Temen militarización del país

Si no hubieran sido las protestas populares contra la revisión técnica de vehículos, los 100 días del gobierno de Abel Pacheco se cumplirían hoy

Si no hubieran sido las protestas populares contra la revisión técnica de vehículos, los 100 días del gobierno de Abel Pacheco se cumplirían hoy sin mayores sobresaltos. Diversos sectores no esperan decisiones distintas a otros gobiernos en el campo económico y financiero, así como en torno a la supeditación de la política exterior respecto a Estados Unidos.

Presidente Abel Pacheco: sumido en el proyecto de ajuste fiscal.

«Nos preocupa que nos enredemos en el Plan Colombia», destacó esta semana el ex jefe de Estado, Rodrigo Carazo, al evaluar los 100 primeros días del presidente Abel Pacheco de la Espriella.

Las preocupaciones de Carazo ( 1878-1982), expresadas a UNIVERSIDAD, tienen su fundamento. En su reciente gira a Estados Unidos, del 11 al 15 de junio anterior, el quincuagésimo segundo gobernante costarricense recogió innumerables promesas de préstamos, de cooperación bilateral, contactos, simpatías y compromisos de la administración de George W. Bush.

Sin embargo, como siempre ocurre en las relaciones del Norte con el Sur, los convenios de cooperación y los préstamos tienen sus condiciones.

El servicio Secreto de Estados Unidos prestó a Pacheco una lujosa limosina Cadillac para sus traslados de la Casa Blanca al Capitolio y de este lugar a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fue entonces cuando Pacheco expuso la necesidad de reunir $60 millones para construir instalaciones ecoturísticas en los parques nacionales y $30 millones para proteger la Península de Osa, devastada por la explotación irracional de la madera

Allí, en esas magnas citas, dejó planteado, además, el interés del país por convertir en proyectos de conservación  parte de una deuda  de $200 millones que se tiene con el Gobierno estadounidense, idea que lleva cuatro años promoviéndose.

Si bien sus viajes al FMI y sus contactos con «hombres de negocio» no surtieron efectos financieros inmediatos, el gobierno norteamericano  si logró ventaja desde el momento en que W. Bush ratificó al visitante  que requerían de una academia  policial para el hemisferio en suelo tico.

Lo demás es historia. Un mes después de la cita Pacheco – Bush el grueso de los legisladores oficialistas y la llamada oposición votaron a favor de la llegada masiva de barcos de guerra a los mares costarricenses. Son para ayudar al combate del narcotráfico, dijeron parlamentarios de Liberación Nacional y del Partido Unidad Socialcristiana.


El pulso lo había ganado la embajada norteamericana a los sectores opuestos al Plan Colombia y la instalación de la academia policial en una vieja finca de los maestros pensionados, es cuestión de tiempo.

Precisamente, para Carazo esta es una de las grandes preocupaciones a solo 100 días del gobierno de Pacheco. «En lo internacional temo que caigamos en la militarización».

Idéntica preocupación plantea el ex parlarmentario y politólogo, José Merino del Río, al señalar que la presencia de buques de guerra, de militares entrenándose para «defender el ambiente» y la academia, son parte de una

estrategia estadounidense para usarnos en planes de guerra en la región, empezando por Colombia, sin olvidar Venezuela y otras situaciones explosivas.

«Nefasto sería para el país que en momentos en que  el Gobierno de Bush trata de militarizar a la  sociedad norteamericana, sus agentes vengan a Costa Rica a montar una nueva sucursal de la infausta Escuela de las Américas. Esa Escuela de Policía nada tiene que ver con las necesidades de seguridad ciudadana en un país democrático», preciso Merino del Río.

La otra preocupación del exmandatario Carazo  en estos 100 días del gobierno de Pacheco radica  en que la actual administración «caiga en más de lo mismo».

Esto es, explicó a UNIVERSIDAD, que el gobierno crea que la solución fiscal y económica está en las recetas del FMI y que «San Nicolás viene a estos países con el saco lleno de dinero.

Para Merino del Río, en cuestiones económicas Pacheco sigue los fundamentos y el camino de los gobiernos neoliberales que lo antecedieron.

Los   salarios, con pequeños aumentos, perderán poder adquisitivo frente al desarrollo de la inflación. Esto se traducirá en más hambre.

Añadió que la política económica tiene hoy el

epicentro en el tema fiscal, y Pacheco receta otro paquete tributario, porque el impuesto al valor agregado tal como se plantea significará un gran aumento de los impuestos indirectos que pagan fundamentalmente los sectores populares.

Con  Oscar Arias de asesor, dijo,  los ricos siguen oponiéndose al pago de impuestos, mientras  el entusiasmo con el ALCA, Puebla-Panamá y TLC con los EE.UU. vaticina una política económica orientada a una mayor desrregulación, liberalización y  privatización de nuestra economía.

