Directora de la División de Política Científica de la UNESCO: “Las políticas de ciencia deben ser integradoras”

La Directora de la División de Política Científica de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura),

La Directora de la División de Política Científica de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), Lidia Brito, visitó el país la semana pasada con el objetivo de reflexionar y capacitar sobre los temas en política científica.

Brito afirmó que las políticas de ciencia, tecnología e innovación deben ser transversales y crear la base estructural para la implementación de otras políticas, por medio del fortalecimiento de la educación científica en todos los niveles.

Ella ha trabajado facilitando apoyo en metodologías de evaluación en diferentes partes del mundo. Fue miembro del Comité Científico Regional para África. Trabajó como Ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de Mozambique (2000-2005).

A continuación, un resumen de la entrevista con Brito sobre la ciencia en Costa Rica, realizada el pasado martes 9 de agosto en las instalaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

¿Qué es lo más importante de crear una política pública eficiente en materia de ciencia?

– Son dos cosas. La ciencia debe usarse para crear conocimiento. Cuando la gente toma una decisión basada en el conocimiento, decisión consciente y responsable, se vuelve necesaria la política científica. El conocimiento es necesario para resolver los problemas cotidianos, el día a día. De ahí que las políticas científicas están muy ligadas a las problemáticas que la sociedad enfrenta.

El otro aspecto son las cuestiones éticas. Una buena política científica crea esa ética, que es fundamental para la toma de decisiones conscientes y responsables.

Usted mencionaba la importancia de una política pública científica definida, ¿Cómo calificaría esto en Costa Rica?

Claramente, Costa Rica es un país que tiene grandes avances en el área científica y un ejemplo de eso es que muchos de los productos que Costa Rica exporta hoy son productos de alta tecnología; como productos informáticos, por ejemplo Intel. La ciencia es una contribución importante para la economía y la creación de trabajo.

Ustedes están en una nueva política, que comienza este año y que va por el camino correcto, en el sentido que están discutiendo cuáles son las áreas a mejorar, cuáles son las alianzas estratégicas que el país tiene que hacer con sus países vecinos y cuáles son los cambios en los instrumentos que existen. Las políticas son autoanálisis y son dinámicas.

Volviendo al tema de la ética, Costa Rica todavía no ha aprobado la Fertilización In Vitro ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Qué papel tiene la ciencia?

Este es un tema que permea la ciencia de la mano con la ciudadanía. La sociedad costarricense tiene que definir lo que es mejor para ella. La ciencia da las oportunidades, pero es una cuestión de una decisión individual y colectiva de cómo usar la ciencia para sus beneficios sociales, de transformación social. Este es un buen ejemplo de cómo la ciencia es también social.

Los científicos tienen el gran reto de envolver a la sociedad en sus zapatos  científicos, para crear un contrato social con la ciencia. Para que la sociedad pueda apoyar la ciencia.

En materia de ciencia e investigación ¿Qué ha hecho bien Costa Rica?

– Costa Rica ha conseguido desenvolver su trabajo y su capacidad  en las universidades públicas. Ustedes tienen un buen capital universitario y son reconocidos en otros países precisamente por esto. Costa Rica es conocida por exportar productos de alta tecnología y atraer grandes empresas, multinacionales que pusieron sus campos acá. Eso es muy importante en una conversión económica que cada vez usa más el conocimiento y la tecnología como base de crecimiento empresarial.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta el país?

Hay nuevas áreas emergentes, es necesario formar la masa crítica. Por ejemplo, vuestra nueva política habla de nanotecnología, biotecnología y tendrá que haber programas dirigidos para crear los recursos humanos necesarios para eso. De eso se trata, de tener una intención para crear las condiciones para que se pueda realizar el avance en la ciencia.

En  Costa Rica se han hecho promesas de dedicar el 1% del PIB a la ciencia. Sin embargo, el máximo logrado ronda el 0,5%. ¿Cómo catalogaría esta meta presupuestaria en comparación con otros países?

Claramente hay otros países en América Latina que están en la cima de Costa Rica. De hecho, el país está abajo del promedio de la región Latinoamericana y del Caribe. Si hay algo que en la UNESCO defendemos es que los países tienen que ser consistentes con sus políticas. Si hay una visión de que la ciencia es un promotor de un desarrollo sostenible, hay que corresponderlo con la inversión. Por eso, esperamos que se continúe trabajando para que esos valores suban.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Hace más de cuatro décadas que Fernando Carballo se enfrenta al lienzo, al cartón y otros materiales para desbordar en ellos retazos de su

De acuerdo con los ingresos, los hogares que reciben entre ¢750.000 y ¢1.870.000 conforman la clase media del país, según la Fundación Promotora de

La alarma en los mercados mundiales tras la degradación en la calificación de deuda de Estados Unidos y la amenaza de colapso en varias

El profesor Jaime Robert, en un comentario publicado en el Semanario Universidad (3/8/2011), se refiere a un artículo mío en el cual analizo las

Los billetes “viejos” de ¢1000 y ¢2000 que aún están en circulación, perderán su valor como medio de pago a partir del próximo 1

El humanismo fue una respuesta al oscurantismo, una fuerza remozadora de la ciencia y el arte, que a la postre desembocaría en uno de

Los países deben realizar enormes esfuerzos para combatir la corrupción, que permea el sistema y se convierte en uno de los principales factores de

Por fin comienza a salir a la superficie la verdad. No basta con haber llevado a la provincia de Guanacaste a la ruina económica
Semanario Universidad