México vuelve a sentar al PRI en el poder

El 1 de julio México celebró elecciones presidenciales, y después de 12 años de un gobierno de alternancia, el partido que por 70 años

El 1 de julio México celebró elecciones presidenciales, y después de 12 años de un gobierno de alternancia, el partido que por 70 años ininterrumpidos gobernó al país regresó al poder.

Cerca de la media noche, el representante del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, anunció los resultados del conteo rápido de votos y con solo un 12 por ciento de las actas electorales registradas, dio como ganador a Enrique Peña Nieto del partido Revolucionario Institucional (PRI).

Minutos después el presidente de México, Felipe Calderón, aún con el 12% de los votos registrados, en una transmisión por radio y televisión nacionales felicitaba a Peña Nieto por su triunfo.

Este lunes por la mañana, cuando el IFE ya tenía registradas casi el 90% de las actas, el ganador era todavía Peña Nieto, con una diferencia de unos 3 millones de votos (5%), sobre Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición de partidos de izquierda.

EL REGRESO DEL PRI

Después de 12 años del gobierno del Partido Acción Nacional (PAN), México regresó al viejo régimen que en el 2000 habían logrado vencer, el cual era llamado por los mexicanos «la dictadura perfecta».

Y es que después de siete décadas de haber sido gobernados por el PRI,  los mexicanos hacían responsable a este partido de la pobreza, falta de educación, de las crisis económicas, devaluaciones, del abandono del campo, de la falta servicios de salud y básicos y de todos los males posibles que vivía el país.

Ese 2 de julio de 2000, por primera vez desde la Revolución mexicana, un partido diferente al PRI había ganado las elecciones presidenciales: el PAN y Vicente Fox se sentaron en la silla presidencial con una mayoría abrumadora e incuestionable.

Durante el periodo de Fox los mexicanos vivieron una especie de luna de miel con su nuevo partido gobernante.

El sexenio siguiente el PAN gana de nuevo las elecciones presidenciales, pero esta vez en unas elecciones bastante cuestionadas y con resultados cerrados.  En ese entonces el PAN obtuvo 35.89% de los votos y López Obrador 35.33%, una diferencia de tan solo 243,934 votos.

En esa elección, López Obrador denunció un fraude en su contra pidiendo el recuento de los votos, y ante la negativa del IFE movilizó a miles de mexicanos que por 45 días instalaron un plantón en  la Avenida Reforma, la avenida principal de la Ciudad de México.

El fraude, dijo López Obrador, no solo se había dado en el conteo de los votos, también se había dado en los medios con una campaña publicitaria en su contra.

El segundo sexenio del PAN en el poder estuvo marcado por la epidemia de la influenza y la crisis económica mundial, pero también este gobierno lanzó una criticada guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado que ha cobrado la vida, en estos 6 años, de unas 70,000 personas.

Del 2006 al 2012 también 45 periodistas que cubrían la fuente policial o hacían investigación periodística sobre la guerra contra el narcotráfico, han sido asesinados.

El PAN llegó al 1 de julio de 2012 con la descalificación de la sociedad mexicana, el sueño de la alternancia democrática acabó para los mexicanos con el periodo de Calderón. En estas elecciones, de ser el partido en poder,  se redujo a la tercera fuerza política.

El PAN en estas elecciones sabía que iba a ser castigado por el electorado mexicano,  pero ¿por qué regresar a la “dictadura perfecta” del PRI?.

EL “NUEVO” PRESIDENTE

Peña Nieto hasta hace un año era el gobernador del Estado de México y un vecino de la Ciudad de México. En poco tiempo, a pesar de ser el gobernador de uno de los 32 estados que conforman el país, se volvió un personaje reconocido no por sus logros como gobernador, si no por la constante aparición de su imagen en la televisión.

