George Bush: Sus vínculos con Bin Laden

Extractos del libro «Estupidos hombres blancos«ESTUPIDOS HOMBRES BLANCOS» Triunfador. A los 18 años fue nombrado director de su escuela. A los 22 fundó el

Extractos del libro «Estupidos hombres blancos

«ESTUPIDOS HOMBRES BLANCOS» Triunfador. A los 18 años fue nombrado director de su escuela. A los 22 fundó el respetado diario «The Flint Voice». En 1989 dirigió su primera película y en 2002, con 49 años, «Bowling for Columbine», Oscar a la mejor película documental.

Quizá lo peor de tener a un presidente que nadie eligió es que, cuando se avecina una crisis nacional, debemos preguntarnos a qué intereses sirve. Dado que no gobierna por voluntad del pueblo sino por robo electoral, ¿no resulta más seguro suponer que el pueblo no se halla entre las prioridades del presidente George W. Bush? A las 8.45 de la mañana del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos sufrió el peor ataque de su historia en su propio suelo por parte de enemigos extranjeros. Visto que los detalles de lo que sucedió ya son tan conocidos como los del 7 de diciembre de 1941 y los del 11 de septiembre de 1939, no me voy a extender sobre el número de aviones utilizados, la cantidad de víctimas mortales o las múltiples llamadas telefónicas de adiós por parte de seres queridos que viajaban en los aviones que los terroristas suicidas estrellaron en el World Trade Center y en el Pentágono.

 

Lo que sí desearía hacer, ahora que me acerco al final de este libro, es formular una serie de puntillosas preguntas a nuestro Comandante en Jefe, quien, por haber sido designado por los amigos de papá en el Tribunal Supremo, piensa que no tiene que responder a nada. Aquel día murieron 3.000 personas y hay algo en dicha tragedia que a mí y a un montón de gente más no nos acaba de cuadrar.

Así que, señor Bush, ¿podría aclararme estas cuestiones?:

1. ¿Es verdad que la familia Bin Laden ha estado suministrando fondos a la familia Bush durante más de 20 años? Según el New York Times, su primera empresa petrolera (Arbusto, fundada en 1979) fue parcialmente financiada por los Bin Laden. El clan saudí invirtió en el Grupo Carlyle, la empresa de George padre que tiene vínculos muy importantes con la industria de defensa de Estados Unidos. Creo que una coincidencia tan extraordinaria merece una explicación.

2. Usted dice que Osama bin Laden fue el cerebro de los atentados del 11 de septiembre. Sin embargo, hay noticias de que, por entonces, este maleante estaba en tratamiento de diálisis a causa de una insuficiencia renal. ¿Nos está usted diciendo que un hombre conectado a una máquina de diálisis en una cueva de Afganistán supervisó toda la operación?

3. En 1997, cuando usted era gobernador del Estado, la BBC emitió un reportaje sobre los líderes talibanes de Afganistán que volaron a Houston, Texas, para reunirse con ejecutivos de la petrolera Unocal con el fin de discutir la construcción de un gaseoducto en Afganistán. Uno de los informes de viabilidad del proyecto fue encargado a Enron, la compañía que más dinero donó a sus campañas para gobernador y presidente. Halliburton fue una de las empresas designadas para construirlo. Por entonces, el presidente de la empresa era Dick Cheney, actual vicepresidente de Estados Unidos. ¿Por qué acogió el Estado de Texas a estos representantes de un gobierno terrorista? ¿Qué pasó con el acuerdo para construir el gasoducto?

4. Según el Times de Londres, en los días y semanas que siguieron al 11 de septiembre, usted permitió que un avión privado saudí sobrevolara Estados Unidos para recoger y sacar del país a una docena de miembros de la familia Bin Laden. No se llevaron a cabo interrogatorios policiales ni del FBI, como tampoco se convocó a un gran jurado para determinar si estos parientes pudieran poseer información valiosa. Por el contrario, mientras el resto del país tenía que quedarse en tierra y el caos se apoderaba de la nación, usted encontró tiempo para asegurarse de que los Bin Laden estuvieran a salvo. ¿Nos puede explicar a qué viene esa premura? ¿Por qué recibieron los saudís y los Bin Laden este trato de favor?

