Vladimir De la Cruz: Hay que dar un naranjazo al modelo impuesto

Vladimir De la Cruz: «Fuerza Democrática es un partido basado en principios del humanismo». Si todavía se guarda el sentimiento de convertir a Fuerza

Vladimir De la Cruz: «Fuerza Democrática es un partido basado en principios del humanismo».


Si todavía se guarda el sentimiento de convertir a Fuerza Democrática en una tercera fuerza política, «hay que volver a dar un naranjazo al equivocado desarrollo impuesto hasta ahora», aseguró el candidato presidencial por esta agrupación: Vladimir De la Cruz De Lemos.

Al aspirante a mandatario para el periodo 2006-2010, le tocó abrir el ciclo de entrevistas que este Semanario inició con los 14 candidatos inscritos, de cara a las elecciones del domingo 5 de febrero.

El pasado 5 de octubre De la Cruz respondió a preguntas de los periodistas Jeymer Gamboa, Fernando López, Laura Martínez, Ana Incer, y Eduardo Ramírez, quien procesó la entrevista.

¿Qué ofrece el partido Fuerza Democrática (FD) para obtener el voto de aquellas personas que buscan una tercera opción frente al bipartidismo tradicional?

 

 

– En el proceso electoral, los ciudadanos -y particularmente los jóvenes- deben preocuparse por aquellas alternativas político-electorales que no han gobernado ni han tenido responsabilidad en la toma de decisiones que afectan la vida de la población. Si se parte desde este punto de vista, las personas conscientes no deberían votar por los partidos tradicionales, Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC), ni tampoco por los que están en la Asamblea Legislativa, en razón de que ellos han cohonestado la política neoliberal impulsada desde esa instancia, en concordancia con lo que el PLN y el PUSC trazaron como desarrollo nacional.

¿Usted cree que FD -con aquel famoso lema del naranjazo- va a levantar su caudal electoral, tomando en cuenta la visión negativa que tiene la población sobre la política?

-La idea del naranjazo en 1998 fue muy bien concebida y estaba orientada a golpear al bipartidismo tradicional. Creo que lo logramos, al convertirse FD en la tercera fuerza electoral y de allí el éxito en cuanto a diputados y regidores. Si ese sentimiento todavía se guarda en el corazón de la ciudadanía, hay que volver a dar un naranjazo al equivocado desarrollo impuesto hasta ahora. Solo impulsando una nueva orientación económica nacional, democrática, que produzca más bienestar para todos, es posible. Eso es lo que nosotros ofrecemos hoy.

¿Cree que sea posible conformar una coalición de partidos pequeños, para ofrecer una opción más viable electoralmente?

-En este momento es técnicamente y jurídicamente imposible; ya no se puede hacer y hablar de ello es perder el tiempo. No hubo la voluntad suficiente para hacerlo; y hubo un error al intentar crear la coalición alrededor de la lucha contra una persona, un candidato. Aquí no se trataba de eso, sino de hacer una coalición en torno a un modelo de desarrollo y sobre un plan de gobierno. De nada de eso se habló. FD no fue invitada a participar en esas instancias y algunas de las personas que nos invitaron a establecer algunas conversaciones, todavía pertenecían al PUSC y a otros sectores, y estaban en una mezcla verdaderamente extraña. FD, en esas condiciones, no contribuyó a ninguno de esos esfuerzos, que nos parecían equivocados.

¿Le parece que su partido podría recuperar el caudal electoral que había capitalizado durante la lucha contra el combo ICE?

– Esta fue una lucha importante que se dio, gracias a la presencia de FD en la Asamblea Legislativa. En este momento no hay allí un partido, ni diputado, en capacidad de hacer una oposición similar que pueda aglutinar a la población. En ese escenario es urgente que haya un partido como FD, que le dé seguridad a la población de que va a tener defensores de sus intereses y luchadores ante aquellos proyectos contrarios al interés nacional.

¿Cómo se define ideológicamente Fuerza Democrática?

-A Fuerza Democrática la definió ideológicamente Isaac Felipe Azofeifa -fundador del partido en 1992- como un partido basado en los principios generales del humanismo, patriotismo, nacionalismo, en la participación ciudadana, en los valores sociales. FD no está adscrita a ninguna ideología o posición política en particular. Busca luchar por la justicia, los intereses del pueblo, contra el TLC, mejorar los salarios; es un partido de izquierda. Decimos que heredamos el pensamiento social de costarricenses como Félix Arcadio Montero, Jorge Volio, Manuel Mora Valverde, Víctor Manuel Sanabria Martínez, Rafael Ángel Calderón Guardia,  o de la doctrina social de la Iglesia, y de las corrientes socialdemócratas. Queremos profundizar esas reformas sociales que se han hecho institucionalmente.

