Indígenas denuncian abandono del Estado ante relator de la ONU

Un grupo de 25 líderes indígenas se reunieron este domingo con el Relator Especial de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización

Un grupo de 25 líderes indígenas se reunieron este domingo con el Relator Especial de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de Naciones Unidas (ONU), James Anaya, para detallar la situación de abandono y discriminación que viven los pueblos autóctonos costarricenses.

Geiner Blanco, integrante de la Mesa Nacional Indígena, comentó a UNIVERSIDAD que Anaya solicitó la reunión con un grupo de líderes indígenas ayer a su llegada al país y solo se limitó a explicar la naturaleza de su mandato.

De acuerdo con Blanco, Anaya indicó que había recibido la solicitud para visitar la zona de Térraba y conocer de cerca la situación alrededor del Proyecto Hidroeléctrico Diquís, por lo que posteriormente recibió la invitación del gobierno costarricense para visitar la zona.

“El relator aclaró que no viene a decirle al Gobierno lo que tiene que hacer, sino a establecer un diálogo, un intercambio de opiniones y mediar para que en el marco del Convenio 169 de la  Organización Internacional de Trabajo y la Convención de la ONU sobre Pueblos Indígenas, se mejoren las condiciones de esta población, si es el caso”, manifestó Blanco.

Los líderes indígenas denunciaron ante Anaya los diversos problemas que tienen sus pueblos, como es el caso de la invasión a sus territorios, la imposición de las asociaciones de desarrollo como modelo de representación indígena, y las serias deficiencias que muestra la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas (CONAI).

“También quedó muy impresionado por el trámite de la Ley de Autonomía Indígena, que tras dos consultas, se archivó por intereses políticos”, comentó Blanco.

Anaya se reunirá hoy con diputados de la Asamblea Legislativa, para conocer de cerca el detalle alrededor de este proyecto de ley.

Los indígenas también comentaron a Anaya que la situación con el  P.H. Diquís no debe verse separada de los otros problemas que viven sus pueblos, y llamaron la atención sobre la forma en que se pretende “chantajear” a los indígenas con promesas de mayor desarrollo, a cambio de su consentimiento para el proyecto.

“No puede ser que ahora sí, por el P.H. Diquís, se ofrezcan colegios y clínicas a los indígenas. Los convenios establecen que los indígenas deben participar de los beneficios integrales que tenga el proyecto”, aseguró Blanco.

Anaya visitará mañana la zona de Térraba para conversar con las comunidades sobre el mencionado proyecto hidroeléctrico, y rendirá su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas hasta en el mes de setiembre.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La guerra debe ser casi tan antigua como la razón, porque sin razón no habría guerras. Aunque parezca absurdo, la guerra necesita de razones.

Si hay un personaje que poco a poco se le reconoce el lugar que merece en la historia costarricense es Carmen Lyra, la polifacética

Las puertas para el regreso de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA) parecen abiertas con la visita del presidente venezolano, Hugo Chávez,

Palabritas tiene una barbita muy bonita, le va bien. El chiquito se la deja crecida pero cuidada, un look que le hace ver bohemio

La educación pública costarricense arrastra un déficit de inversión en infraestructura cercano a los ¢500.000 millones, y es precisamente este el principal problema que

Un análisis planteado por un experto internacional sobre la situación económica y actuarial del régimen de Pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de

Los ecosistemas naturales, protegidos y no protegidos, con sus especies de organismos y sus elementos no vivos (rocas, agua, aire, suelo, minerales), no funcionan

El bloque de partidos de oposición que se unirá para tomar el Directorio de la Asamblea Legislativa, confía en que 31 diputados de los
Semanario Universidad