5. Al menos 15 de los 19 secuestradores procedían de Arabia Saudí.Pero usted bombardeó Afganistán. ¿Fue un error de puntería? ¿O resultaba algo aventurado ir a por un país que suministra el 25% de nuestra gasolina y que alberga a tantos socios de papá? Sólo trato de conocer el verdadero valor de las 3.000 vidas perdidas.¿A cuántos metros cúbicos de gas natural equivalen?

6. Tan pronto como acabó su campaña para tomar el control de Afganistán, usted instaló a un antiguo asesor de una petrolera como jefe del gobierno interino. Luego, colocó a un ex consejero de Unocal como nuevo embajador en el país y, al cabo de pocos meses, se firmó el acuerdo para construir el gasoducto antes mencionado. Ahora que ya tiene lo que quería, ¿pueden regresar las tropas?

Hay que formular estas preguntas a George W. Bush, pero, ¿quién lo hará? ¿Quién exigirá las respuestas? ¿La prensa perezosa y complaciente que pertenece a unos pocos millonarios que contribuyeron a la campaña de Bush? ¿O el supuesto partido de la oposición, que pasa el rato tratando de emular a los republicanos y que está financiado por los mismos millonarios? ¿Qué esperanza puede haber para nosotros si no somos capaces de formular estas preguntas elementales? Con el fin de disimular el olor a gato encerrado, la Administración Bush se ha servido alegremente de los ataques del 11 de septiembre como pretexto para empezar a trocear nuestra constitución y eliminar nuestras libertades civiles. No hay mejor momento para hacerlo: el pueblo vive bajo un estado de terror y nadie está seguro de dónde vendrá el próximo ataque.

[…] George Orwell acertó con 1984. Casi todos recordamos al Gran Hermano, pero hoy día resulta mucho más relevante la coincidencia de que el líder se vea obligado a costear una guerra permanente.Necesita que los ciudadanos vivan en estado de constante temor hacia el enemigo con el fin de que le concedan todo el poder que desea: como la gente quiere sobrevivir, renuncia de buena gana a sus libertades. Naturalmente, el único modo de conseguir esto es convenciendo al pueblo de que el enemigo está en todas partes y de que su amenaza es inminente.

Funcionó en la novela y funciona hoy. Lo único que detendrá esta dinámica es el rechazo tajante a las mentiras que nos cuentan.No es momento de abandonar. No debemos olvidar que somos más que ellos. Siempre hemos tenido el poder y así seguirá siendo, pero hay que echar mano de él sin temor.

Tomado de Rebelión

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Sagot Martino, Jacques, "Ella", San José, C.REditorial Tecnociencia 2003, p. 146.Jacques Sagot tiene el mérito de ser un notable pianista, un hombre importante en

Isabel Wing (extremo izquierdo) y el expresidente Rodrigo Carazo coincidieron en la necesidad de ser vigilantes ante una mayor apertura de las telecomunicaciones. La

Para mejorar las telecomunicaciones, como la red Internet, el ICE debe realizar multimillonarias inversiones. Esto no se puede lograr si debe invertir sus excedentes

El mandatario Chávez pidió a Costa Rica vigilar acciones del sindicalista Carlos Ortega.Cuando se refirió a la posibilidad de que el líder de la

El deporte es una excelente manera de quemar calorías. Costa Rica es el tercer país en el mundo con el mayor índice de obesidad

Extraña confesión, Anton ChéjovUn drama de caza, Anton ChéjovTraducción de Sergio PitolAlianza Editorial207 páginasTomado de pagina 12Traducción de Manuel Peyrou, El séptimo círculoMoscú, 1883.

"Seis narradoras de Centroamérica" se presentará el 18 de noviembre a las 6 p.m., en la Librería Internacional de Barrio Dent. Tendrá un costo

Hay unas gotas de sabor acre en las palabras de Ernesto Cardenal, aunque el motivo de su visita a México sea afortunado: la aparición
Semanario Universidad