¿Cómo aprender el lenguaje universitario?

Frente a las dificultades y carencias con las que llegan los estudiantes, “es importante repensar las prácticas”, aseguró Florencia Morado, profesora de la Universidad

Frente a las dificultades y carencias con las que llegan los estudiantes, “es importante repensar las prácticas”, aseguró Florencia Morado, profesora de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. (Foto: Anel Kenjekeeva)

Entrar a un aula universitaria para muchos estudiantes representa una experiencia llena de incertidumbre. ¿Cómo hacer un resumen?, ¿cómo hacer una monografía?, ¿cómo hacer una presentación oral? “Al final uno termina y no le dan retroalimentación, no sabe qué hizo bien. Uno va dando palos de ciego”, expresó Daniela Odio, una de las asistentes al conversatorio Comunicación Universitaria, organizado recientemente por la Red Institucional de Evaluación Docente (RIFED) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

La actividad estuvo a cargo de Florencia Morado, experta en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires y especialista en Educación y Nuevas Tecnologías de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Ella expresó que “en la universidad hay un registro comunicacional propio, con cualidades y características que los alumnos no conocen. Cada año, cada asignatura es un nuevo desafío para los estudiantes; inclusive, la finalización misma de la carrera”.

Durante el conversatorio, la especialista enfatizó que “el docente se siente frustrado”, ya que ejerce en un ambiente donde no se ha precisado cuál es el rol del profesorado o de las instituciones frente a las dificultades y carencias con las que llegan los estudiantes, e insistió en que “es importante repensar las prácticas”.

Morado señaló que siempre se encontró “con alumnos con los que se trabaja fácil, que pareciera que aprenden solos, pero hay muchos otros a los que les cuesta más. En ese ‘costarle más’ hay varios motivos: algunos están desinteresados, pero otros le ponen muchísimo empeño y aun así les cuesta”.

El estudiantado llega a las aulas universitarias sin las competencias y habilidades para descifrar, connotar, denotar, leer, escribir o producir textos. Para Eleonora Badilla Saxe, directora de RIFED, ese es el desafío “ya que nos pone una responsabilidad adicional a los docentes”.

Los estudiantes, muchos de ellos adolescentes, son enfrentados a textos desconocidos que les provocan confusión y, por ende, terminan aburriéndolos. Frente a las limitaciones culturales-educativas con las que vienen, Morado explicó que hay que “honrar el error, escribir con ellos, sin importar que se equivoquen, y enseñarles la diferencia entre la opinión dada en un café, la que darían en una red social y la que publicarían en un periódico”.

Algunas de las ideas para mejorar la comunicación y el desarrollo de los alumnos es efectuar simulacros de exámenes, lecturas compartidas en clase y guías para saber qué buscar en los textos académicos. Para Morado, “un lector independiente empieza dependiente. Somos guías en ese nuevo territorio”, enfatizó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Frente a las dificultades y carencias con las que llegan los estudiantes, “es importante repensar las prácticas”, aseguró Florencia Morado, profesora de la Universidad

La normativa existente en la Universidad de Costa Rica sobre el tema salarial va de la mano con el tipo de actividad que realiza

El Dr. Jorge Manzanares Robles señaló algunas de las investigaciones farmacológicas que se realizan sobre los compuestos del cannabis para uso medicinal; sin embargo,

La culpable de estas líneas es Cristina Fernández, presidenta argentina, quien abogó por un “nuevo capitalismo”. La cuestión entonces desembocó en preguntarme sí los

Navegue en nuestro mapa interactivo por algunas de las obras financiadas por JUDESUR que registran irregularidades y que motivan la intervención de esa entidad.

París, 2 oct (DPA) - La calidad de vida mejoró desde comienzos del siglo XX en numerosas partes del mundo, aunque la globalización hace

El equipo de fútbol de la UCR ha logrado sobrellevar una gran seguidilla de 10 compromisos, ganando 22 puntos de un máximo de 30

Este año, el Parque La Libertad ha realizado actividades en las que han participado alrededor de 14 000 personas. (Foto: cortesía del Parque La
Semanario Universidad