Telefónicas privadas tienen versión “premium” de ventas ambulantes

Claro y Movistar venden líneas telefónicas en camionetas estacionadas en calles y zonas prohibidas sin temor a la policía.

Empezaron por San José y ahora van por Cartago, Alajuela y otras ciudades. Las telefónicas Claro y Movistar venden tarjetas telefónicas y teléfonos en vehículos de esas empresas que se estacionan en zonas prohibidas o sobre las aceras en céntricas calles que generalmente están congestionadas.

Hasta hace unos meses se veía incluso allí vehículos con restricción vehicular por el número de placa que andaban. Ahora, en el caso de Movistar, algunos vehículos circulan sin placa o permiso de circulación visible.

Esta situación se mantiene a pesar de denuncias que han presentado algunos ciudadanos para que la Policía de Tránsito y la Policía Municipal hagan cumplir la ley a esas empresas, con la misma diligencia con que multan a los ciudadanos que estacionan en área prohibida o corren a los vendedores ambulantes que tienen puestos improvisados en las aceras.

Ante esa misteriosa tolerancia con las ventas ambulantes de las telefónicas en vehículo, tanto el director de la Policía Municipal de San José, Marcelo Solano, como el Director General de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, niegan que haya complacencia.

En tanto, la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) se mantiene al margen con el argumento de que el asunto no entra en la competencia regulatoria.

Unidad de Movistar en la acera de la Catedral, frente al Parque Central donde hay parada de taxis. Foto: Jorge Araya
Unidad de Movistar en la acera de la Catedral, frente al Parque Central donde hay parada de taxis. Foto: Jorge Araya

El director de la Policía Municipal, Marcelo Solano, dijo que constantemente están regulando y decomisando la mercadería a los vendedores ambulantes de las telefónicas, pero en el caso de las que se hacen en las camionetas el problema es que la policía no se puede introducir al vehículo para decomisar la mercadería.

Entonces la única manera de regular eso es por vía del tránsito, con multas por mal estacionamiento, ya sea cuando están en línea amarilla o cuando están obstaculizando y haciendo presa.

Solano asegura que ha mandado dos notas a la gerencia de mercadeo de Claro –pues era la que tenía mayor presencia en la calle- y no hubo respuesta, y agregó que hace unas semanas envió una queja formal a la Sutel.

“En la nota le decía que necesitamos que intervenga con las telefónicas, porque la estrategia de ventas nos está afectando, están usando la vía pública. Pero Sutel respondió que esa no es competencia regulatoria. Volvemos al problema, estamos solos”Marcelo Solano, Director de la Policía Municipal

“En la nota le decía que necesitamos que intervenga con las telefónicas, porque la estrategia de ventas nos está afectando, están usando la vía pública. Pero Sutel respondió que esa no es competencia regulatoria. Volvemos al problema, estamos solos”, aseguró Solano.

En la Dirección de la Policía de Tránsito aseguran que constantemente los agentes les hacen partes a los vehículos de las telefónicas y los corren, pero inmediatamente se ubican en otro lugar, y no hay suficiente personal para controlar la situación.

Casualmente, el pasado jueves 18 un equipo motorizado de oficiales de tránsito tenía un operativo de control en la avenida Segunda a la altura de la Catedral Metropolitana, y al preguntarles por qué no sancionaban a la gente de Movistar que estaban a simple vista estacionados en zona prohibida en la otra esquina de la cuadra, uno de agentes, identificado como Guillermo Canales, dijo que ya habían sancionado a dos, “y si hay otros es porque uno los sanciona y vuelven”.

“Igual que los taxistas, usted los corre y al momento están ahí, es de nunca acabar; hay que tener un oficial fijo ahí y no hay cómo, porque hay 23.000 carros para cada oficial”, justificó.

Ante la observación de que a veces se ve a patrullas pasar frente a esos carros mal estacionados y nos les dicen nada, repuso que “el deber del oficial es correrlos, pero no todos actuamos igual”.

Según uno de los jóvenes encargados de una unidad de Movistar estacionada frente a la Catedral Metropolitana, ellos andan “pulseándola” con la venta en la calle y la Policía de Tránsito les hace partes, por lo que se tienen que mover a otro lugar.

Negó que la empresa los mande a ubicarse en puntos específicos, pero contradictoriamente, su otro compañero, cuando se les preguntó si las multas las pagan ellos o la empresa, dijo que si el parte se produce en un lugar distinto a donde los mandan, les toca a ellos pagarlas.

