Salarios de gerentes de CCSS se disparan a pesar de crisis

Undeca atribuye a las autoridades de la CCSS beneficiarse con aumentos salariales, pagos a directivos por asistir a sus reuniones, altos gastos en alimentación

Undeca atribuye a las autoridades de la CCSS beneficiarse con aumentos salariales, pagos a directivos por asistir a sus reuniones, altos gastos en alimentación y el pago de viáticos para acudir a actividades fuera del país ajenas a sus funciones. (Foto: archivo)

La Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca) denunció el 19 de marzo que seis gerentes y dos subgerentes de la entidad pasaron de recibir en promedio ¢1.322.306 mensuales en el 2005 a ¢4.337.808 mensuales en 2013. Según el sindicato, a ese monto se le debería sumar 65% por concepto de prohibición para el ejercicio de la profesión,  dato que la institución niega.

Undeca  acusa a las autoridades de autobeneficiarse con los aumentos salariales, dietas para la Junta Directiva de la Caja, altos gastos en alimentación y el pago de viáticos para acudir a actividades fuera del país, que no coinciden con sus funciones. (Ver recuadro: ¿Excesos en dietas y alimentación?)

El sindicato fundamentó su denuncia en un documento recibido por parte de las autoridades de la Caja con los datos de los salarios de altas jerarquías, en el cual, se hace alusión a la aplicación del porcentaje de prohibición a las retribuciones únicas que reciben esos puestos. Sin embargo, la Caja rechaza que este porcentaje esté siendo pagado.

Estas cifras, aunque han crecido con el paso de los años, debido a los aumentos salariales de ley, lo cierto es que están muy por encima del salario promedio de un trabajador de la institución, que recibe unos ¢350.000 mensuales, según confirmó Martha Rodríguez, secretaria general adjunta de Undeca.

“Las autoridades de la Caja sacan una media del salario que reciben los trabajadores de la entidad, tomando en cuenta estos sueldos de los gerentes y de la Presidencia Ejecutiva (que es de ¢6.596.493), lo que evidentemente dispara los montos de manera irreal. Lo cierto es que los salarios del común de los empleados de la CCSS están muy por debajo de eso”, aseguró Rodríguez.

La preocupación del sindicato se basa en que durante la crisis que se declaró en el Seguro Social desde el año 2011, se han promovido campañas en las que se atribuyen los problemas de la institución a los salarios pagados a los trabajadores.

Debido a tal interpretación, la CCSS tomó medidas de contención del gasto, lo que en criterio de Luis Chavarría, secretario general de Undeca, aceleró el deterioro de los servicios de salud, la falta de especialistas, de recurso humano, medicamentos y el incremento de las largas listas de espera, que al cierre de la administración de Laura Chinchilla no fueron solucionadas.

“Las autoridades llegaron incluso a eliminar conceptos de viáticos, zonaje, pago de peligrosidad y hasta amenazaron los derechos del personal, pero para ellos no existe crisis, así se confirma en la documentación oficial que fue remitida a nuestro sindicato recientemente”, detalló el dirigente sindical.

Adicionalmente, indicó Chavarría, se ha suspendido el pago de tiempo extraordinario, la contratación para sustitución de personal, la contratación de guardias médicas y se ha implementado el traslado de pacientes de diversas clínicas a los hospitales adscritos, lo que ha recargado la atención de los servicios.

CAJA NIEGA EXCESO DE SALARIOS

Undeca aseguró que el documento recibido de la institución con los montos de los salarios indica textualmente que “a estas retribuciones únicas se les aplicará el porcentaje de prohibición por la Ley 8422”.

No obstante, Luis Rivera, director de Administración y Gestión de Personal de la Caja,  aseguró que la institución tiene dos modalidades de pago: una para el cuerpo gerencial y altos ejecutivos, que es el salario único, un monto fijo al cual no se le agrega ningún tipo de componente. El otro es la modalidad, para el resto de los empleados, que establece un salario base y se le aplican más componentes como antigüedad, dedicación exclusiva y prohibición.