Muchos candidatos de las agrupaciones pequeñas hablan de recuperar el pensamiento social. ¿Cómo se diferencia su partido de estos otros?

-Del PAC es muy fácil diferenciarse, porque es un partido – relevo del PLN y no hay nada que diga lo contrario; su práctica es sustituir al PLN, defender las políticas del TLC, la agenda paralela, y el plan fiscal que afecta a la Universidad de Costa Rica, pues le mete impuestos a sus recursos. Humberto Arce viene también del PLN y del PAC, y si utilizan hoy el pensamiento social es porque es la única bandera que los puede distinguir. La práctica política es lo más importante en este momento.

En un eventual gobierno suyo, ¿cómo armonizaría la atención de las necesidades sociales con las tendencias económicas de libre comercio y globalización?

-Si el TLC estuviera aprobado y FD ganara las elecciones, denunciaríamos el tratado ante los organismos internacionales, en este caso ante la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos, para replantear una nueva negociación bilateral con Estados Unidos. Nos preocupa -como principal problema- la producción nacional. Esto lo consideramos no solo el eje más importante del desarrollo nacional, sino el espacio donde se pueden resolver potencialmente todos los problemas nacionales. Aseguramos a todo el empresariado nacional que no desaparecerá; podemos fortalecer su existencia, asegurar que sean una fuente de empleo y generadores de producción y riqueza. Todo esto complementado con buenos caminos, integración regional, desarrollo  fronterizo, mejoramiento de los principales puertos. Si pudiéramos desarrollar el «canal seco» con varias vías, resolveríamos problemas que hoy no atiende el Canal de Panamá. No nos oponemos a la inversión extranjera y más bien creemos en ella, pero cuando sea complementaria del desarrollo y no destructora del capital costarricense y de sus empresas. El TLC en México ha demostrado que por cada empleo nuevo generado con inversión extranjera, se producen dos nuevos desempleados.

¿Qué acciones impulsaría para lograr una buena gobernabilidad ante una Asamblea Legislativa que posiblemente estará de nuevo muy fraccionada?

-La ingobernabilidad democrática no descansa en la existencia de muchos partidos políticos en la Asamblea Legislativa. La acción de gobierno la ejecuta el Poder Ejecutivo, y allí es donde se maneja fundamentalmente la acción diaria que afecta a la ciudadanía, como las políticas que dictan las juntas directivas de instituciones del Estado. La Asamblea tiene como función exclusiva aprobar leyes o no hacerlo, y trabaja seis meses del año en la discusión de los proyectos de ley que manda el Ejecutivo. De manera que en la vida diaria es más importante el Poder Ejecutivo que la Asamblea, y por eso, si no hay gobernabilidad es por culpa suya, por no tener la capacidad de articular una política alrededor de los proyectos. En un gobierno de FD, se impulsaría una agenda de problemas fundamentales, alrededor de los cuales se concertaría la mayor unión posible, incluso con fuerzas extraparlamentarias como organizaciones sociales, y organismos no gubernamentales, para promover proyectos de ley. Además, se fortalecerían los mecanismos de referendo y plebiscito, y la participación de representantes sociales en las juntas directivas de las instituciones.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El ajedrez político alemán se complica después de los comicios.Harlan Fuhr, profesor de la Universidad de Potsdam: "En Alemania las reformas están muy atrasadas".

El periodista Armando Vargas reúne aquí algunos artículos y comentarios suyos sobre diversos temas de la realidad nacional. Desde su perspectiva analiza asuntos diversos

Existe la costumbre de considerar a De Quincey como un subproducto de la era romántica, como un romántico menor. Al igual que Blake, pero

No puede entenderse el fenómeno de la xenofobia tica sin una interpretación efectiva de su antecedente ideológico inmediato: el racismo. Por su origen la

Abogado de La República desmiente que haya presiones políticas de Óscar Arias y asegura que estudia el caso para posibles demandas.Enojos y diferendos entre

Humberto Arce y Otón Solís mantendrían la prohibición vigente para la explotación petrolera en el país, Otto Guevara, la eliminaría a cambio de respeto

La falta de inversión pública aumenta las brechas en el acceso a los servicios públicos entre ricos y pobres.A pesar de que la distancia

Las  reiteradas y sabrosas  goleadas que en estos días e históricamente  le hemos a dado a los equipos de Centroamérica nos pueden servir  como un  símil válido y comprobado  con
Semanario Universidad