El manejo pedagógico de la frustración en preescolares

La frustración en niños y niñas ante los conflictos que se presentan en el aula se aborda de manera pedagógica en una guía elaborada

crisol-2023-4manejo-de-la-frustracion

La frustración en niños y niñas ante los conflictos que se presentan en el aula se aborda de manera pedagógica en una guía elaborada por estudiantes de la carrera de Educación Preescolar (foto ilustrativa de Laura Rodríguez).

La etapa preescolar es un momento clave para promover actitudes y habilidades fundamentales como la confianza, la curiosidad y el disfrute, afirman las investigadoras (foto ilustrativa archivo ODI).

Berrinches, llanto, gritos, pataletas, tristeza, desmotivación y apatía en preescolares son comportamientos frecuentes en el aula que generan frustración en los infantes. En el país es poca la formación y las herramientas con las que los docentes cuentan para ayudar a los infantes e intervenir de forma asertiva ante estas situaciones.

 

Desde edades tempranas, los niños experimentan situaciones que les representan un reto al llegar a un contexto educativo, donde tienen que ser independientes en ciertas situaciones, como por ejemplo, ponerse solos los zapatos y abrir los empaques de las galletas.

Conscientes de este problema, cuatro estudiantes de la Escuela de Formación Docente de la Universidad de Costa Rica (UCR) trabajaron en una propuesta para abordar de manera pedagógica la frustración en niños y niñas ante los conflictos que se presentan en el aula, como parte de una investigación para optar a la Licenciatura en Educación Preescolar.

El resultado de su investigación es la Guía de intervención pedagógica para el manejo de la frustración, la cual las investigadoras definen como “un recurso didáctico para los docentes, además de una opción con estrategias que se pueden brindar a las familias de los niños y que se torna beneficiosa para todos los elementos del sistema educativo: familia, escuela y sociedad”.

Las estudiantes Kathia Arrieta Pérez, Ivannia Bulacar Bolaños, Tatiana Castillo Carmona, Tatiana Corrales Arce y Gabriela Jiménez Morales son las autoras de la guía. Ellas trabajan en diferentes centros educativos como docentes de educación preescolar.

En el estudio, definen la frustración como “un sentimiento de impulsividad que experimenta el infante ante un reto que no quiere o no puede abordar, ya sea en el ámbito social o biológico, y cuya incapacidad de superar el reto, le conduzca a una respuesta negativa para sí mismo o para con los demás, y ello le impida continuar con su cotidianeidad dentro del ambiente educativo-integral”.

Una guía necesaria

Para las investigadoras, la edad preescolar es una etapa decisiva de las personas, en la que se establecen las bases del desarrollo cognitivo, social y emocional de los niños, de gran importancia para su éxito escolar futuro. Así lo indica el Informe del Estado de la Educación de 2010.

Por lo tanto, la etapa preescolar es un momento clave para promover actitudes y habilidades fundamentales como la confianza, la curiosidad, el disfrute, el autocontrol, el razonamiento, la comunicación, la convivencia y el desempeño en sociedad, agregaron.

Asimismo, las educadoras destacaron que la atención y la educación en los primeros años de vida constituyen un campo de estudio de interés creciente y un área de importancia para las políticas públicas. Esto se debe a varios fenómenos convergentes, entre otros al enfoque ético y jurídico desarrollado por la comunidad internacional en el marco de los derechos humanos.

“La acumulación de evidencia científica sobre la primera infancia ha dejado claro que antes de los siete años de edad las personas forman su personalidad”, enfatizaron las especialistas.

En su criterio, hay urgencia de mejorar y ampliar la oferta educativa en educación preescolar, como una estrategia para garantizar el desarrollo óptimo de los niños en un período de la vida muy dinámico y de adquisición de competencias lingüísticas, conceptuales, sociales y afectivas.

El Censo nacional de 2011 registró 472 572 niños y niñas de 0 a 6 años (11 % de la población nacional) y el 41,2 % de ellos vive en hogares cuyos miembros tienen baja escolaridad. A esto se suman los cambios en los hogares y una participación laboral de las mujeres sin precedentes, muchas de ellas madres de niños y niñas en edad preescolar, lo que genera una creciente demanda de opciones de atención y educación para estos infantes.

Herramienta pedagógica

La Guía de intervención pedagógica para el manejo de la frustración es pionera en el tratamiento del manejo pedagógico de la frustración y constituye un recurso didáctico para los docentes. Se trata del primer material de apoyo interdisciplinario y de intervención que se produce en el país.

Para su elaboración, la población estudiada consistió en infantes con edades comprendidas entre los tres a cuatro años, así como un total de 20 docentes de educación inicial que laboran en los Centros Infantiles de Atención Integral (Cen-Cinai) y en centros privados de educación preescolar.

Las investigadoras también incorporaron conclusiones de observaciones obtenidas con niños y niñas y de las entrevistas a docentes.

La guía ofrece una serie de actividades para el abordaje por parte del educador de situaciones que se presentan ante momentos de frustración dentro del ambiente educativo preescolar.

Para las investigadoras, la intervención del docente consiste en “guiar para dar herramientas que le ayuden a que los niños y las niñas alcancen el éxito por sí mismos, o a aminorar la ansiedad, redireccionar la actividad, poner en evidencia las fortalezas, buscar el empoderamiento”.

Las recomendaciones de las autoras fueron elaboradas a partir de consultas realizadas a especialistas en medicina pediátrica, neurología, psicología, psicopedagogía y docencia.

 

 

TEXTO PARA DESTACAR:

“La frustración puede ser positiva si se buscan soluciones asertivas y negativa si genera conductas agresivas o reprimidas. Los docentes le deben ayudar al niño o niña a canalizar positivamente sus emociones y a conocer sus opciones para reaccionar y las consecuencias de las mismas”. Guía de intervención pedagógica para el manejo de la frustración. 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Lejos de expresar su adhesión o simpatía hacia un candidato, una ideología o un cuerpo de propuestas, muchos electores canalizan en su voto por

Durante la discusión para aprobar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) el país se polarizó. A seis años del referéndum de

En los diferentes escenarios de una segunda ronda electoral, el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC),  Luis Guillermo Solís, es el único que le

Henning Jensen y Rita Meoño esperan que se aclaren los vacíos que tienen en cuanto a la aprobación de viajes al exterior. (Fotos: Katya

Cuando una de las empresas encuestadoras reveló que al Frente Amplio lo separaban unos cuantos puntos del candidato del PLN, La Nación (6/12/13) entró

¿Se le rompían las manos tocando? “Yo tenía buena técnica y tenía las palmas llenas de callos, pero cuando tocaba mucho se me rajaban

Pensar, y hacerlo bien (puesto que seguramente hacerlo mal no equivale a pensar, sino sólo a chisporrotear), se asemeja a la labor de atar

Se utilizan citas en todos los intercambios comunicativos, en conversaciones cotidianas (“fulanito me dijo que...”), textos académicos (Freud dice: “el Yo corresponde...”) o medios
Semanario Universidad