Surgen dudas por requisitos para concesión de bandas telefónicas

Aunque el especialista en telecomunicaciones Gerardo Fumero Paniagua cree que con los requisitos que se anunciaron para la licitación de las bandas de telefonía

Expertos en telecomunicaciones discrepan de cuántos operadores de telefonía celular deben ofrecer servicios.

Aunque el especialista en telecomunicaciones Gerardo Fumero Paniagua cree que con los requisitos que se anunciaron para la licitación de las bandas de telefonía celular prácticamente las tres concesiones “ya tienen nombre”, el presidente de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) –George Miley Rojas- afirma que hay otras empresas que también pueden cumplirlos.

El criterio de Fumero parte de que Miley Rojas anunció que a las compañías interesadas en obtener concesiones para operar telefonía celular, la SUTEL les exigiría condiciones mínimas como tener tres millones de suscriptores y cobertura en al menos tres países, cinco años de experiencia, y registrar ingresos no menores a los $700 millones en los últimos tres años.

Dichas exigencias las planteó el jerarca durante una audiencia pública el pasado 18 de enero, para dar a conocer el proceso de apertura del mercado de la telefonía celular, exigido por el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.
Para Fumero, “esas condiciones deciden prácticamente el destino del concurso, pues solo las podrían cumplir tres transnacionales, las mismas que en el continente latinoamericano acaparan esos servicios en un oligopolio: Telefónica, Telmex y Digicel”.
Al rebatirlo, Miley dijo que “olvida el señor Fumero la capacidad de otras empresas que también puedan cumplir con los requisitos y han manifestado su interés en incursionar en este mercado”.
En coincidencia con el Presidente de la SUTEL, el abogado y consultor en telecomunicaciones de la firma Ciber-Regulación Consultores S.R.L –Juan Manuel Campos Ávila, estima que “es conveniente para el país que se establezcan en el cartel elementos que regulen la capacidad financiera, experiencia práctica e inversiones  de potenciales interesados en invertir en telefonía celular”.
Contrario a Campos se manifestó Leonel Fonseca Cubillo, exjerarca de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP): “Está demostrado que estas multinacionales gigantes de las telecomunicaciones son verdaderos monopolios u oligopolios. Pasaremos de  un monopolio público -condenado por los neoliberales- a uno peor, que ya lo hemos sufrido en todo Latinoamérica y el mundo: el de las multinacionales privadas en electricidad, telecomunicaciones, combustibles y acueductos”.
A la sede de la empresa Digicel en Jamaica –interesada en obtener una de las tres concesiones que otorgará el cartel de licitación-, se le consultó sobre el tema el pasado 24 de febrero. Sin embargo, Antonia Graham, encargada de relaciones públicas de esa transnacional, respondió que “en esta ocasión no nos referiremos al tema”.
Tampoco atendió la consulta el presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Pedro Pablo Quirós, a pesar de que el vocero institucional –Elbert Durán- el 25 de febrero se comprometió a hacerlo. El ICE ha tenido que ceder gran parte de las frecuencias (espectro radioeléctrico) que manejaba, para que el Poder Ejecutivo ponga a concurso las bandas necesarias para la apertura de la telefonía celular.

¿CONCESIONAR O REGALAR?

A partir de lo dicho por George Miley el pasado 18 de enero –cuando dio detalles sobre el concurso público “Concesión de frecuencias para la operación y explotación de servicios de telecomunicaciones–telefonía móvil”, Gerardo Fumero hizo ver que los requisitos para las eventuales empresas concesionarias anunciados en ese momento, hacen que surja la duda de si lo que se quiere es concesionar o “regalar” el espectro radioeléctrico.
Explicó que la SUTEL insiste en adjudicar tres concesiones mediante el concurso, que corresponderían a los únicos tres oferentes (Telefónica, Telmex y Digicel) que podrían cumplir con las condiciones expuestas por Miley.
Debido a lo anterior, Fumero Paniagua sostiene que «sin ser un genio, es claro que si se tienen tres concesiones para los únicos tres posibles oferentes, ninguno tendrá el más mínimo estímulo para ofertar una suma importante, si de todos modos tiene una concesión asegurada». Por eso se pregunta “¿cuál es el interés de la SUTEL: procurar el mayor beneficio para el país o regalar el espectro?”
El especialista se inclina por seguir la recomendación que hizo a petición del gobierno la firma Sepúlveda Consulting de Canadá, en un estudio sobre la estrategia de apertura del mercado de las telecomunicaciones costarricense.
Aquel informe recomendaba “otorgar una licencia a un solo operador nuevo en el corto plazo”, lo cual –en criterio de Fumero- obligaría a las empresas a ofrecer sumas mayores por esa única concesión y así el país obtendría un monto mayor que si sacaran a licitación tres frecuencias.
El experto recordó que sobre el proceso de apertura de la telefonía celular gravitan “suficientes dudas”, como una investigación de la Procuraduría General de la República y de la Contraloría, así como tres recursos de amparo ante la Sala Constitucional.
Con fecha del 1 de marzo, Fumero le remitió a la presidenta electa, Laura Chinchilla, una carta en la que le solicita reconsiderar los alcances del proceso licitatorio y acoger la recomendación del estudio de Sepúlveda Consulting, de adjudicar a un solo operador. “La forma en que está planteado el concurso, solo lograría el mayor beneficio para los nuevos operadores entrantes y el menor para el Estado”, acotó.

