Estamos emperrados

El perro está más vivo que nuncaArte, infamia y contracultura en la aldea globalSergio Villena FiengoEnsayoEditorial Arlekín2011La editorial Arlekín se anota un nuevo acierto

El perro está más vivo que nunca

Arte, infamia y contracultura en la aldea global

Sergio Villena Fiengo

Ensayo

Editorial Arlekín

2011

La editorial Arlekín se anota un nuevo acierto con la publicación de este atinado ensayo del doctor Sergio Villena Fiengo acerca de los motivos, propuestas y consecuencias del trabajo del artista contemporáneo Guillermo Vargas +Habacuc.

Expresa el autor: “(…) nuestro propósito es realizar la reconstrucción sociológica de un capítulo reciente de esa prolongada lucha por la definición legítima de lo que es o no arte. Nos referimos a la polémica internacional que desató la propuesta titulada Exposición # 1, presentada por el artista costarricense Guillermo Habacuc Vargas en una muestra realizada en la Galería Códice, situada en la ciudad nicaragüense de Managua, en agosto de 2007. Desde una epistemología de lo cotidiano (cf. Entre otros, Michel Maffesoli, 1993), postulamos que este episodio, que en un principio podría parecer minúsculo, banal, frívolo, resulta ser revelador, sintomático si se quiere, tanto de las controversias que genera el arte contemporáneo como tal, como también de la manera en que se están comenzando a desarrollar las “guerras culturales” en la era de la comunicación globalizada.”

Este libro discute un tema de nuestro tiempo y lo hace con seriedad y profundidad, como lo demanda el tema, pero a la vez con la fluidez y manejo contextual contemporáneo.

En el primer capítulo ubica al artista y su propuesta. Desde ahí empieza a arrojar luz acerca de un asunto sobre el que pululan especulaciones, aberraciones y malentendidos. Da cuenta del trabajo nada ocurrente, sino profundo y agudo del artista y establece las motivaciones de esta propuesta en particular. Se trata nada menos que de la trágica muerte de un hombre de 25 años, Natividad Canda Mairena, asesinado a dentelladas por dos perros guardianes de un taller mecánico, mientras rescatistas de la Cruz Roja, bomberos y miembros de la fuerza pública no atinaron a detener a las fieras por temor, ni a matarlas por ser propiedad del dueño del taller. La cruel escena se prolongó mientras, además, era filmada por cámaras de video. La víctima moriría después camino al hospital.

La escena fue vista muchas veces en los noticieros de televisión. Muchas personas se conmovieron ante la crueldad de los hechos, pero otros reaccionaron de una manera muy distinta. Al saberse que la víctima era un indigente, adicto al crack y de origen nicaragüense, se produjo una especie de reacción inversa. Empezaron a crear chistes crueles de contenido xenofóbico.

Al artista Habacuc profundamente indignado por esa reacción de sus compatriotas, tanto durante como después del crimen, elaboró una propuesta contemporánea irreverente y provocadora.

Como lo explica Villena: “(…) Un perro callejero, capturado ex profeso en las inmediaciones del mercado de mayoreo de la capital de Nicaragua, yace dócilmente acostado sobre el piso, enroscado sobre sí mismo. El animal, que para la ocasión ha sido nombrado “Natividad”, carece de collar y está amarrado con un mecate que hace de rústica correa, a un débil alambre sujetado a la pared con dos clavos; frente a él, pero fuera de su alcance, un rótulo fijado a la pared y escrito con croquetas para perro adheridas, ofrece un críptico mensaje: “Eres lo que lees”. El salón está impregnado por el penetrante olor que desprenden 175 piedras de crack y una onza de marihuana que se queman en un incensario de barro de estilo aparentemente indígena, mientras los altoparlantes dejan escuchar una y otra vez la estridente banda sonora de la pieza: el himno sandinista, reproducido en reversa.(…)”

En el segundo capítulo Villena se ocupa de las reacciones que provocó la propuesta. En este sentido aclara: “(…) Nuestro punto de partida teórico aquí es que, en el arte contemporáneo, no prima una estética de la intención sino más bien una estética de la recepción, puesto que en general lo que los artistas hacen no es producir una “obra”, en el sentido de un objeto concluido que es ofrecido a los espectadores para su contemplación. Por el contrario, en el arte contemporáneo predomina una perspectiva constructivista y dialógica según la cual el artista se limita a generar un proceso comunicativo mediante el acto de proponer –con los lenguajes plásticos más diversos, lo que implica a menudo el recurso a objetos inusuales y puestas en escena escandalosas- un tema, el cual adquiere sentido en función de la riqueza de las interpretaciones y reacciones que provoque al momento de su recepción activa.”

Sin duda, Habacuc logro su propósito, aún posiblemente más allá de sus expectativas, cuando la propuesta generó el escándalo más grande del que se tenga conocimiento respecto del arte centroamericano.

Impelido por una espontánea indignación, un gran número de personas que se enteraron de la presencia del perro famélico en la exposición acusaron un acto de crueldad que debía ser castigado cuanto antes. La atropellada indignación, producto de una mezcla de desconocimiento, o franco rechazo a las propuestas del arte contemporáneo, y alarma fácil y muy de moda ante actos que signifiquen crueldad contra los animales, tuvo como campana de resonancia los medios digitales, electrónicos y tradicionales, con lo que la reacción y el escándalo se proyectaron de maneras que el mismo artistas jamás hubiera calculado, pero que servían muy bien a su propósito.

El aporte de Villena va más allá, pues ofrece un buen análisis a partir de una discusión en el ciberespacio, las cuales, por lo general, aunque tengan participaciones masivas suelen ser intrascendentes, confusas y cargadas de especulaciones.

Trabajar con el estudio de esos procesos no es cosa fácil, requiere lectura cuidadosa y evitar caer en provocaciones que pueden generar las discusiones multidireccionales.

Villena plantea conceptos, establece categorías y pasa al análisis. Ese detenido abordaje le permite ofrecer una reflexión que, al menos, conlleva dos aspectos: la discusión acerca del arte contemporáneo y los efectos mediáticos acerca de una ética contemporánea.

El libro tiene múltiples virtudes pero una de las principales es que abre una puerta para este tipo de análisis de los procesos culturales de la actualidad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS, recibirá un 15% de las utilidades de las empresas públicas, luego de que hoy el Gobierno anunciara

El hecho de que en su momento la Sala Constitucional (IV) haya detenido los procesos de investigación que pudieron haber llevado al Tribunal Supremo

Panamá tiene gran cantidad de proyectos mineros, los cuales abarcan miles de hectáreas y que se encuentran en diversas etapas, entre ellas, de exploración,

Con el álbum “Música Profana”, la agrupación costarricense Rialengo comienza su camino y  por eso el próximo sábado 3 de marzo a las 9

Grupos indígenas y no indígenas de la zona de Térraba, en Buenos Aires de Puntarenas, se enfrentaron hoy a golpes en el colegio de

Por cierto mi latín deja mucho que desear, pero la idea es que los mártires de una causa siempre fertilizan esa causa eventualmente. Todas

Había nacido Cesare Pavese en Santo Stefano Belvo, en el Piamonte, el 9 de septiembre de 1908, así que tenía 42 años cuando se

Los sindicatos griegos protestaron el pasado viernes y sábado, en una nueva huelga general, contra las draconianas medidas que le quieren imponer al país,
Semanario Universidad