Walter Muñoz: Luchamos contra la corrupción y por la democracia participativa

Walter Muñoz: Nuestro rol en esta campaña es hacer propuestas concretas y crecer como grupo para comenzar la guerra verdadera, si no es para

Walter Muñoz: Nuestro rol en esta campaña es hacer propuestas concretas y crecer como grupo para comenzar la guerra verdadera, si no es para esta elección, para la siguiente. (Foto: Katya Alvarado)

El médico cardiólogo Walter Muñoz, candidato presidencial del Partido Integración Nacional (PIN) −exdiputado y excandidato presidencial por esa agrupación que formó hace 15 años−, insiste en lanzar dardos al sistema electoral, que tilda de “fraudulento”. Sin embargo, dice que participan para construir el partido como parte de un proyecto político, y para que la gente despierte ante lo que está pasando en el sistema. UNIVERSIDAD conversó con el candidato en vísperas de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) resolviera favorablemente −la semana antepasada− un recurso que el partido interpuso, contra la decisión de rechazarle su inscripción para participar en los comicios.

¿Por  qué surgió el PIN y para qué participa como un partido más de los 13 partidos a escala nacional, que compiten en estas elecciones?

−Nosotros nacimos como proyecto político, no como un movimiento electoral; esa es una diferencia con los demás grupos que están en la papeleta. Nacimos del Centro de Estudios Costa Rica Siglo XXI, un grupo de estudiantes universitarios y profesionales jóvenes, que pasamos diez años estudiando los problemas nacionales. Este partido es un proyecto de solución a problemas nacionales, que tiene muy marcadas algunas características.

¿Como cuáles?

−Desde que nacimos en 1998, antes que otros partidos lo hicieran, promovemos la democracia participativa, y la llevamos a la práctica. En el caso mío, formulé el referéndum de la Caja Costarricense de Seguro Social. Nuestro interés es que el pueblo legisle en muchos campos, a diferencia de otros grupos que se dicen de acción ciudadana, pero no quieren que el pueblo decida, sino que sean los diputados.

¿Cómo se definen ustedes ideológicamente?

−Somos de una ideología demócrata con democracia participativa; es otra distinción.

¿Cómo es eso?

−El ciudadano costarricense es importante solo el  día de las elecciones, después no vale nada. Aquí hay un Estado interventor que se mete en todo y decide todo, mientras que en nuestro proyecto es un Estado rector, en el que pasamos de 20 ministerios a solo 10, porque hay mucha  duplicidad de funciones en el país. Esos 10 ministerios se convierten en una integración del sector privado, el académico, comunal, en la integración del  ciudadano a la participación en las decisiones; la estructura es diferente.

En ese marco fuimos los primeros en proponer el ministerio de la producción nacional, entendida como la agricultura, pesca, artesanía, ciencia y tecnología, una serie de áreas integradas en un solo grupo.

Hemos hablado de crear un ministerio de infraestructura nacional, que integre toda la construcción de la red vial nacional, escuelas, hospitales, también de la necesidad de tener un ministerio de educación y cultura, dos áreas que se han mantenido separadas fantasiosamente. Y así tenemos otros ministerios integrados.

Somos defensores de una seguridad social más fortalecida. Fuimos los que denunciamos la corrupción de la Caja; como diputado di un informe en el año 2001,  al que se opusieron quienes ahora dicen defender la Caja; el Partido Unidad Social Cristiana dijo en ese momento que no había corrupción y don Abel Pacheco me atacó.

Fui el que presentó el proyecto para regular los precios de la canasta básica, porque el costo de la vida es una preocupación para mucha gente. Fui el que presentó el proyecto para que a las personas mayores de 35 años no se les discrimine en el empleo por la edad. Hablo de las acciones tomadas, porque todo el mundo viene a prometer ahora, pero hay que ver qué han hecho en el pasado.

Pero ustedes llevan 15 años como partido y por los resultados electorales pareciera que su mensaje no ha calado…

−No es que no ha calado; todo un tema son las condiciones en que nos ha tocado desarrollarnos. Lo primero es que nosotros sí hemos denunciado la corrupción y defendido la democracia electoral. Cuando nacimos en el 98, quedamos en cuarto lugar a nivel nacional entre 13 partidos, sin tener deuda política.

En la última campaña (2010) nuestro aporte a la Alianza (que formaron el PIN, Alianza Patriótica y el Partido Acción Ciudadana) nos costó el no llegar a la Asamblea Legislativa. Si ve los periódicos, en diciembre (2009) yo estaba electo diputado, pero el PAC llamó a la gente a votar por ellos diciendo que era igual que por el PIN, y después se dejó la deuda política completa.