“Precisamente, la Presidencia Ejecutiva, los gerentes y subgerentes reciben un salario único, al cual no se le aplica ningún otro componente. Lo que pasó fue que en el año 2005 se hizo un estudio de actualización salarial para los gerentes”, detalló Rivera.

En ese momento, cuando se fijó el salario de los altos puestos se le incorporó a la fijación del salario único un porcentaje de prohibición del 65%, a lo que explica Rivera que se hace alusión en el documento suministrado a Undeca, pero confirmó que luego de ese momento ya no se aplica adicional al salario.

Claro está que ese aumento del 65% establecido en dicho momento tiene un efecto disparador en el crecimiento del salario de los jerarcas, al establecerse cada seis meses la fijación de los aumentos de ley, pues los salarios ya traen incorporado el porcentaje de prohibición.

“Los aumentos de los salarios de las jerarquías son significativos y las medidas de contención van en contra de los trabajadores que más empeño ponen en sus labores y en detrimento de los servicios para los usuarios”, concluyó Luis Chavarría.


¿Excesos en dietas y alimentación?

Como parte de las denuncias emitidas por Undeca se indica que, a pesar de las fuertes medidas de contención del gasto que han implementado las autoridades en los servicios de salud del país, el desembolso en dietas y alimentación de la Junta Directiva de la Caja es muy elevado.

El sindicato aseguró que los miembros de la Junta Directiva de la CCSS durante el período 2010-2013 han recibido un monto aproximado de ¢85 millones por pago de dietas.

Las autoridades de la Caja respondieron en un comunicado de prensa, indicando que cada director recibió ¢44.604.86 por sesión  para un máximo de ocho sesiones remuneradas por mes y fueron enfáticas en que las sesiones inician desde las ocho de la mañana y se prolongan, generalmente, hasta altas horas de la noche.  Además, que la presidenta ejecutiva de la CCSS no devenga dietas y los directores no reciben por mes montos que superen los ¢320.000.

“Pero aún sabemos que el monto por concepto de contratación de alimentación para la Junta Directiva en el 2013 fue de ¢15.446.490, con lo cual los gastos del período de la gestión pudieron rondar los ¢60 millones. Aquí nos preguntamos dónde se queda la contención del gasto”, agregó Luis Chavarría de Undeca.

Chavarría denunció también que se realizó el pago de viáticos a Adolfo Gutiérrez Jiménez, directivo representante del sector empresarial, por un monto de $1.844 para realizar un curso en Estados Unidos: “Teoría y Herramientas del Proceso de Negociación”, y añadió que la temática no tiene nada que ver con sus funciones en la Junta Directiva.

“Aparentemente varios directivos y exgerentes han participado en capacitaciones no muy afines a su responsabilidad, menos aún en ponerlas en práctica en estos años, donde por el contrario han promovido mayor confrontación laboral”, argumentó el dirigente.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El equipo de baloncesto masculino de la Universidad de Costa Rica se impuso en el estreno de las semifinales al Colegio de Abogados 61

Por el origen de sus ingresos, el personal administrativo del SEP se divide en tres categorías. Primero, al igual que en el resto de

La parte de salarios en los ingresos nacionales declinó notablemente en España, hasta caer al 52%, el porcentaje más bajo de la historia.Las políticas

Primera: afirmar desde la izquierda “¿revolucionaria?” que el candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, una vez en el gobierno será más de lo mismo,

El montaje de Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, reúne el trabajo de más de un centenar de estudiantes y profesores

Aprovechándose de un sentido malestar con la gestión de  un gobierno surgido de las urnas electorales,  un minoritario grupo ultranacionalista, que se declara neonazi,

El intercambio social es muy importante en la consultas grupales de nutrición, pues al compartir conocimientos y experiencias los participantes sobrellevan mejor las dificultades

Los usuarios de los Ebáis administrados por la Unibe en Monstes de Oca, La Unión y Curridabat han denunciado que hay menos fichas para
Semanario Universidad