Los «notables» – refiriéndose a un grupo de expertos llamados por Pacheco para ver el l plan fiscal- van a recortar el gasto y quienes sufrirán son los sectores sociales, afirmó Merino del Río

Entre los notables figuran el Ministro de Hacienda Jorge Walter Bolaños, un profesional con renombre dentro de las aulas del Instituto de Administración de Empresas (INCAE), así como el economista Ronulfo Jiménez, un experto que demuestra cómo en el país no hay tantos pobres.

Merino del Río recordó que la actitud del gobierno ante el conflicto por  la revisión técnica de vehículos por cuenta del consorcio español Riteve, marcó un precedente muy peligroso: quieren criminalizar la protesta social y meter miedo a la gente con amenazas de cárcel, gases y garrote, subarayó el exdiputado.

En materia económica, el Secretario General de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, coincide con los temores del expresidente Carazo y de Merino del Río.

«Sigue la senda neoliberal, establece impuestos indirectos y apuesta a un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que matará a la pequeña y mediana empresa.

Sin embargo, el dirigente de la Corporación Hortícola, Rafael Angel Rodríguez, en declaraciones públicas, difiere con todos aquellos que vaticinan un gobierno de agitación social en el país y marcado acento neoliberal en estos 100 días.

Para Rodríguez, en cuanto a los Tratados de Libre Comercio, el gobierno de Pacheco estuvo siempre anuente al diálogo con los paperos -principal oposición al convenio con Canadá- y ello garantiza que la actual administración no tendrá agricultores en la calle «haciendo huelgas».

Pacheco, por su parte, prometió a este Semanario que » no adoptará medidas que el pueblo no apruebe».

En sus declaraciones, en las que reafirmó «no tener compromisos con nadie» ( ver UNIVERSIDAD # 1481 del 31 de mayo), dejó abierta la posibilidad de la explotación masiva del atún, siempre y cuando no se sacrifiquen otras especies, reiteró su compromiso contra la corrupción, así como con un pacto fiscal, entre otros.

A juicio de Carazo conviene rescatar en estos primeros 100 días del gobierno el compromiso de Pacheco con el ambiente y la ecología, así como la lucha contra la corrupción.

CORRUPCION

Por el contrario, para el sindicalista Vargas, no parece existir una política de estado en materia de corrupción.  «Se toman iniciativas individuales según lo que denuncien los medios», añadió

Lo cierto de la cruzada anticorrupción emprendida por Washington y secundada por Pacheco, como parte de la «ofensiva» en América Latina, tienen sus diferencias debido a sus objetivos. En el primer caso se procura reafirmar la honorabilidad de los grandes inversionistas en el «capitalismo salvaje», mientras que por estos lados de lo que se trata es de evidenciar cómo  la corrupción carcome el «ineficiente estado», el que debe reducirse.

De esta manera, en el presente semestre tres enormes compañías privadas norteamericanas fueron «limpiadas» de deshonestos capitalistas.

Las tres compañías, paradójicamente,  tuvieron vínculos con quienes hoy son  autoridades estadounidenses. Una de ellas dedicada al campo energético(Emron) y ligada con W. Bush, la otra (Worldcom) involucrada con actividades informáticas y vinculada con  la  campaña electoral del hoy presidente de Estados Unidos.

El carácter populista de la lucha anticorrupción es notada por el politólogo  Merino del Río, al indicar que  «Pacheco ha tenido la habilidad de conquistar simpatías con gestos éticos, no despreciables para una ciudadanía harta de tanta corrupción, sus promesas ambientales y su nueva actitud hacia Nicaragua.

Así que la lucha contra la corrupción pública en Costa Rica -o en Argentina, Guatemala o Nicaragua, por ejemplo- no podía quedar al margen de una cruzada de la dimensión dada por la Casa Blanca.

La abrupta caída en el país de la presidenta del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Roxana Víquez, a raíz de la compra de lotes para gente de escasos recursos, así como el retiro de la Asamblea Legislativa de la diputada oficialista, Liliana Salas, por supuesta venta anómala de una finca familiar en San Ramón de Alajuela, son aristas de una lucha de impacto político, que el presidente Pacheco maneja hasta ahora con gran habilidad en torno a los recursos públicos.

No obstante, la lucha contra la corrupción del gobierno hasta ahora sigue sin deparar un golpe  de timón a los diversos peces gordos del sector privado, pero es innegable que el presidente logró despertar la esperanza de una nueva moral administrativa entre los que ya la habían perdido.

LUCHAS SOCIALES

«No caben dudas de que la ciudadanía apoya la política anticorrupción», resaltó el Secretario General de la ANEP, Albino Vargas, para quien al gobierno en estos 100 días » lo vemos caminar por la cuerda floja».

