21 Poemas para la eternidad

Ediciones B acaba de publicar Neruda.

Ediciones B acaba de publicar Neruda. El príncipe de los poetas, una biografía de 624 páginas escrita por el periodista e historiador español, y biógrafo también de Salvador Allende, Mario Amorós. Una de sus revelaciones, el informe del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior de Chile que cree “altamente probable” que el autor de Canto general fuera asesinado por la dictadura del general Pinochet, se ha convertido en noticia mundial.

Del libro proviene este episodio, una de las muchas revelaciones y curiosidades que contiene.

En 1961, la editorial Losada publicó la edición conmemorativa del primer millón de ejemplares en español de Veinte poemas de amor y una canción desesperada. En 1972, lanzó la de los dos millones. La primera edición apareció en junio de 1924 en Chile y su parto fue largo y difícil. Además, a diferencia de su primer libro, Crepusculario (1923), la crítica literaria fue inicialmente muy severa. “Nascimento me rechazó un libro que tengo listo…”, escribió a principios de 1924, desde Temuco, al escritor Pedro Prado. La intervención del novelista Eduardo Barrios fue determinante para que el editor de origen portugués cambiara de opinión. Barrios invitó al joven poeta, que entonces estudiaba para ser profesor de francés, a un almuerzo en su casa. Allí leyó sus poemas a los invitados, que quedaron conmovidos ante la sinceridad que traslucían los versos dedicados a las jóvenes Albertina Azócar, Teresa Vásquez y María Parodi. “Muy bien, publicaremos su obrita”, le dijo Nascimento, tras atender a las recomendaciones de Eduardo Barrios. Noventa y un años después, es uno de los libros de poesía más leído y vendido en todo el mundo.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Comité Defensa comunal por los ríos Pacuar y El General

El férreo control mediático que mantienen los poderes fácticos en los países de la región no es, en modo alguno, una excepción

Para creyentes como ateos un verdadero guía, respecto de los atentados en París, el Papa Francisco declaró: "no tienen justificación ni religiosa ni humana.

En otros tiempos, habría sido absurdo un artículo con este título, sin embargo, hoy es una acuciante necesidad el dilucidar, criticar y oponerse
Semanario Universidad