Los medios locales, al igual que López Obrador, empezaron hablar desde hace más de cinco años sobre de las sumas millonarias que Peña Nieto habría pagado a la gigante Televisa, para posicionar su imagen. Esas denuncias a través de los años no pudieron ser probadas. Lo que si fue cierto es que Peña Nieto fue el gobernador que más cobertura de medios tuvo en ese periodo.

En el 2011, Peña Nieto se convirtió oficialmente en el candidato presidencial del PRI,  y López Obrador el candidato de una coalición de tres partidos de izquierda.

#YOSOY132

En Mayo de 2012, a poco más de dos meses de las elecciones presidenciales, surgió un movimiento estudiantil que se definía como apartidista, pero claramente “anti-Peña Nieto”, luego de que el candidato del PRI hiciera una visita a cada una de las universidades privadas más importantes de México.

Los estudiantes universitarios consiguieron rápidamente el apoyo de estudiantes de universidades públicas y de la clase media en la Ciudad de México, logrando reunir en su primera protesta a unas 50 mil personas que marcharon por las principales calles de la capital.

Los manifestantes le exigían objetividad a los medios de comunicación (en especial a Televisa), y también manifestaron su oposición a que Peña Nieto se convirtiera en el próximo presidente de México.

Este grupo estudiantil  se autodenominó #YoSoy132 y desde ese entonces hasta el 30 de junio, convocaron a marchas masivas en la Ciudad de México y otros estados del país para denunciar la manipulación mediática a favor del candidato del PRI y para exigirle al IFE elecciones transparentes.

Mientras el #YoSoy132 tomaba fuerza,  López Obrador y los estudiantes denunciaban que las encuestas presentadas en los medios locales estaban manipuladas dándole ventaja al candidato del PRI.

En medio de las denuncias, el periódico británico The Guardian reveló  en su sección de internacionales una nota dónde hacía referencia documentos y correos electrónicos donde se demostraba que Peña Nieto había pagado millones de dólares a Televisa en asesorías de imagen y marketing, tiempo al aire en la televisora, reportajes y cápsulas especiales a su favor. Las denuncias de la izquierda y de los estudiantes habían sido confirmadas.

El IFE presentará los resultados oficiales de estas elecciones el miércoles, sin embargo Peña Nieta ya es considerado el ganador virtual de las elecciones y ya ha recibido las felicitaciones de muchos gobiernos del mundo.

La mañana de este lunes el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llamó por teléfono a Peña Nieto para felicitarlo por su triunfo.

Aún sin resultados oficiales y sin haberse aclarado las anomalías (aunque no se hayan presentado muchas), parece ser Enrique Peña Nieto tomará posesión de su cargo el 1 de diciembre de 2012, y el PRI recuperó la posición a la que por 70 años estuvo acostumbrado.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Don Tito Méndez, en su artículo “Desde la Radicalidad” (Semanario 1942), pronostica el advenimiento de un socialismo que aniquilará el capitalismo salvaje (multiplicador de

El uso de troncos y contenedores en puentes es una de las anomalías encontradas en la trocha fronteriza (Foto: LANAMME).La presidenta de la Comisión

SERGIO ROMÁN ARMENDÁRIZ, continúa compartiendo en FORJA sus ‘Casiolvidos de un espectador de teatro experimental en C.R.’ /  [email protected] GUIÑOL (fundado en 2008), en

Ningún país del continente está libre de la tentación a la censura. (Foto: Esteban Dato)Ningún país de este continente se salva de las tentaciones

Entre tanto, en los dos extremos, el amanecer y el atardecer, la luz y la sombra, con diferentes tonalidades, disputan espacios y dibujan, con

El precio máximo relevante podría incitar un aumento en la oferta local del arroz, pero a costa de una reducción en las importaciones. Mientras

Alicia Gurdián, Flora Salas, Teresita Salas y Kattia Arroyo durante el foro sobre “Carreras interdisciplinarias: desafíos y posibilidades”, celebrado en el Auditorio de Educación.

Al acercarse la elección para representantes del sector administrativo ante el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica (UCR), los candidatos ven factible
Semanario Universidad