Escuela de Artes Plásticas pide respuesta a Rectoría

Estudiantes y profesores exigen solución a problemas de infraestructura.

Tras un comunicado de Rectoría del pasado 28 de setiembre sobre un ajuste del presupuesto universitario ordinario, estudiantes y profesores de la Escuela de Artes Plásticas han expresado su malestar debido a la exclusión de remodelar y ampliar el edificio de su Escuela.

Ese día, más de 150 estudiantes y funcionarios iniciaron una serie de manifestaciones pacíficas, que continuarán hasta que la Administración de la Universidad les brinde una respuesta.

Dicha Escuela enfrenta una serie de fallas en su infraestructura, por lo que el Ministerio de Salud desde abril pasado ordenó a la UCR corregirlas (véase “UCR incumple orden sanitaria por edificio de Facultad de Bellas Artes”, en UNIVERSIDAD del 16 de setiembre).

En cuanto a las protestas que empezaron el lunes 28 de setiembre, estudiantes se manifestaron mediante trabajos de diseño gráfico, serigrafía y dibujo frente a la escultura “Yo protesto” −del exprofesor de la Escuela Néstor Zeledón−, en la Facultad de Ciencias Sociales.

Uno de los participantes fue Guillermo Rojas, secretario de la Asociación de Artes Plásticas, quien calificó las condiciones del edificio como infrahumanas. “Tenemos una bomba de gas al fondo, tenemos problemas con el agua que pasa dentro de los tubos de los cables de electricidad, y las aulas se inundan”, comentó.

José María Castro, profesor de Diseño Gráfico, también fue parte de la manifestación. Él expuso la necesidad de hacer algo pacífico, inteligente y artístico respecto a la noticia recibida.

“Decidimos que no íbamos a cerrar una calle, que no íbamos a quemar una sola llanta, que no íbamos a insultar a nadie. Decidimos que íbamos a hacer una nueva forma o una protesta más inteligente, más cívica y más comprometida con los principios universitarios”, afirmó Castro.

Asimismo, Castro explicó que este es el primero de varios movimientos que planean organizar, bajo la misma tónica de respeto hacia la Rectoría y la comunidad universitaria, para dar a conocer las “duras condiciones” por las que atraviesa la comunidad de Artes Plásticas.

Como complemento a las actividades del lunes, el martes 29 de setiembre el director de la Escuela, Eric Hidalgo, convocó a estudiantes, personal docente y administrativo a una asamblea ampliada, que tuvo como objetivo plantear propuestas inmediatas frente al Consejo Universitario.

Las razones

Vale mencionar que las reacciones al comunicado de la Rectoría obedecen a la gravedad de las condiciones en las que a diario se ven inmersos estudiantes y funcionarios de la mencionada escuela.

Daños en techos, hacinamiento, falta de espacio y talleres inseguros son solo parte de las condiciones que presenta el edificio de la Facultad de Bellas Artes, que aloja a Artes Plásticas.

Durante más de 20 años han solicitado la remodelación o la construcción de nuevas instalaciones; las propuestas han quedado en el papel, se quejan.

Dada la situación, estudiantes y profesores, en el 2013, pusieron una denuncia ante el Ministerio de Salud. Luego de una visita de sus funcionarios a las instalaciones, en el 2014, se dictó una orden sanitaria que exigía, entre otras cosas, la instalación de alumbrado de emergencia, un inodoro por cada quince estudiantes, la construcción de duchas y que todas las puertas que den al exterior cuenten con letreros luminosos.

La orden fue atendida por la Rectoría el pasado 15 de junio, la cual presentó un plan remedial. Sin embargo, algunos miembros de la Escuela de Artes Plásticas han expresado su temor de que se venza el plazo establecido por el Ministerio de Salud y esta instancia proceda a clausurar el edificio.

Al respecto, el rector Henning Jensen, aseguró que nunca se han excluido del presupuesto del 2016 los recursos financieros para solucionar los problemas de la Escuela de Artes Plásticas.

“Se excluyeron del presupuesto ordinario y se incluirán en el presupuesto extraordinario. Quizá sea esto un mero detalle técnico, pero es importante tenerlo presente, ya que un presupuesto anual consiste de diferentes componentes y momentos, e incluye también modificaciones que se van dando a lo largo del año”, alegó.

Según Jensen, se ha planteado un conjunto de acciones para atender los problemas de infraestructura de Artes Plásticas (ver recuadro: “Propuesta de la Rectoría”).

La Escuela, mientras tanto, en su asamblea del martes 29, acordó que no detendrán las manifestaciones hasta cuando se firme un documento que respalde la construcción de un edificio. Por eso, el pasado viernes 2 de octubre hicieron una segunda manifestación frente al edificio de la Escuela de Estudios Generales.

La protesta de nuevo fue pacífica y bajo el lema “yo protesto”, con la participación de gran cantidad de estudiantes de esa unidad académica, de su asociación estudiantil y también de la Federación de Estudiantes (FEUCR). Con carteles, mantas, dibujos, pequeñas esculturas de arcilla y otras expresiones, los estudiantes mostraron sus inquietudes.

Por su parte, la presidenta de la asociación de estudiantes, Nathalia Valerín, detalló que el jueves anterior, 1 de octubre, se presentó ante la Rectoría y otros entes universitarios una contrarrespuesta al plan remedial entregado por el Rector al Ministerio de Salud. Ahora están a la espera de una respuesta.

Propuesta de la Rectoría

  1. Etapa I: Taller de fundición de metales.

La Rectoría ya asignó ¢150 millones en el actual presupuesto del 2015 para la realización de esta obra, la cual no se ha podido llevar a cabo porque este taller se ubicaría en el aula 16, que es utilizada por la Escuela de Estudios Generales y la Escuela de Artes Dramáticas. La Rectoría ha ofrecido su mediación para lograr la cesión de ese espacio a la Escuela de Artes Plásticas.

  1. Etapa II: Construcción de un edificio de talleres de un área superior a 2.100 metros cuadrados y un costo superior a los ¢1.200 millones.

La Rectoría ya asignó en el presupuesto del 2015 ¢226 millones para la ejecución del programa arquitectónico, el cual comprende los estudios topográficos, el diseño y los planos. Estos trabajos se vienen haciendo, desde hace mucho tiempo, en conjunto con la Escuela de Artes Plásticas.

El 24 de julio pasado, la Rectoría y el Decanato de Bellas Artes acordaron trabajar en conjunto para determinar las necesidades de infraestructura (y trabajar en la propuesta respectiva) de las otras unidades académicas de esa Facultad, incluyendo además el IIArte, el posgrado y Danza Universitaria, que tiene el proyecto de convertirse en una unidad académica.

La Rectoría ha ofrecido una restauración del actual edificio, la cual, con base en lo comunicado por la Escuela de Artes Plásticas, incluirá cambios en el sistema eléctrico, ampliación de la biblioteca, reconstrucción de baños, habilitación de salidas de emergencia y espacios para bodegaje.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

En el año 2007, nuestro país desarrolló el primer referéndum de la historia de Costa Rica, el cual tuvo como desenlace la aprobación del TLC

Este lunes me rasuré después de un tiempo sin hacerlo, reapareció esa cicatriz que tiene una persistencia casi histórica, paleolítica, es una cicatriz rocosa

Semanario Universidad