Distribuyen libro de bolsillo para prevenir el hostigamiento

Si siente algún tipo de hostigamiento sexual de parte de un compañero o compañera de trabajo o estudio en la Universidad de Costa Rica

Una denuncia por hostigamiento sexual solo puede ser interpuesta ante una comisión especializada.

Si siente algún tipo de hostigamiento sexual de parte de un compañero o compañera de trabajo o estudio en la Universidad de Costa Rica (UCR) y desconoce cómo plantear su denuncia, el Centro de Investigación en Estudios de la Mujer (CIEM) empezó a distribuir información de bolsillo para que conozca cómo realizar el proceso de manera adecuada.

La UCR promueve una política de cero tolerancia ante el hostigamiento sexual y por eso, emprendió desde finales del año pasado la repartición del Reglamento de la Universidad de Costa Rica en Contra del Hostigamiento Sexual en las distintas sedes. Este mes la campaña se concentró con fuerza en la sede Rodrigo Facio en San Pedro de Montes de Oca.

Silvia Meza, coordinadora del Equipo Interdisciplinario contra el Hostigamiento Sexual del CIEM, dijo a UNIVERSIDAD que lograron constatar en sus visitas a los centros de trabajo un importante desconocimiento sobre la normativa en la población universitaria, por lo que con mayor razón ignoran el debido proceso para plantear una acusación.

Las profesionales del CIEM asisten a los trabajadores con cápsulas informativas y talleres y a los estudiantes con inducciones. Al finalizar la sesión se les entrega un reglamento de bolsillo y volantes con información.

Meza mencionó que una de las prácticas más comunes es acudir al CIEM para presentar la queja, pese a que es la Comisión Institucional contra el Hostigamiento Sexual (CICHS) la única instancia que puede recibirla. La Comisión se encuentra en el Complejo de Oficinas Rafael Obregón Loría ubicado del Parque de San Pedro 150 metros al oeste, luego 75 metros al norte y 100 metros al este.

“Existe un procedimiento único, pero por desconocimiento puede suceder que en las jefaturas se junte a la persona denunciada y a quien está siendo objeto del hostigamiento para preguntarles lo que está pasando y cómo pueden resolverlo. Este proceso contamina la prueba, revictimiza al abusado y protege al denunciado”, indicó Meza.

Otros reglamentos como los establecidos en la Convención Colectiva, el Reglamento del Régimen Académico y Orden Docente o el Reglamento de Orden y Disciplina de los Estudiantes de la Universidad de Costa Rica no son los correspondientes cuando se pretende llevar un caso por hostigamiento sexual.

De existir una falta de  este tipo, la jefatura de la unidad debe orientar a la persona afectada a acudir con su denuncia a la CICHS, donde se le asegura confidencialidad en el proceso. La acusación no puede ser presentada por terceros.

“Si la jefatura de la unidad se entera de que hay un caso de hostigamiento y cubre a quien hostiga, puede verse en problemas porque su actuación está reglamentada por la normativa institucional. Lo correcto es decirle a la persona hostigada que tiene el derecho de poner la denuncia ante la Comisión”, dijo Rose Mary Madden, abogada del Equipo Interdisciplinario contra el Hostigamiento Sexual.

CERO TOLERANCIA

El Reglamento protege a cualquier persona funcionaria de la UCR, estudiantes y docentes. Incluso cubre a los trabajadores por extensión como los que  realizan labores en los EBAIS y a quienes lo hacen en las afueras del reciento universitario, como las personas que realizan giras universitarias.

Madden comentó que el reglamento es bastante bueno, debido a que da protección a la comunidad universitaria dentro o fuera de los edificios con consecuencias serias para quienes hostiguen.

Las penas pueden ir desde una amonestación escrita o suspensiones breves hasta el despido laboral sin goce de salario o el condicionamiento de la matrícula en el caso de los estudiantes.

“Los resultados han sido muy buenos, la Comisión incluso ha despedido profesores catedráticos. Por eso, el poder que tenga una persona no afecta el proceso. Además, los recursos de la Sala IV apoyan la gestión de la Universidad.

“El hostigamiento es una forma de violencia y la Universidad da el ejemplo de que la violencia no puede ser permitida en una comunidad sana. Todas las personas que conviven en la comunidad universitaria tienen ese derecho”, concluyó Madden.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Su extraña anécdota –un tubérculo protege la vagina de la joven protagonista para que “el asco detenga a los asquerosos”- es el eje en

El recorrido de Rafael Cuevas en el mundo literario centroamericano ya suma gran cantidad de títulos que van desde el cuento hasta el intrincado

A partir del 18 de febrero, la población universitaria puede consultar la hora y fecha de la cita de matrícula en la dirección electrónica

En la página en Internet de esta actividad, están colocados, prácticamente en pie de igualdad, materiales gráficos pertenecientes a cuatro universidades estatales (la UCR,

El cierre la semana pasada de las negociaciones de un tratado de libre comercio (TLC) con la República Popular China originó agrias críticas de

Muchos estudiosos de otros campos de las ciencias sociales emplean, muchas veces sin reparar en las consecuencias, tales criterios. No voy a descalificar estos

La venta de sofisticado armamento a Taiwán, la visita del Dalai Lama a la Casa Blanca y las acusaciones de la Secretaria de Estado,

Una dura crítica a los vicios del capitalismo y a la discriminación es el enfoque que presenta un nuevo montaje de Un Poeta en
Semanario Universidad