Canal 15 rendirá homenaje a instrumentos y músicos del folclor costarricense

“VosCultura” presentará en una de sus emisiones a “Don Lalo”, un quijonguero guanacasteco de 86 años que no solo toca, sino que construye los

“VosCultura” presentará en una de sus emisiones a “Don Lalo”, un quijonguero guanacasteco de 86 años que no solo toca, sino que construye los instrumentos.

Microprogramas “VosCultura” brindarán un espacio para personajes regionales dedicados a la música.

Ocho intérpretes musicales y sus instrumentos serán los personajes de la serie “VosCultura” que se transmitirá a partir del mes de noviembre durante  la transmisión regular de Canal 15 de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El proyecto ‒que fue financiado a través de uno de los fondos concursables que concede la Vicerrectoría de Acción Social (VAS)‒ busca rescatar la historia de músicos costarricenses que tradicionalmente no tienen la oportunidad de darse a conocer en medios de comunicación tradicionales, así como darles la oportunidad de presentar sus instrumentos y sus trabajos.

La recopilación de entrevistas y producción del material tomó un año, tiempo durante el cual los productores Andrea Alvarado y Randall Vega recibieron asesorías de músicos y de la Escuela de Artes Musicales de la UCR, para buscar personajes alternativos, que tuvieran una dedicación de varios años con su trabajo.

“VosCultura” presentará, en sus 5 minutos de duración, la labor de un acordeonista, un percusionista de cimarrona, un percusionista de tambores batá –un tambor nigeriano de origen religioso–, una flautista de orquesta sinfónica, un banjo –guitarra pequeña tradicionalmente tocada en la música country –, un marimbista y dos “quijongueros”, uno guanacasteco y otro caribeño.

La productora Andrea Alvarado explicó que la idea nació con el objetivo de dedicar el espacio a personajes tradicionales del folclor musical y regional costarricense, pero que no necesariamente han tenido la oportunidad de ser presentados a grandes audiencias.

“Quisimos elegir ocho personas que no son las que tradicionalmente salen en los medios de comunicación, que son de zonas rurales o que no son tan conocidas, aunque son ocho personas expertas en su instrumento. Son personas para las cuales el instrumento es su vida”, detalló.

Además de las asesorías otorgadas por la Escuela de Artes Musicales, los microprogramas fueron apoyados técnicamente por la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la UCR y Canal 15, que dispondrá de las producciones para transmitirlas una a una de manera semanal y sin horario fijo, para que no sea un espacio que haya que esperar, sino que involucre al televidente habitual.

El proyecto, que obtuvo financiamiento por ¢2 millones, pretende generar otras dos temporadas, para completar una lista de 24 instrumentos que se plantearon desde el comienzo del proyecto. No obstante, al no haber presentado el proyecto nuevamente a concurso, los productores aún buscan financiamiento y patrocinio fuera de la Universidad.

ROMPER EL ESTIGMA

Andrea Alvarado, productora de “VosCultura”, hizo ver que la serie también busca educar a los televidentes: romper los “estigmas” a los que se han sometido instrumentos tradicionales y demostrar la versatilidad que la mayoría de estos músicos tienen.

“Vamos a mostrarle al público que hay otra gente que hace música, y el valor que tiene lo que hacen”, acotó.

Para lograr este objetivo, los productores incorporaron en “VosCultura” instrumentos que permitan representar las distintas regiones costarricenses con instrumentos afrodescendientes –el banjo, los tambores batá y el quijongo caribeño–, instrumentos del área cultural guanacasteca –la marimba y el quijongo–, y otros instrumentos de más uso en el área central –la percusión de cimarrona, la flauta y el acordeón–.

Alvarado señala, como ejemplo de su cometido, la inusual elección de utilizar un acordeonista, ya que generalmente se cree que sirve únicamente para tocar tango, cuando el músico que eligieron suele incorporar su instrumento en la interpretación de piezas tradicionales de la música popular costarricense.

Otra de las peculiaridades del proceso fue el uso de varios instrumentos de origen africano, muchos de ellos incluso de origen religioso, como los tambores batá que fueron popularizados en Cuba, donde las restricciones para la representación de ritos “negros” los llevó a eliminar el estado sacro de su música.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

San José es una ciudad rica en contrastes, como los arquitectónicos, donde se puede apreciar la arquitectura con influencia europea, diferente a aquella en

“L’ánima sola de Chico Muñoz” se presentará nuevamente en el renovado Teatro Municipal de Alajuela. Su estreno fue en 1985, y en los años

Ramón Carvajal, ariano, músico de profesión y vocación, buen samaritano, decía que a Moisés se le había olvidado señalar el onceavo mandamiento.  El onceavo

Según un informe de la FAO, los altos precios de los alimentos internacionales no se traducen en una mejora en la calidad de vida

Con suma preocupación he notado una peligrosa tendencia en nuestra universidad, la de dejar de lado la excelencia académica por  criterios personales o de

Los partidos “Progre” y  “Convergencia” se enfrentarán por segunda vez para disputarse el directorio de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa

El pasado domingo a las 7 de la noche todo era oscuro y “normal”. Hasta que llegó el fútbol.Costa Rica le metió tres goles

El despido de Henning Jensen como Vicerrector de Investigación de la UCR es una muestra de autoritarismo político de la Administración. Las vicerrectorías son
Semanario Universidad