LOS VERSOS DE LA PERRILLA

José Manuel Marroquín, probable autor.Versión oral de Mario Roa Velázquez Introducción Es vana sobremaneratoda humana previsiónpues en más de una ocasiónsale lo que

José Manuel Marroquín, probable autor.

Versión oral de Mario Roa Velázquez

Introducción

Es vana sobremanera

toda humana previsión

pues en más de una ocasión

sale lo que no se espera.

***

Salió al campo una mañana

un experto cazador,

el más hábil y mejor

alumno que tuvo Diana.

Seguíale gran cuadrilla

de ejercitados monteros,

de ojeadores, ballesteros,

y de mozos de tradilla.

Van todos apercibidos

de las armas necesarias

y llevan de castas varias

perros diestros y atrevidos,

caballos de noble raza,

cornetas de monte, en fin,

cuanto exige Moratín

en su poema La Caza.

Levantan pronto una presa:

un jabalí corpulento

que huye veloz rabo al viento

y rompiendo la maleza.

 

 

Ellos siguen con gran bulla

tras la cerdoza alimaña

pero ella se da de tal maña

que a todos los aturrulla.

Y aunque gastan todo el día

en idas, vueltas y revueltas,

es vana tanta porfía.

***

Ahora que nuestros lectores

han visto de qué manera

pudo librarse la fiera

de los tales cazadores,

oigan lo que aconteció,

pues es suceso que admira,

no crean, no, que es mentira,

pues lo cuenta quien lo vio.

Al pie de uno de los cerros

que batieron aquel día,

una viejilla vivía

que oyo ladrar a los perros

y con ganas de saber

en qué paraba la fiesta,

iba subiendo la cuesta

a eso del anochecer.

Con ella iba una perrilla,

mas sin pasar adelante,

es preciso que un instante

gastemos en describirla:

perra, de canes decana,

entre perras protoperra,

era tenida en su tierra

como perra antediluviana.

Sarnosa era, digo mal,

no era una perra sarnosa,

era una sarna perrosa

en figura de animal.

Era otrosíderrengada,

la derribaba un resuello,

puede decirse que aquello

no era perra ni era nada.

Al oir pues la batahola,

la vieja el cerro subía

de la perra en compañía

que era lo mismo que ir sola.

Por donde iba la viejilla

hizo de pronto la suerte

que subiese el jabalí

escondido por si así

se libraba de la muerte.

La vieja entonces al ver

que escapaba por la loma,

¡zuz¡ dijo por pura broma

y la perra echó a correr.

Y aquella perra extenuada,

sombra de perra que fue,

de la cual se dijo qué,

no era perra ni era nada…

Aquella perrilla así,

¡cosa es de volverse loco!…

No pudo coger tampoco

al maldito jabalí.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

José Manuel Marroquín, probable autor.Versión oral de Mario Roa Velázquez Introducción Es vana sobremaneratoda humana previsiónpues en más de una ocasiónsale lo que

Atribuyen la denuncia de pago de comisiones a intereses políticos y empresarialesJuan Carlos Obando, gerente general de Berthier EBI de Costa Rica. Tanto el

Por su  difusión de valores culturales fue distinguido con el Premio García Monge.El Decano de la Facultad de Bellas Artes de la UCR ganó del

El próximo 24 de marzo, Jueves Santo, se cumplirán 25 años de tu martirio, San Oscar Arnulfo Romero. ¡Qué explosión de testimonio del grano

En 1961 la revolución cubana había cautivado a humanistas, políticos, comunistas, intelectuales y artistas en el mundo entero. Con apenas dos años del triunfo

Evo Morales, pide cobrar un 50% de regalías a las empresas extranjeras que explotan el gas natural, de modo que no se pudiera descontar

Jefes parlamentarios y candidatos con diferencias en inmediata aprobación de nueva ley, mientras que empresarios guardan posición crítica.El aporte en la productividad de los

Organizaciones piden que el proyecto se base en los derechos humanos.La Defensoría insistió que la base del proyecto de ley deben ser los derechos
Semanario Universidad