Instituto Clodomiro Picado descubre efectos de venenos de serpientes

El Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica anunció un nuevo descubrimiento científico del equipo de investigadores dirigido por José María Gutiérrez,

El Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica anunció un nuevo descubrimiento científico del equipo de investigadores dirigido por José María Gutiérrez, sobre las causas por las que el veneno de un ofidio daña los tejidos humanos, lo que va a permitir la mejora del tratamiento de mordeduras serpientes.

Los tejidos musculares del ser humano tienen la capacidad de regenerarse de cualquier daño que sufran, pero cuando el daño es causado por la mordedura de una serpiente venenosa, esa capacidad de regeneración se pierde, señaló el equipo de científicos.

Esta pérdida de las capacidades de los tejidos llamó la atención del investigador del Instituto Clodomiro Picado (ICP) José María Gutiérrez, quien inició un estudio con el equipo integrado por los científicos Alexandra Rucavado y Rosario Hernández, al que se sumaron Elías Barquero y Edgardo Moreno, investigadores asociados de la Universidad Nacional (UNA).

Gutiérrez explicó que del proceso de regeneración “se estudió qué es lo que deja de pasar en el tejido muscular después del envenenamiento, para que se obstaculice o impida su regeneración, ya que el músculo es un tejido que en condiciones de sufrir algún daño, siempre tiene la capacidad de regenerarse”.

El tejido humano se paraliza por la acción del veneno de serpiente y se inicia la destrucción tisular que luego responde al contrarrestar los efectos del veneno y tratar de repararse o regenerarse.

Gutiérrez es un referente mundial en ese campo, ya que durante décadas ha estudiado los mecanismos mediante los cuales el veneno de las serpientes dañan los tejidos musculares.

Esta investigación se denomina “Modulación de la inflamación y regeneración tisular de dos modelos experimentales de patología tropical: Necrosis por veneno de serpiente e infección por un patógeno bacteriano”, explicó el experto.

Es parte de los proyectos de investigación de las universidades públicas financiados por el Consejo Nacional de Rectores (CONARE),  los cuales fueron mostrados al público durante las “Jornadas “CONARE investiga 2014”, en agosto pasado.

Tres fases del descubrimiento

El primer hallazgo fue que el veneno impide que ese tejido se regenere, porque destruye los vasos sanguíneos, que son esenciales para la regeneración del tejido muscular; tiene que haber buena irrigación sanguínea para que la oxigenación y las diferentes células y sustancias lleguen a ese tejido, que está en proceso de regeneración.

El segundo hallazgo fue en las terminaciones nerviosas. Los músculos solo se contraen porque los nervios les transmiten los impulsos a través de las neuronas motoras. Pero, por acción del veneno, estas terminaciones nerviosas (axones de las neuronas motoras), se destruyen, y entonces esto también afecta la regeneración.

El tercer hallazgo es que los vasos y los nervios que están destruidos también inhiben la adecuada regeneración muscular, explicó Gutiérrez: “hay destrucción de nervios, destrucción de vasos; aún días después de la mordedura hay remanentes de veneno imperceptibles, que de alguna manera, aún no sabemos cómo, bloquean el proceso regenerativo”. Estos remanentes persisten cuatro o cinco días después de inyectado el veneno, cuando se supone que este ya ha desaparecido del músculo.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica anunció un nuevo descubrimiento científico del equipo de investigadores dirigido por José María Gutiérrez,

Yamileth Astorga, presidenta de AyA, afirmó que la planificación no solo debe contemplar la disponibilidad de tierra sino también de agua. (Foto: archivo)Aún no

La Selección de Costa Rica debió sufrir hasta el final para rescatar un empate a dos goles ante Panamá, que le sirve de muy

Los  mayores logros de espíritu emergen de los procesos en los que se involucra. No hay lugar para la improvisación o la creatividad cuando

Las mismas sillas de la antigua barbería van para el nuevo local. Ante ellas, Rónald Abarca, quien lleva 18 años de trabajar en la

¿Estamos en un siglo indiferente a la vida en el cual se difunde la guerra y no la paz?Desde el punto de vista humanista,

La vicepresidente Ana Helena Chacón agradeció a los representantes de redes de cuido, que se presentaron el 28 de agosto en la Casa Presidencial

Los congresistas votan las mociones y ponencias usando por primera vez dispositivos electrónicos llamados "clickers". (Foto: Ernesto Núñez)“Bostezo”, “blah” y “nada” es lo que
Semanario Universidad