Venta de tarjetas telefónicas al costado del Correo en la transitada avenida Primera. (Foto: Archivo)
Venta de tarjetas telefónicas al costado del Correo en la transitada avenida Primera. (Foto: Archivo)

Al presidente de Sutel se le preguntó la semana pasada por medio de la oficina de Prensa, si la entidad ha tenido alguna iniciativa con el propósito de regular la estrategia de ventas ambulantes de líneas telefónicas y equipos en vehículos que las empresas telefónicas están utilizando para vender en las calle, violando la ley de tránsito y sin tener que pagar patentes ni derechos comerciales ni otros costos del establecimiento regular.

La respuesta fue que la “Sutel no tiene jurisdicción en regular las ventas ambulantes, compete a funciones normativas de cada municipio el ordenamiento de las diferentes ventas que se gestionen en su ámbito de acción.  Además, a nivel institucional no se registra ningún tipo de reclamación por este tema.”

Será otra historia

El director de la Policía Municipal, Marcelo Solano, dijo que para regular las ventas de las telefónicas en vehículos requiere obligatoriamente del concurso de la Policía de Tránsito. Cuando han logrado coordinaciones se han hecho algunos operativos al mes que consisten en regular, decomisar, multar, sancionar e evitar que las telefónicas utilicen la calle para vender, relató.

“Por eso digo que no hay tolerancia, lo que sí hay es una dificultad práctica de competencia que todavía no tenemos en la Policía Municipal de San José. Espero tener a partir de diciembre o enero un equipo de policías municipales que tengan la boleta de tránsito.”

Explicó que la nueva ley de tránsito permite que la Policía Municipal sea habilitada para regular el tránsito. Para eso hay que cumplir una serie de requisitos que ya están en trámite. La Municipalidad de San José está invirtiendo ¢40 millones en la compra de una grúa para levantar vehículos.

“Ahí sí, con inspectores y grúas, la historia va a ser distinta”, aseguró Solano.

OFICIOS

En una respuesta a las denuncias que desde el mes de febrero ha estado enviando del grupo denominado Costa Rica Solidaria, Juan Guillermo Rodríguez, jefe del Área Central Metropolitana de la Policía de Tránsito, indicó que se hace todo lo posible dentro de los planes operativos de la Policía y dentro de las posibilidades que le genera la atención de incidentes viales, con resultados de daños materiales o de heridos y muertos en sitio, aparte de la gran cantidad de regulaciones viales a las cuales se abocan los pocos oficiales con los  que cuenta la Delegación de Tránsito de San José.

“Oficial por oficial, la Policía de Tránsito es una de las dependencias más eficientes en la atención de incidentes, esto no lo digo yo, lo dicen jerarcas de otras dependencias policiales; pido las disculpas por no poder cumplir con sus expectativas, pero repito, hacemos todo lo que podemos con el recurso que tenemos”, indicó Rodríguez.

Una integrante de Costa Rica Solidaria, Flora Fernández, dijo que ante el fracaso de los pedidos para que actúe la Policía Municipal, comenzaron a enviar las denuncias al Director General de Tránsito, Mario Calderón, quien se las envió al Director de Operaciones Policiales, Hedmer Fallas, quien a su vez se la mandó a Juan Guillermo Rodríguez.

Fernández mostró copias de los oficios en que los funcionarios solicitan a subalternos informar sobre la denuncia, pero dijo que nada se gana con que manden una y otra vez oficios si no se logra el objetivo que es que Movistar y Claro dejen de vender líneas telefónicas en la vía pública, sino que por el contrario las han multiplicado.

En la documentación aparecen partes de ¢40.000 y ¢51.249 hechos a los conductores de esos carros, pero además de ser pocas, las multas son ridículas comparadas con lo que las empresas tendrían que pagar para mantener un local de venta, consideró.

La única solución viable para acabar con esa mala práctica comercial es que el Tránsito haga un operativo o una petición formal a la Sutel para que se advierta a esos operadores de telefonía celular que si persisten en violar leyes de tránsito con las camionetas, serán sancionados quitándoles la concesión. De lo contrario, va a ser como hasta el momento, como «espantar tijos» que se vuelven a colocar apenas se van, y así nunca se va a lograr nada, dijo Fernández.

Una de las quejas es que el puesto de venta en la Catedral agrava el embotellamiento del tránsito porque en la acera de enfrente hay una parada de taxis y el ancho de esa calle no alcanza para tener a ambos lados vehículos estacionados.

En el puesto de venta del Correo lo más molesto son los constantes pitazos y la contaminación causada por el embotellamiento que se genera en la transitada avenida Primera.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Desde el año 1990 Costa Rica se inscribió en el juego de la globalización, cuando se adhirió al Acuerdo General Sobre Aranceles Aduaneros

Si tuviera que hacer un análisis de los eslogan utilizados en las campañas electorales de los últimos tres presidentes designados en nuestro país,

Establecerían normativas para garantizar calidad del servicio.

Semanario Universidad