DUDAS POR PROPUESTA

De acuerdo con el exregulador general, Leonel Fonseca Cubillo, lo mejor sería hacer una especie de concurso de belleza, en el que la compañía ganadora será la que tenga mejores atributos y pague más.
“Pero, dadas las condiciones oligopólicas y la total falta de transparencia y hasta de manifiesta ilegalidad con que se maneja este asunto -tanto por la SUTEL, el ICE y el MINAET-, no son muchas las esperanzas para que quien gane el `beauty contest´ sea la mejor y de mayor beneficio -incluyendo el financiero o fiscal- para el país”, agregó.
En lo que Fonseca no coincidió con Fumero, es en cuanto a que solo haya un concesionario, “pues entonces caeríamos en las garras de Slim, de Telefónica o de cualquier gigante de telecomunicaciones de EE.UU. (…). Si se abrió el mercado, bueno que se peleen entre ellos, supuestamente para dar un mejor servicio que el ICE y a precios mucho más favorables”.
Por su parte, el presidente de la SUTEL, George Miley, aclaró respecto a los condicionamientos que había anunciado, que “estos datos se presentaron en la
audiencia pre-cartel únicamente como ejemplos de los requisitos técnicos, y estos
no son vinculantes”.
Añadió que el estudio del espectro radioeléctrico que elaboró la SUTEL hace un año, describió la capacidad del país para que operen cuatro operadores. “Los tres operadores que se sumarán al incumbente, tienen que demostrar su capacidad técnica, financiera y experiencia, para proveer un servicio con los estándares de calidad requeridos. Olvida el señor Fumero la capacidad de otras empresas que también puedan cumplir con los requisitos y han manifestado su interés en incursionar en este mercado”.
En relación con la tesis de que ya la licitación “tiene nombres”, la atribuyó a una “interpretación ligera” de Fumero, que no toma en cuenta que “existe un fuerte estímulo
para invertir en el país y nadie tiene ninguna concesión asegurada. Esto por cuanto el cartel aún no ha sido conocido y por lo tanto no son públicas aún las reglas del concurso, para que se puedan aseverar estos comentarios”.
Miley Rojas aboga por un concurso simultáneo de las tres bandas, que garantizará una mayor participación del mercado oferente e igualdad de oportunidades para todos. “Cualquier economista y experto en telecomunicaciones sabe que un mercado de dos
operadores (un duopolio) no es más que una extensión del monopolio mismo y no trae
consigo las ventajas de desarrollo de infraestructura, competencia en calidad, precio  y servicio, así como un desarrollo directo e indirecto más acelerado de las economías en desarrollo”, indicó.
Por otro lado, el asesor de Ciber-Regulación Consultores S.R.L, Juan Manuel Campos, favorece la implementación de requisitos, aunque en este caso ve difícil opinar más a fondo sin conocer aún las exigencias formales del cartel.
“Hay que recordar que este tipo de normas se han aceptado en algunos carteles licitatorios siempre y cuando no lesionen el principio de libre participación. Mi criterio es que deben suavizarse este tipo de normas, a fin de contar con la mayor cantidad de oferentes”, alegó.
Campos Ávila aseveró que hay inseguridad jurídica para los inversionistas en telecomunicaciones y que eso podría afectar el modelo que se quiere implementar. “Es necesario juzgar cuáles son las razones para que transcurridos ya dos años desde la vigencia de la ley de telecomunicaciones, el consumidor final no tenga una oferta diversificada de servicios. De mi percepción y análisis del mercado costarricense considero que será difícil que más de tres empresas de telefonía celular participen por las concesiones de espectro para operar servicios móviles; si esto fuera así, el Estado corre el riesgo de recibir muy poco dinero por las concesiones”, advirtió.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El caso es que en el pesado paquete que me entregaron, venían un par de libros de tapa amarilla, desde los Estados Unidos (pues

No me considero una persona conservadora y soy relativamente tolerante, pero el ver cómo aumentan los futbolines en nuestras escuelas y facultades me llama

El derrumbe del Estado Benefactor provocó la desaparición del estatus de seguridad ciudadana que este propiciaba y Costa Rica se convirtió en un pueblo

Un cuestionamiento profundo a las actitudes de intolerancia y agresión que se dan dentro de las familias, pero que afectan al conjunto de la

Por las calles abrumadas de personas en busca de nada, los escombros abundan y el tendido eléctrico aún cuelga prendido apenas de la firmeza

La notificación dice, además, que la UCR “podrá retirar todos los equipos de su propiedad” y, en referencia a la cláusula quinta del

Documentos del ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Álvaro González, enviados en un anónimo a UNIVERSIDAD evidencian que el despacho analizó paso a

Los conflictos generados por la instalación de minas a cielo abierto que pretenden la extracción de metales no son un asunto nuevo, y mucho
Semanario Universidad