Carta de renuncia del Dr. Hernández

San José, 8 de octubre, 2013LicenciadoMario RedonetPresidente Tribunal Electoral Interno Partido Unidad Social CristianaSu oficinaEstimado señor:Después de mucho reflexionar sobre las situaciones que se

San José, 8 de octubre, 2013

Licenciado

Mario Redonet

Presidente Tribunal Electoral Interno Partido Unidad Social Cristiana

Su oficina

Estimado señor:

Después de mucho reflexionar sobre las situaciones que se han venido dando en nuestro Partido y en nuestra campaña, me permito comunicarle:

El anhelo de encabezar una cruzada nacional por el rescate de Costa Rica, hoy llega a su fin de forma irrevocable en estas trincheras.

Las inaceptables intromisiones que ya hice de conocimiento público, y las de jóvenes políticos de mi partido en procura de controlarme, se han sumado a la toma de esta determinación. He decidido retirarme en vista de que unos pocos jamás comprendieron que esta era una lucha a favor de mi país, no en contra de personas o de grupos.

Esta no es mi segunda renuncia; ésta es la confirmación de lo que dije el sábado anterior en el sentido de que si no se daban las condiciones óptimas para ello, no regresaría. Algunas de ellas no se cumplieron, ello hace inviable mi permanencia en la campaña.

Los hechos ocurridos en las últimas horas han confirmado que un grupo que ostenta la representación jurídica del partido, jamás comprendió que la política es la más noble función que un ser humano pueda desempeñar. Ellos creyeron que conmigo podían jugar, que a mí me podían mandar y que mis advertencias eran intrascendentes.

Se equivocaron!!!

¡Que ellos asuman su responsabilidad histórica ante el país y que satisfagan sus ansias de poder, con su incomprensible conducta!

Lo intenté con absoluta buena fe y no tuve éxito. La tarde y noche del pasado lunes, por más de cuatro horas, representantes de mi confianza se reunieron con la contraparte, a fin de redactar un documento que procuraba poner fin a la incertidumbre generada por el no reconocimiento a mi autoridad como candidato, emanada de la voluntad ciudadana y popular.

Dando muestras de buena fe, el día de ayer en la entrevista del programa «7 días», y en aras de no entorpecer la negociación que se llevaba a cabo, fui lo más conciliador y positivo posible, a sabiendas de que iba a ser duramente criticado por un sector de la opinión pública.

A las pocas horas no sólo cambiaron el texto de lo acordado, sino que además, empezaron a filtrar informaciones a la prensa en el sentido de que la asamblea nacional del PUSC, a celebrarse el sábado 12 de octubre, podría no ratificar mi candidatura, legitimada en la lucha electoral, del 19 de mayo del presente año.

Si pretendían probarme, lo lograron. Se acaba esta falta de seriedad, de patriotismo y de hombría de bien. En honor a la verdad, hay que aclarar que la representación femenina del Comité Ejecutivo, siempre estuvo anuente a poner el puesto a disposición del candidato, de tal manera que llegase a buen puerto esta noble causa.

Es inconcebible que materia tan sensible haya sido manejada con tanta falta de seriedad e irresponsabilidad.

Yo lo lamento profundamente por Costa Rica.

Jamás imaginé que esto tendría un final así.

Han sido tan poco serios que hasta insinuaron que uno de mis propósitos era controlar los dineros de la campaña electoral.

He puesto en la balanza el bienestar propio y de mi familia frente al sacrificio que significa participar en la política como algunos la conciben, y obligado a escoger entre el bienestar e integridad de mi familia y cualquier otra cosa, la respuesta es contundente: vuelvo al lado de los míos.

Esta campaña me ha permitido conocer a mucha gente valiosa. Para todos ellos mi agradecimiento imperecedero.

Igualmente me ha permitido conocer a operadores y usuarios de redes sociales, enemigos de la verdad, amigos de la mentira y deformadores de opinión. Pero también conocí a muchísimas personas serias, nobles, gente de bien, comprometidas con el servicio a Costa Rica y conscientes de que su papel en la sociedad en la que viven es el de construir y servir como maestros de la verdad. Para ellos mi agradecimiento.

Me voy en momentos en los cuales la tendencia de las encuestas me es positiva y de aceptación a mi lucha por esta causa justa.

Encabezar la preferencia electoral no es suficiente razón para seguir. No puedo estar en contra de principios y valores, no sin que importe el bienestar de la familia; no sin que se cumplan requisitos éticos y morales que no son negociables.

Me voy con la frente en alto. Con la dignidad de un costarricense que ama su patria. Y sólo espero que el próximo dos de febrero, Dios observe a Costa Rica con ojos de misericordia.

Los propietarios jurídicos actuales de la Unidad Socialcristiana han dado al traste con el sueño de cientos de miles de costarricenses que creen en los valores fundamentales del sistema democrático.

De esta manera dejo planteada formalmente mi renuncia a la postulación presidencial para el período 2014-2018.

 

Muchas gracias.

Dr. Rodolfo Hernández Gómez

CC. Comité Ejecutivo Nacional PUSC.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Esta tarde de domingo, el cielo y las condiciones atmosféricas fueron un muestrario de cómo se desarrolló el partido entre la Universidad de Costa

Con la convocatoria oficial a elecciones nacionales del 2014 por parte del Tribunal Supremo de Elecciones, resuena con mayor fuerza el fenómeno del abstencionismo.

La crisis actual de la transformación de la estructura universitaria, responde a una crisis que viene de lejos, desde Europa y Estados Unidos pasando

En la UCR actualmente hay veinte estudiantes de ocho pueblos indígenas del país.La Universidad de Costa Rica (UCR) intenta abrir espacios de trabajo y

En “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley, la reproducción humana es producto de métodos artificiales, y la familia, las religiones y el arte han

Historias de Palestina, Costa Rica, Arabia Saudita, Cuba o Dinamarca, atraerán este fin de semana a los espectadores costarricenses a las siete sedes donde

La historia de los Congresos Universitarios no refleja necesariamente un desarrollo constante en cuanto al grado de significación de los cambios gestados y sus

El 28 de noviembre de 1996, mediante  reforma al artículo 58 del Código Electoral, se estableció que los estatutos de los partidos políticos debían
Semanario Universidad