Encuesta trimestral del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas

La colocación de crédito bancario para el sector privado decrece desde enero de 2009 y en el primer semestre de 2010 la disminución es

Sigue decreciendo oferta de crédito para sector privado

Solos los sectores de construcción y servicios mostraron un leve repunte en su absorción crediticia.  

La colocación de crédito bancario para el sector privado decrece desde enero de 2009 y en el primer semestre de 2010 la disminución es más notoria al ubicarse en cifras negativas, según el estudio Pronóstico del desempeño de la economía costarricense para el tercer trimestre de este año del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica.

El volumen de crédito colocado al término del segundo semestre del 2010 es más bajo al registrado el año anterior, lo cual sugiere que muchas de las colocaciones que se han hecho no se han reemplazado con nuevos créditos.

 “Se esperaba un repunte del crédito pero esto no pasó. La tasa de interés ha sido estable y se creía que eso favoreciera al crédito”, dijo Rudolf Lücke, investigador del IICE, quien explicó que la actividad económica de algunas empresas no es la más óptima y no son sujetos de crédito ante las entidades financieras.

Desde el punto de vista de la oferta,  en el mercado financiero si hay liquidez para prestar, pero algunos bancos tienen morosidades elevadas por lo que son más cautelosos. “Mientras haya morosidad elevada, los bancos aunque tengan plata no la van a prestar por el riesgo a elevar esa morosidad”, aseguró Lücke.

De acuerdo con el investigador, esta situación se ha dado desde que se produjo cierta inestabilidad en la tasa básica pasiva en el 2008, cuando bajó hasta cuatro puntos. A ello se debe unir la readecuación de créditos como parte del Plan Escudo implementado por la administración Arias Sánchez para hacer frente a la crisis económica.

“Quienes hicieron readecuación de su crédito probablemente lo pudieron pagar por varios meses pero ya no más. Esas readecuaciones funcionan pero no al 100%, es como una segunda ola de la situación que se trató de aminorar” dijo Lücke.

En su opinión es preciso que los bancos grandes reactiven sus carteras de créditos conforme mejora la actividad económica de las empresas.

Se exime de la reducción en las colocaciones de crédito a los sectores de construcción y servicios, que mostraron un leve repunte en su absorción crediticia, a diferencia de las actividades inmobiliarias, minas, pesca, comercio y consumo.

CRECIMIENTO ECONÓMICO

El estudio también reveló que en cuanto al comportamiento de la economía se proyecta una disminución en cuanto al trimestre anterior, pues en esta oportunidad se estima un crecimiento que estará ubicado en el rango de 1,5% a 2,5%, debido, entre otras razones, a que los precios de las importaciones crecen a un ritmo mayor que los de las exportaciones.

El trimestre anterior la proyección hecha por los economistas del IICE fue de 2,5% a 3,5%.

Sin embargo, ellos preveén una mejora en la actividad económica sustentada en el fortalecimiento de la economía de los principales socios comerciales, principalmente de Estados Unidos. Se registró un incremento en las exportaciones de insumos para la manufacturas lo que sugiere una reactivación en la producción externa.

Para el tercer trimestre, los resultados del estudio vaticinan una disminución en el crecimiento mensual promedio de los precios (entre 5,5% y 6,5%), pese a que serán los sectores de transporte, educación y alquileres las variables los que podrían generar presión al alza.
No se estiman variaciones significativas en la tasa de interés, por lo cual para los próximos tres meses se estima en un rango entre 7,75% y 8,75%.

En el año comprendido entre marzo de 2009 y marzo de 2010 la economía costarricense experimentó un periodo de reajuste. Según Lücke, si bien la economía ha buscado un repunte, desde enero de 2010 existe una tendencia a desacelerarse.

Lo anterior ya que la demanda agregada (cantidad de bienes y servicios que demandan las personas) no muestra un crecimiento estable debido a la reposición de inventarios por parte de las empresas, que durante la crisis en el 2009 hicieron un elevado uso de existencias y aun no hay inversión de capital.

Destaca entre las cifras el pronóstico de un déficit fiscal de 5,5% del Producto Interno Bruto (PIB) al finalizar el año.

El incremento del gasto público como medida para compensar la caída en el gasto de consumo privado y de inversión impulsó la economía en tiempos de crisis.
PIE DE FOTO: De izquierda a derecha: Gabriela González, Max Soto y Rudolf Lücke en la presentación del estudio sobre el pronóstico de la economía. (Foto: Katya Alvarado).


Mayoría de empresarios no contratará más personal

Entre el 53% y el 69% de los consultados esperan mantener el número de empleados.

Hazel Cerdas Villalobos
[email protected]

Aumentar las nóminas de trabajadores no está entre los planes de los empleadores costarricenses, según la Encuesta Trimestral sobre Opinión de Empresarios, del IICE. Pese a esperar un aumento en las ventas y la producción, entre el 53% y el 69% de los consultados prevé mantener el número de empleados.

Según Max Soto, director del Instituto de  Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE), el cese del crecimiento de la fuerza laboral podría ser por los esfuerzos de los empresarios por mantener la planilla durante la crisis para evitar un aumento en el desempleo y ahora pese a la expectativa de obtener mayores utilidades, los empresarios no consideran necesario un incremento en el número de empleados.

De acuerdo con Gabriela González, investigadora del IICE, el motivo por el cual los empresarios no aumentarán el número de trabajadores se debe a factores externos a la empresa, como el comportamiento de la economía nacional. Además, los empresarios aseguraron que el número de empleados es suficiente.

De los empresarios que se mostraron más optimistas en el sondeo, entre un 19% y 32% creen que podría aumentar la planilla y lo atribuyen a un aumento en la demanda local de los productos y servicios sobre todo en el sector turístico y entre un 49% y 62% considera que tendrá un incremento en las ventas y la producción. En general los empresarios piensan que su posición competitiva será mejor en los meses venideros.

A diferencia de la primera encuesta que realizó el IICE el trimestre anterior, los empresarios del sector agropecuario se mostraron optimistas sobre la situación económica de su empresa. A criterio de la investigadora esto se debe a la espera de un incremento en la producción, asociado a los cambios estacionales.

Los sectores de construcción, manufactura y comercio redujeron su optimismo respecto de la encuesta del trimestre anterior.

En este sentido, el 60% de los encuestados aseguró que no tiene intención de realizar nuevas inversiones. Para Soto, esto se debe a que la economía aún no se ha recuperado lo suficiente y eso se refleja las cifras.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) reveló que Costa Rica es el segundo país con menor desigualdad en

El título de este campo pagado es la frase oximorónica “Por Israel y Por la Paz”. Los observadores informados saben que por años, un

La obra, presentada al público el pasado miércoles 21 de julio en el Centro Cultural Español, recopila las desgarradoras historias de once mujeres que

A esta labor, han contribuido también los suplementos de Universidad. Sin embargo, hay dos de ellos que, en mi opinión, se han convertido más

En un minuto, catorce “genios y figuras” de la Universidad de Costa Rica (UCR) contarán su vida, y mediante esta serie de animación, el

Las universidades que integran el Consejo Nacional de Rectores (CONARE), presentaron una nueva propuesta  para el próximo convenio para el Fondo Especial para la

La bancada oficialista buscaba al cierre de esta edición una salida a un nuevo embrollo surgido en la Asamblea Legislativa, tras su decisión de

En esta ocasión, un año después, es la Dra. Lolo quien visita Costa Rica, para dictar una serie de conferencias en la UCR, teniendo
Semanario Universidad