Acuerdo UCR-CCSS dejó para mayo discusión sobre déficit de ¢5000 millones por EBAIS

Los EBAIS administrados por la UCR volvieron a operar con normalidad tras el acuerdo con la CCSS. (Foto: Katya Alvarado)La Universidad de Costa Rica

Los EBAIS administrados por la UCR volvieron a operar con normalidad tras el acuerdo con la CCSS. (Foto: Katya Alvarado)

La Universidad de Costa Rica (UCR) continuará administrando hasta febrero del 2014 los 45 Equipos Básicos de Asistencia Integral en Salud (EBAIS) que tiene a su cargo en los cantones de Curridabat, La Unión y Montes de Oca, tras el acuerdo alcanzado la semana anterior.

Sin embargo, este arreglo no significa que se haya terminado con todos los temas pendientes en la discusión con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), pues aún se debe negociar el reconocimiento del déficit que viene arrastrando la UCR en la ejecución del Programa de Atención Integral en Salud (PAIS) desde el 2009.

 

Uno de los principales motivos por los cuales la UCR quiso terminar con la administración de estos EBAIS, es el déficit de ¢5.174 millones que arrastró el programa, y que nace de la diferencia entre los costos que ha tenido para la Universidad la operación de estos centros de salud, y el pago que realizó efectivamente la CCSS.

FALTA NEGOCIAR

En la cláusula octava del adendum a la contratación directa DCSS-001-2003 firmada por el rector de la UCR, Henning Jensen, y la presidenta ejecutiva de la CCSS, Ileana Balmaceda, se establece que “la Caja resolverá a más tardar el 30 de mayo de 2013 todos los reclamos por deudas anteriores relativas a este contrato, conforme a derecho y satisfacción de la Universidad (…)”.

El rector Jensen explicó que esto no significa un reconocimiento automático de esos ¢5.174 millones, sino que durante este mes de abril la UCR deberá presentar todos los reclamos correspondientes, por los dineros que considera se le adeudan.

“Esto va a un reclamo administrativo y la Caja tiene la opción de objetar algunos de estos costos. Todo tiene que estar resuelto para el 30 de mayo”, comentó el Rector.

El análisis de los costos será tema constante de conversación entre la CCSS y la UCR en lo que resta de este contrato, ya que según el acuerdo firmado, la Comisión Técnica Mixta que se creó para la prórroga que venció el 31 de marzo, deberá crear el marco normativo que sirva de base para documentar mensualmente los gastos operativos reales en que incurre la UCR.

Si bien la CCSS se compromete a pagar todos los gastos a la UCR para que se mantenga por casi un año más al frente de estos EBAIS, el acuerdo aclara que la CCSS no cubrirá “costos adicionales o injustificados”.

“Mediante esta cláusula se salvaguarda el equilibrio financiero real del contrato, tomando en consideración el carácter transitorio de este addendum, la necesidad de continuar con la prestación de los servicios de salud a las poblaciones y la obligación de que la Universidad no soporte pérdidas económicas derivadas de esta contratación”, dice el documento.

De igual forma, la UCR puso como condición para continuar al frente de los EBAIS, que la CCSS le reconozca la totalidad de los gastos incurridos durante los meses de enero, febrero y marzo, ya que en el caso del primer mes, los costos ascendieron  a los ¢805 millones, mientras la Caja ofrecía ¢726 previo a este acuerdo. El pago de estos tres meses se debe realizar a más tardar el 15 de mayo próximo, con la presentación de las facturas correspondientes.

LA CCSS NO ASUMIRÁ

Posterior a la conferencia de prensa que se realizó en la Casa Presidencial ese martes para anunciar los detalles del acuerdo, la Presidenta Ejecutiva de la CCSS, dijo que no hay posibilidad de que la institución sea la que asuma la operación de estas tres áreas de salud.

La Caja ya cuenta desde semanas atrás con la aprobación de la Contraloría General de la República, para realizar una contratación directa de un proveedor privado que se haga cargo. “Es un proceso complejo que la CCSS puede pedir a otro que lo haga”, expresó la funcionaria.