No es para menos. Las disputas por el llamado «Plan Fiscal» están a la orden del día por todo lo que ello implicará en el campo financiero.

Para Bernal Jímenez, jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), uno de los problemas del presente plan fiscal radica en que el gobierno imponga nuevos impuestos y no corrija las deficiencias estructurales.

Hoy, los socialdemocrátas, a diferencia de los que luchaban  en el pasado por un Estado Social fuerte, apoyan las tesis del estricto «encuadre financiero: a rajatablas los egresos  deben ser menos que los ingresos para que la iniciativa privada se haga cargo de los negocios lucrativos que estaban a cargo del Estado.

Mientras el empresariado nacional pugna por los impuestos indirectos -los directos o las mercancías gravadas desde la fábrica, con el fin de evitar la evasión-  para no desestimular  la competitividad en tiempo de libre mercado.

No es extraño entonces que el sindicalista Vargas, al ser consultado sobre los logros económicos de Pacheco durante los 100 días de gobierno, dijera que ven al Ejecutivo «caminar en la cuerda floja».

Los actos del presidente, añadió,  aparentemente pretenden quedar bien con todos los sectores en pugna.

Para Vargas no hay dudas de que Pacheco apostó a los neoliberales y por eso se avecinan días de mucha agitación social.

En ocasión de la próxima discusión por el paquete fiscal, anunció el dirigente sindical,  llamaremos a la movilización de masas para forjar un cambio de estrategia y crear una nueva propuesta fiscal.

Vargas aseguró que será una lucha muy dura. El Partido Liberación Nacional (PLN) está en proceso de descomposición, el Partido Acción Ciudadana (PAC) tiene un futuro incierto y los socialcristianos muestran grandes diferencias internas ente abelistas y calderonistas.

PENDIENTE

El convencimiento logrado por Pacheco para que los diputados le aprobaran en primer debate el Tratado de Libre Comercio con Canadá,  figura entre sus  principales logros en estos 100 días de gobierno.

El sí al convenio comercial con Canadá es además una señal inequívoca de que el tratado comercial entre Centroamérica y los Estados Unidos se aprobará sin mayores discusiones en la Asamblea Legislativa.

Así, el presidente Pacheco pasará a la historia como el gobernante que firmó los convenios de libre comercio con Canadá y Estados Unidos, aunque ellos abran la discusión en torno a las secuelas en el quehacer político, cultural, ambiental, político, militar e ideológico para las futuras generaciones a un plazo de 20 años.

Queda pendiente empero la lucha contra la pobreza en que vive el 20% de los costarricenses. El prometió el pasado 8 de mayo, al asumir su gestión como presidente número 52, enderezar sus esfuerzos a favor de los desposeídos.

No dijo que terminaría con la pobreza. Prometió hacer esfuerzos para hacer más digna la vida a ese 20% de pobres. Las cifras de fin de año dirán si las condiciones de ellos han mejorado.

Asimismo asumió compromisos con la seguridad social, ya no solo como presidente, sino además como psiquiatra de 68 años, sabedor de los dolores de cabeza  causados por  las enormes filas en los hospitales y clínicas del Seguro Social, la pésima atención a pacientes, las listas de esperas para exámenes y consultas con especialistas, entre otras.

Ese 8 de mayo prometió además, una tasa de crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) del 6%. Dijo que reduciría el déficit fiscal consolidado del sector público en 1% al año, hasta alcanzar el 0% en el 2006.

.»Estas cosas son así, ojalá pudiera venir a Washington y llevarme plata para allá. Esto

es un proceso largo pero el camino se comenzó a caminar», replicó Pacheco al regresar de su gira por Norteamérica,  en una evidente alusión de que sus promesas son independientes de que Estados Unidos suelte el dinero.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Resulta por lo menos paradójico que aunque Charles Bukowski se inició y publicó más libros como poeta que como narrador, en lengua española se

Si no se le da un carácter prioritario a la búsqueda de soluciones para la contaminación de las cuencas hidrográficas y las fuentes de

Un ambicioso proyecto de integración, con un área de un millón de km. cuadrados y unos 64 millones de habitantes, pretende unir a los

Herman Hesse es objeto de múltiples homenajes al cumplirse 125 años de su natalicio y 40 de su desaparición. El 9 de agosto se

A pesar de que el régimen municipal podría no estar preparado aún para la elección de alcaldes en diciembre, la participación popular será decisiva.

La novela de Joaquín Gutiérrez Murámonos Federico, considerada por la crítica como la más lograda de toda su producción, acaba de reaparecer luego de

Mientras la Asamblea Legislativa aprobaba el permiso para que ingresen naves de guerra de los Estados Unidos en aguas jurisdiccionales, con la excusa de

Yoji Yamada, el destacado y popular cineasta de Japón, visitó Costa Rica la semana pasada. He aquí un análisis de su extensa obra, parte
Semanario Universidad