Interrogantes

Al nuevo gobierno se le pide que sea transparente, que se deje de malabares y cartas marcadas debajo de la manga, que rompa con

¿Qué hará el futuro gobierno con tantos entuertos servidos en la mesa? ¿Qué sucederá con la soberanía alimentaria, los pequeños y medianos  productores de granos básicos? ¿Cómo se asimilarán las demandas de las transnacionales que exigen mano de obra calificada, pero con un costo irrisorio? ¿Y la política de Comercio Exterior marcada por la promoción maquillada del país como destino turístico o de fabulosas inversiones? ¿Habrá una estratégica voluntad política para negociar los conflictos con Nicaragua?

Al nuevo gobierno se le pide que sea transparente, que se deje de malabares y cartas marcadas debajo de la manga, que rompa con las alianzas y contubernios, con las concesiones, con las consultorías, con los contratos amañados; es decir, que rinda cuentas de sus gestiones. Sin embargo, no basta un discurso mediático o populista que cautive corazones; más bien se requieren acciones concretas para involucrar  a los “muchos que tienen poco”.

En la política económica interna, “la soberanía alimentaria” debe ser una prioridad y no una simple y célebre frase hecha, para que  la descendencia agrícola no esté condenada a desaparecer de la geografía nacional, siempre y cuando se fortalezca con asesoría técnica, más un moderno equipo agrícola, y un racional financiamiento, que brinde seguridad para fomentar las cosechas; como también capacitación administrativa.

Soberanía alimentaria y capitales volátiles son excluyentes. Al parecer, el incentivo que reciben las transnacionales no es competitivo, en lo que ellas llaman estímulo del mercado. No obstante, para esto habrá que evaluarse las exoneraciones o privilegios; se trata de una política económica que vuelva los ojos hacia la dinámica del mercado interno, o directrices que incentiven a la pequeña y mediana empresa, especialmente, en la Zona Norte y Sur del país.  ¿Y cómo se le da solución a la fiesta del cambio monetario? Para el agiotista fue una brillante estrategia monetaria y política (unos pocos celebran y los demás nos encogemos).

Hay otros retos que están en el tablero del nuevo gobierno: dar solución al déficit fiscal, para que se tribute con equidad; intervenir en una deteriorada infraestructura vial; establecer estrategias para el desempleo que ondea en Limón, Guanacaste, Puntarenas… ¿Cuál será el papel de las cámaras patronales? ¿Serán los colegios técnicos una posible solución… y si es así, cuánto durará la capacitación académica? ¿Cuánto puede ayudar el INA con su visión de adiestrar a los trabajadores en el ámbito de la tecnología y las áreas de servicio?

Pero volvamos al primer párrafo y a la interrogante sobre la  voluntad política para negociar los conflictos con Nicaragua. Algunos son sutiles para ejercer el poder como el decano de la Facultad de Derecho de nuestra Alma Máter: con un puñetazo impone sus ideas. Otros muestran su sabiduría, al palparse las noblezas del toro, para indicar que es imprescindible terminar la Ruta 1856, alias la “Trocha”, con el objeto de “una defensa del territorio nacional”. Y a qué vienen esas poses guerreristas?  ¿No será el oportunismo de una retórica recién pasada? ¿Habrá intereses particulares o regionales, como se comenta entre bastidores? En todo caso, ¿cuál será la política exterior hacia Nicaragua? ¿Hay que seguir respondiendo con  soberbia, desplantes y declaraciones que exaltan el narcisismo etnocéntrico y patriotero, o convendrá un tono que acierte en la legalidad internacional y el equilibrio de la razón?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La verdad histórica es que el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional ha dejado hasta el momento un sinnúmero de enseñanzas en muy

Marco Tulio Mena es bibliotecólogo y poeta; a lo largo de más de 25 años ha publicado los libros Para seguir viviendo, Declaración final,

El Sindicato de la Educación Costarricense (SEC), nombró como su representante en la Comisión Tripartita de Verificación a una exfuncionaria del Servicio Civil que

El autor, José Picado, explicó que era importante publicar el libro para que no pasara desapercibida una historia de enorme solidaridad de Costa Rica

El equilibrio de la CCSS depende de la continuación del ajuste en el gasto y de los pagos extraordinarios de la deuda del Estado

La principal preocupación del abogado que objeta el nombramiento del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, no es la condición de obispo luterano, sino

El señor Mariano Figueres partió mal. Dio declaraciones a la Nación S. A., cuyos funcionarios aprovecharon para titular en ángulo derecho, abajo, de su

Hace algunos años, publiqué un artículo acerca de cómo, en el contexto de la conmemoración del sesquicentenario de la Campaña Nacional (1856-1857), algunas personas,
Semanario Universidad