Según Balmaceda, esta contratación directa es por cuatro años prorrogables, y según los documentos del cartel publicado por la CCSS para este proceso, la institución pagaría ¢7.390 millones al nuevo proveedor por año.

Agregó que este monto es un “tope máximo”, que se fija de acuerdo con criterios técnicos, y con base en esa cifra se reciben las cotizaciones de los interesados en brindar el servicio.

Hasta el cierre de esta edición (1 de abril), el sistema Compra Red del Ministerio de Hacienda registraba como “invitados” a este cartel a la Asociación de Servicios Médicos Costarricenses, la Cooperativa Autogestionaria de Servidores para la Salud Integral (Coopesain) y la Cooperativa de Autogestión de Servicios Integrados de Salud de Barva. Sin embargo, aún no aparece ninguna oferta en el sistema.

PREOCUPACIÓN

Para la secretaria general del Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (SINDEU), Rosemary Gómez, el acuerdo alcanzado para prorrogar la administración de los EBAIS −por parte de la UCR− solo sirve para “ganar tiempo”.

Gómez considera preocupante que la CCSS insista en entregar estos EBAIS en concesión, al considerar que no hay garantías para el personal que hoy labora en esos centros de salud, de que vayan a ser contratados, ni que la comunidad recibirá con esta contratación mejores servicios o iguales que los que ha recibido hasta el momento por parte de la administración universitaria.

La sindicalista anunció que analizan las posibles medidas legales que se podrían tomar,  para objetar esta contratación directa.

Respecto a los trabajadores de estos EBAIS, el rector Jensen aclaró que la UCR solo podrá hacer una “excitativa” a la CCSS, para que recomiende la contratación del actual personal del PAIS, cuando llegue el nuevo proveedor.

En el acuerdo también quedó establecido que la UCR deberá preparar este mes un informe técnico de su capacidad instalada, que incluya el listado de funcionarios y sus calidades personales, laborales y profesionales, así como la infraestructura, mobiliario, equipo, entre otros elementos.

“La Caja se compromete a presentar ese informe técnico a los oferentes que participen en la Contratación Directa (…) con la finalidad de que consideren y evalúen la conveniencia de utilizar parte o toda la capacidad instalada de la Universidad”, dice el acuerdo.

En caso de que los proveedores estén interesados en asumir una parte o la totalidad de la capacidad instalada de la UCR en los 45, la CCSS se encargará de facilitar el contacto con las autoridades universitarias.

Para la UCR esta será la última prórroga que otorgue para continuar al frente de estos EBAIS, y en el contrato se establece que después del 15 de febrero del 2014 no habrá más prórrogas ni responsabilidad de la UCR por lo que suceda con los servicios de salud que administra actualmente.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El debate sobre el acuerdo de libre comercio entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), que está en vías de aprobación en la Asamblea

En el suplemento Ancora de La Nación (06-01-2013), se publicó el artículo “Yue Minjun: La ironía, tristeza que sonríe”, de Esteban Córdoba Arroyo.Este artículo

Nuestra Constitución Política establece un engranaje institucional que blinda y protege al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de cara a los otros poderes del

Jorge Mario Bergoglio, Papa Francisco I.Cuando el cardenal Karol Wojtyla fue elegido papa, en octubre de 1978, el mundo estaba a una década de

Los EBAIS administrados por la UCR volvieron a operar con normalidad tras el acuerdo con la CCSS. (Foto: Katya Alvarado)La Universidad de Costa Rica

Los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS) fueron el resultado de una reforma del sistema de salud costarricense. En este reforma confluyeron

Bogotá- Con la mente puesta en un proceso de paz que eventualmente puede poner el punto final a un conflicto armado de casi 50

“Hurtándole tiempo al tiempo” habla acerca del proceso de profesionalización musical que surge entre 1942 y 1972.Existe un lapso en la historia de la
Semanario Universidad