intereses y derechos, dentro de la institución”, señaló Mora.


La población mandó un mensaje contundente

María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la CCSS. (Foto: Katya Alvarado)

Esperaría que los integrantes de la junta directiva de la CCSS sean personas probas y comprometidas con la seguridad social, y no teman tomar decisiones si hay que tomarlas, dijo la nueva presidenta ejecutiva, María del Rocío Sáenz.

Doña María del Rocío, ¿tienen pensado hacer cambios en la planilla gerencial que ha sido muy cuestionada por decisiones perjudiciales para la Caja y por las que la auditoría ha pedido investigación?

-Lo que he estado haciendo en estos días es analizando los nombramientos para presentarle (un informe) a la Junta Directiva: cómo se hicieron, si se sacaron a concurso o no, cuándo y por cuánto tiempo se hicieron, qué implicaciones tiene la remoción o no de las personas. Implicaciones que van desde la perspectiva laboral hasta la perspectiva financiera.

Eso lo estamos preparando para verlo con los miembros de Junta y ahí visualizar si realmente hay un espíritu para hacer cambios. Somos nueve miembros y el Estado como Estado son tres de los nueve.

Algunos de los miembros de la directiva que ya estaban repiten y son parte de juntas que tomaron decisiones muy cuestionadas, por su impacto en la crisis de la Caja y los perjuicios a los asegurados…

-Así es, en ese sentido hay una preocupación pública que han manifestado algunos miembros de la sociedad, sobre cómo se elige a esas personas o cómo están ahí. Sin embargo, desde la perspectiva del Gobierno, se tiene que respetar lo que eligen los sectores; eso está establecido por ley, y el Gobierno no tiene mucho margen de acción ahí.

¿Está de acuerdo en que las personas que se elija en la directiva deberían tener gran conocimiento de la institución y un perfil que las capacite para resolver los problemas tan complejos que aquejan a la institución?

-Debe ser gente que comparta las mismas inquietudes que la sociedad ha planteado y que esté convencida de la necesidad de enrumbar la Caja, porque todos estamos clarísimos que ha habido una crisis, y si bien es cierto no estamos en la crisis, la estabilidad financiera está −como digo yo− pegada con chinches, apenas estamos saliendo.

Esperaríamos que las personas que lleguen sean personas probas, comprometidas con la seguridad social del país y dispuestas a que si hay que tomar decisiones −obviamente bien fundamentadas y con apego a la ley−, no haya temor a tomarlas. Me parece que la población costarricense mandó un mensaje muy contundente en el tema de la seguridad social.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El escritor, periodista, primer ministro de Cultura y político, Alberto Cañas Escalante, falleció hoy minutos antes de la 1 p. m. Cañas tenía 94 años.Cañas

El periodista Javier Córdoba dará cobertura para UNIVERSIDAD a todo el Mundial de fútbol, en Brasil.Un país entero suspira por abrazar de nuevo la

Aquellos que apelan al “patriotismo”, a la “conciencia”, se olvidan que no hay educación con hambre, excepto que profesen una concepción educativa que “niegue

En la mesa de negociación los líderes sindicales dieron voz a las bases, que exigían el pago completo de los salarios atrasados. (Foto: Katya

En la demanda contra la Contraloría General de la República, Recope calculó el perjuicio financiero que sufrió por tener congelados los $50 millones que

Estudiantes de la  carrera de Artes Plásticas bloquearon esta mañana el acceso al edificio de su escuela para impedir una Asamblea de Escuela, donde

Sumergiéndose en una trama que gira sobre varios ejes, Los ojos del antifaz de Adriano Corrales Arias (Perro Azul, San José, 1999; Ediciones El

El llamado de las estrellas. En Costa Rica ya tenemos las condiciones idóneas para lanzarnos a un programa de ciencias espaciales. Aun más: le
Semanario Universidad