Eran muy pocos y murió la abuela

La escritora británica Doris Lessing, nacida en Irán el 22 de octubre de 1919, criada en Simbabue, y premio Nobel de Literatura 2007, falleció

La escritora británica Doris Lessing, nacida en Irán el 22 de octubre de 1919, criada en Simbabue, y premio Nobel de Literatura 2007, falleció el pasado 17 de noviembre en Londres, a los 94 años. Con una voluminosa obra que incluye relatos, novela, cuento, testimonio, autobiografía y ciencia ficción, esta escritora británica inquieta por la forma en que retrata algunas pasiones humanas que en general damos por asumidas, sobreentendidas, naturales, lógicas o normales, pero que conllevan los barrotes de la celda de nuestras neurosis.

Con ella se apaga otra voz más de los grandes autores de las últimas décadas que influyó en escritores y artistas de distintas ramas creativas.

Conforme nos adentramos en este siglo XXI, van quedando atrás, y con raquítica cuadrilla de relevos, los grandes escritores del siglo XX, particularmente de la segunda mitad, vencidos por el anacronismo, la enfermedad del olvido o simplemente por el paso inexorable del tiempo. Quizás los paradigmas de la organización social han variado. La tecnología impactó la comunicación y el transporte y expulsó a la mayoría de ciudadanos a la intemperie de la globalización. Quizás ya no sean necesarios grandes referentes literarios y la literatura circule por el gran sistema cibernético planetario llamando la atención de muchos y sin retener la de ninguno.

Aunque los estudios optimistas señalan que nunca en toda la historia de la humanidad la gente leyó y escribió tanto, en este mundo tan alfabetizado el ciberlenguaje abandona la  norma del idioma a favor del efecto del lenguaje.

Los grandes usuarios de la palabra leen con una mezcla de lector morboso y autor exhibicionista, curiosamente ambos mamparados por el anonimato. Al inicio de este siglo, más que nunca, el medio es el mensaje, como se deja ver cuando la gente afirma sin reparos que leyó o envió “un correo”, o tuiteó o sexteó un mensaje, o bien, la gran amenaza de exilio afectivo: “le borró del feisbuc”.

En este árido panorama de escasos grandes descubrimientos literarios quizás sea necesario el inmarcesible consejo de volver a los clásicos, incluso contemporáneos, que ya de por sí quedan pocos.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Cristian Lagos, del Santos de Guápiles, fue un acertijo indescifrable para la defensa del equipo de fútbol de la Universidad de Costa Rica. Ambos

El Gobierno acordó pagarle a la empresa brasileña OAS $34,9 millones (¢17.500 millones) para dar por finalizado el contrato de concesión que permitiría la

Alejandro Madrigal, estudiante de física y economía, asume este 29 de noviembre como la cabeza de la Federación de Estudiantes de la Universidad de

Una sórdida "guerra fría" comenzó a matizar la campaña electoral en Costa Rica, a dos meses meses de los comicios de febrero, tras el

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y lo Comercial Federal, un tribunal de segunda instancia de Buenos Aires, resolvió hace unos meses un

El día miércoles 13 de noviembre de 2013, el periódico Semanario Universidad publicó una nota titulada  “Candidatos presidenciales tienen nota roja en pago de

El delantero Víctor “el Mambo” Núñez, con su equipo Heredia sumó 200 goles en su carrera deportiva, al finalizar la etapa de clasificación del

Su atuendo en el escenario la distinguió en los últimos años de su carrera. (Foto: tomada de su sitio oficial en Internet)Parte de las
Semanario Universidad