Vulcanólogos exprés: cuando los ticos buscamos #temblorCR

El sismólogo Leopolt Linkimer tiene un doctorado en Sismología y creó en enero de 2012 la cuenta de Facebook de la Red Sismológica Nacional.

El sismólogo Leopolt Linkimer tiene un doctorado en Sismología y creó en enero de 2012 la cuenta de Facebook de la Red Sismológica Nacional. Ahora lidera el equipo que da mantenimiento a las redes sociales de la entidad. Foto: Diego Arguedas

Leopolt Linkimer estaba lavándose los dientes, justo antes de dormir, cuando sonó su celular. Eran las 11:30 p.m. del 29 de octubre, horario poco frecuente para llamadas de trabajo, pero el geólogo encontró la voz de un colega al otro lado de la línea. Carlos Ramírez, vulcanólogo de la Red Sismológica Nacional (RSN), lo llamaba porque el volcán Turrialba estaba mostrando una actividad fuera de lo normal.

Durante las próximas tres horas, Linkimer estuvo frente a la computadora de su casa –atento al volcán y a sus colegas que iban camino a Cartago– y, pasadas las 2 a. m., exhausto, finalmente cerró su día. A las 7 de la mañana estaba otra vez frente al monitor.

Una hora después de que el geólogo de la Universidad de Costa Rica (UCR) se acostara a dormir, Floribeth Vega comenzó su jornada. A las 3 a.m., la geógrafa del Observatorio Vulcanológico y Sismográfico de la Universidad Nacional (Ovsicori-UNA), empezó a recibir reportes de sus compañeros de vulcanología. A las 4:15 a.m., su perfil de Facebook dio el primer aviso. Vega no ha dormido desde entonces.

“Tengo que estar respondiendo muchas preguntas que la gente hace por redes sociales, haciendo inventario de la información que nos llega. Es importante que la gente nos diga dónde ven ceniza porque nos permite hacer mapas”, dice Vega, de 47 años.

En un país asediado por temblores y tomado por los volcanes, los costarricenses hemos desarrollado una manía curiosa: levantar nuestro teléfono celular apenas sentimos que el suelo vibra o el cielo truena con un estallido volcánico. Esa fascinación por la inmediatez obliga a Linkimer y a Vega a correr a Facebook y Twitter cada vez que los instrumentos del Ovsicori y la RSN se activan (aunque ambas instituciones coordinan poco entre sí y fue una casualidad el traslape de horario de ambos especialistas la noche en que estalló el Turrialba).

Los costarricenses hemos respondido masivamente a su actividad en redes sociales. La Red Sismológica tiene 154.500 ‘likes’ en Facebook, más que el perfil de Casa Presidencial, mientras que el Observatorio tiene 257.000 seguidores en esa misma red social. Tanto nos involucramos en el tema que inventamos el hashtag #temblorCR y ahora, con el estallido del volcán, aparecen nuevas etiquetas como #Turrialba o #cenizaCR.

Como todos los costarricenses, Linkimer y Vega también corren al teléfono apenas tiembla. La única diferencia es que mientras nosotros intentamos saber qué pasó, ellos quieren contestarnos.

LA OFICINA DEL CAOS

En una oficina en el primer piso de la Escuela de Geología de la UCR, Leopolt Linkimer está al teléfono. Él es geólogo de la UCR, tiene una maestría en geofísica de la Universidad Estatal de Michigan y un doctorado en Sismografía de la Universidad de Arizona. Hoy está publicando fotografías en Twitter.

El último artículo académico que salió con su firma fue publicado el 29 de octubre, el mismo día en que el Turrialba se activó de nuevo, y se titula «Redes sociales y sismología: educación y prevención en torno a amenazas sísmicas». Tiene tanto de comunicación y nuevas tecnologías como de sismografía.

Los hallazgos publicados en su artículo –que firma con otro colega– revelan mucho del tico: los mayores picos de visitación ocurren cuando tiembla por las madrugadas. El especialista lo atribuye a que pocos medios de comunicación publican información a esa hora y a que es más fácil extender la mano y abrir Twitter en el teléfono que acceder a otros sitios.

Como Linkimer es sismólogo –jefe de la Sección de Sismología de la RSN, de hecho–, la actividad del Turrialba le permite una jornada tranquila. Mientras los tres vulcanólogos de la RSN escalan el volcán Turrialba en busca de más pistas, él pudo dormir un par de horas más. Cuando es un terremoto grande casi no llega a la cama, pues su principal actividad es la ciencia sismológica.

A pesar de este trajín, aún en esos momentos piensa como académico.

“¿Sabe qué? Quisiera relacionarme con alguien de psicología o sociología para entender eso, porque esto pasa un poco por algo del desahogo que hace cada uno”, reflexiona el especialista.

LA EDUCACIÓN DEL TEMBLOR

Más de dos décadas después de entrar al Observatorio Vulcanológico y Sismográfico de la Universidad Nacional, Floribeth Vega está frente a una computadora con un teléfono inteligente al lado, una tableta electrónica y un disco duro externo. ¿Qué tal ha sido su jornada hoy?

“En primer lugar, he dormido muy poco –dice Vega–. Antes de las redes, lo que usábamos era fax, a través de la prensa y de la gente que se acercaba”. Vega hizo la primera página web del Ovsicori en 1997, cuando eran muy pocas las instituciones del país que tenían presencia en Internet.

Ahora, la geóloga está terminando una maestría en Tecnología Educativa, porque reconoce la importancia que tienen las nuevas tecnologías de la información para que la ciudadanía aprenda sobre temas de ciencia como sismos y volcanes.

En un país con una actividad telúrica descollante y con cada vez más teléfonos inteligentes, las personas seguirán abriendo Facebook y Twitter para intentar responder lo que los medios no podemos. Un poco por curiosidad, otro por miedo, pero en el fondo porque somos humanos y tenemos preguntas.

Allí estarán, entre otros, Linkimer y Vega.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Alex Solís Fallas, profesor, abogado y autor del libro Crítica de la enseñanza del derecho. (Foto: Katya Alvarado)En nuestro país solo una universidad cuenta

Ciudad de México, 7 noviembre (DPA).  El procurador general de México, Jesús Murillo Karam, informó hoy a las familias de los 43 estudiantes desaparecidos

No es real, porque el paradigma de los ricos explotadores contra el pueblo oprimido es tan solo un estribillo anacrónico y engañoso, resucitado y

Los equipos masculinos y femeninos de natación de la UCR se sobrepusieron a muchas vicisitudes y ganaron el Torneo Universitario Fecunde 2014. (Foto: Federación

Por eso, desde el anuncio del Gabinete vimos cómo el señor Presidente no pudo sustituir al Ministro de Seguridad y cerrar la tristemente célebre

La sentencia de la Sala Constitucional que declara públicos los salarios y las evaluaciones de los profesores de derecho no necesariamente implica que también

Una marcha masiva en Tixtla, Guerrero, exigió el pasado 30 de octubre el regreso seguro de los 43 desaparecidos estudiantes de Ayotzinapa, así como

Sin comprender ello, el sujeto cívico visualiza un vínculo particular del gobernante con la ley como exigencia de actitud  cívica, cuando ese ethos refiere
Semanario Universidad