En esta campaña la parte mediática ha escogido un menú muy interesante: Liberación, la Unidad,  una mezcla de esos dos: el PAC,  y los extremos de derecha e izquierda, para tener un menú donde no haya ninguna posibilidad de que no gane Liberación.

Iniciando nos robaron un diputado y nos negaron la deuda política donde todos tienen. Eso motivó que denunciáramos el fraude electoral que nos hicieron. A partir de ahí se han negado a darnos  la deuda política teniendo derecho, pues no solo obtuvimos el mínimo de votación necesaria para ser acreedores a ella, sino que yo fui diputado, con lo cual teníamos igualmente derecho.

Más bien nuestra agrupación ha tenido el mérito de mantenerse sin dinero, y sin posibilidad de ir a los debates. En la lucha por la democracia electoral presenté el amparo que gané al TSE en el año 98, cuando en el famoso debate del 7 a las 7 solamente querían invitar solo a dos candidatos. Logré el triunfo del amparo electoral,  que hizo que todos los candidatos tengan derecho a participar.

¿Por qué habrían de discriminarlos a ustedes?

−Tienen temor a que surjan grupos que sí plantean cosas de centro, razonables, el rescate de la clase media, la lucha por lo social, lo ambiental y por la calidad de vida,  con propuestas muy claras. El TSE no escapa a esa directriz, el TSE es un apéndice de algunos grupos políticos.

El sistema electoral es fraudulento; primero hacen una encuesta para ver a quién meten;  en los debates invitan a los que ellos quieren y el financiamiento está otorgado a unos cuantos.

Nosotros estamos cuestionando el sistema, por eso estamos participando para que el pueblo despierte alrededor de lo que está pasando en el sistema; no se trata de ganar las elecciones solamente.

¿Cuáles serían las primeras medidas de su gobierno?

−Los primeros 100 días tienen que estar dedicados a mejorar la calidad de vida. Lo primero es regular los precios de la canasta básica, para satisfacer las necesidades de comida de la población costarricense, y hay que incluir en la canasta la luz, el agua y los teléfonos.

Lo segundo es un plan nacional de seguridad social que tenemos, donde se establece una atención más oportuna y eficiente, una reducción de los tiempos de espera en la Caja, empezando por reconducir los Ebáis (Equipos básicos de atención integral de salud) y programas de salud preventiva desde escuelas y colegios, para evitar que más enfermos lleguen a clínicas y hospitales.

Otra prioridad es entrarle rápidamente al tema fiscal, pero no creando nuevos impuestos. Preferimos comenzar por la utilización de esos impuestos en la mejora de los servicios públicos; lo que tenemos que ver es si se recaudan y se utilizan bien esos impuestos.

Otro problema que más nos preocupa es el empleo. Hemos venido trabajando en la propuesta de generación de empleo por la microempresa a nivel regional. Eso quiere decir que cada cantón debe desarrollar sus micro y pequeñas empresas; para eso debe haber verdadera banca de desarrollo. Esto no es nuevo; ha sido un modelo en Asia y en todo el mundo.


Prioridades del PIN

-Regular los precios de la canasta básica, la cual ha de incluir el servicio de luz, agua y teléfono.

-Un plan nacional de seguridad social, a fin de que el asegurado sea atendido mejor y más rápido en la Caja. Incluye acortar las listas de espera en la Caja.

-Entrarle al problema fiscal, no creando nuevos impuestos, sino con una mejor recaudación y utilización de estos.

-Creación de empleo mediante microempresas cantonales y banca de desarrollo.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los esgrimistas costarricenses  Dirley Yepes (derecha) Bradley Johnston fueron los más destacados de la Selección Costarricense de Esgrima en el torneo Giorgio Scarso en

La operación de la terminal implicará el dragado de 10 millones de metros cúbicos de lodo del lecho marino que serán “botados” en el

Se hace necesario compartir las razones que me invitaron a visitar esta nación, un país con raíces e influencias muy similares a las costarricenses,

Por estos días, al atender la política nacional, queda una impresión de esterilidad, de esfuerzo nostálgico, una suerte de reflejo de esa forma tan

El mundo está sumido en una tempestad de información; toda disponible desde aparatos de uso cotidiano; por ello la famosa frase que advierte que

Estudiantes se enfrentaron con la policía el pasado 20 de noviembre frente al ministerio de educación en Santiago, en protesta contra la prueba SIMCE

El delantero Víctor “el Mambo” Núñez, con su equipo Heredia sumó 200 goles en su carrera deportiva, al finalizar la etapa de clasificación del

Para Oscar Alvarado las ciudades son laberintos urbanos, espacios de conflictos y manifestaciones heterogéneas; un lugar de encuentros, de confusión, de desafíos clandestinos, de
Semanario Universidad