Escuela de Medicina inicia en julio construcción de edificio propio

La nueva ala este de la Facultad de Medicina estará interconectada a las instalaciones actuales y tendrá tres niveles equipados con lo último

La nueva ala este de la Facultad de Medicina estará interconectada a las instalaciones actuales y tendrá tres niveles equipados con lo último en tecnología para la docencia médica. (Foto: Cortesía de OEPI)

La Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR) planea estrenar un edificio propio en 2016, luego de haber compartido por décadas sus instalaciones con otras cuatro escuelas. La estructura se ubicará en la Sede Rodrigo Facio en un terreno anexo a la actual Facultad de Medicina.

El proyecto del ala este surge por los pocos espacios con que cuenta la Escuela actualmente, pues cuando la Facultad de Medicina fue dividida en escuelas no heredó las instalaciones que tenía anteriormente. Por el contrario, hasta ahora, no había recibido una inversión mayor en equipamientos e infraestructura.

La directora de la Escuela de Medicina, Lizbeth Salazar, reconoció la problemática actual y señaló que la realización de este proyecto solventaría algunas deficiencias con que cuenta esa unidad.

“A la fecha, la Escuela de Medicina no cuenta con una edificación propia para responder a las necesidades de la docencia principalmente, pues por año ingresan 125 estudiantes nuevos. Además, los auditorios actuales son pequeños”, mencionó Salazar.

Salazar, además señaló que “todas las otras unidades de la Facultad de Medicina tienen su edificio, mientras que la Escuela de Medicina hasta ahora lo va a tener”. Las nuevas instalaciones complementarán las pocas con que cuenta la Unidad actualmente.

La edificación, cuya área será de 1.400 metros cuadrados, tendrá tres niveles,  contará con tecnología de punta, aulas interactivas e instalaciones de apoyo para mejorar la docencia y la formación de los futuros profesionales.

En el primer piso habrá un auditorio para 250 personas, el segundo será ocupado por aulas interactivas donde, entre otras tecnologías, se trabajará con simuladores y en el tercero habrá auditorios más pequeños y laboratorios tecnológicos.

IMPACTO SOCIAL

El rector de la UCR, Henning Jensen, explicó que la edificación tendrá un gran impacto social para el país y para la Universidad.

“La Universidad de Costa Rica ha formado al personal médico especializado del país durante décadas y la Escuela de Medicina es uno de los grandes pilares del sistema de salud de nuestro país (…) Tenemos toda la confianza de que esto será una importantísima contribución para que esa calidad en la formación de los médicos sea cada vez más sólida”, manifestó Jensen.

El Rector destacó las mejoras que el nuevo edificio traerá a la formación médica, con el uso de aulas interactivas y lo más avanzado en la tecnología para la docencia médica.

“Lo que será una innovación para la Escuela de Medicina es que en este centro se trabajará con simuladores electrónicos; es decir, unidades robóticas que permitirán a los estudiantes ser enfrentados con situaciones de crisis controladas por los docentes desde áreas de control”, señaló Jensen.

Los simuladores utilizados en este proyecto son robots que emulan ser el organismo humano, por lo tanto, permiten construir diferentes situaciones clínicas de mucha utilidad para los fines educativos de los jóvenes.

COSTO Y OTROS DETALLES

La nueva edificación que albergará a más de 800 estudiantes de Medicina, tendrá un costo de ¢1.200 millones, provenientes del presupuesto ordinario de la Institución. El proceso del nuevo edificio está en proceso de licitación y se prevé que la construcción inicie en julio de este año y termine en 2016.

La Facultad de Medicina se creó hace 56 años, con el objetivo de formar el mejor profesional en medicina para el país, teniendo como visión solventar las necesidades de la sociedad costarricense. Actualmente, esta unidad académica se encuentra en proceso de reacreditación ante el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes).


EDIFICIO ESCUELA DE MEDICINA

Área: 1.400 m2

Niveles: 3

Costo: ¢1.200 millones.

Capacidad: Unos 800 estudiantes.

Novedades: Simuladores robóticos, aulas interactivas y auditorios.

Fondo: Presupuesto ordinario de la Universidad de Costa Rica.


Formación con alta tecnología

El segundo nivel del nuevo edificio de la Escuela de Medicina tendrá aulas interactivas en las que se estudiará con simuladores electrónicos.

El director del Departamento de Anatomía de la Escuela de Medicina y uno de los principales gestores de esta idea, Marco Antonio Zúñiga, explicó que la idea de estas salas es que se pueda trabajar en ellas, tanto con simulación clínica como con robots. El fin del aula interactiva es que los estudiantes participen de todo un proceso de laboratorio con el profesor y resuelvan casos.

“Si el paciente tiene un infarto y el estudiante está en el curso de farmacología, a través del sistema digital del robot (simulador) podrá desarrollar una práctica como si fuese de verdad, aplicando las dosis, medicamentos adecuados o masaje cardíaco, si fuese necesario”, mencionó Zúñiga.

Estas prácticas son una preparación para que el estudiante se desenvuelva en cualquier escenario; es decir, son la antesala perfecta para que futuros médicos se entrenen y puedan enfrentarse a este tipo de situaciones más adelante.

Zúñiga fue enfático al señalar que estas aulas no son centros de simulación, pues se trata de que los futuros profesionales adquieran otro tipo de conceptos y formación al aprovechar todo el avance tecnológico.

“No se trata de un centro de simulación, sino más bien de que el estudiante de Medicina, guiado por profesores y metodología de trabajo, haga uso de la tecnología en beneficio del aprendizaje y de la formación como médico”, señaló Zúñiga.

Este tipo de concepto es muy diferente e innovador para la Escuela de Medicina, ya que es una práctica que involucra al profesor con los estudiantes, y los hace partícipes de una forma crítica.

Según Zúñiga, el proyecto permitirá a los jóvenes compartir la interdisciplinariedad con otros grupos del sector salud.

“La idea es que los estudiantes puedan, por ejemplo, tomar una muestra de sangre, hacer la evaluación, historias, exámenes físicos, etc. Es ir más allá de que las personas aprendan un concepto en una mesa o con un libro, es llevarlo a un proceso interactivo donde se dé la participación interdisciplinaria”, dijo Zúñiga.

EQUIPAMIENTO

Para su debido funcionamiento, el nuevo edificio de Medicina contará con monitores y simuladores que pueden ser robots, maniquíes u otros que faciliten al estudiante adquirir ese conocimiento, además de equipos de cómputo y de laboratorio.

Los estudiantes de Medicina que harán uso de este Centro son quienes cursen el segundo año de carrera y estén matriculados en cursos como fisiología, bioquímica y anatomía.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La nueva ala este de la Facultad de Medicina estará interconectada a las instalaciones actuales y tendrá tres niveles equipados con lo último

En La Fortuna de San Carlos se respiran los efectos de la crisis económica del 2008, que paralizó el auge del sector turístico. (Foto:

El miedo como principal vehículo para controlar a los seres humanos es el tema que subyace en la obra Esta historia continuará…, del Colectivo

Supongo que un centro de enseñanza privado no “contrata” a un académico de la universidad pública para que imparta una charla inaugural sobre “el

Ahora resulta que hacer bien las cosas ya no es un problema de responsabilidad, no forma parte del deber de la acción pública; y

Se ha referido en diversas ocasiones, que para que el Estado pueda cumplir sus cometidos −entre ellos la prestación del servicio público de manera

La página del Registro Público daba cuenta este lunes de las deudas fiscales que mantiene la sociedad Realco Management S.A. (Imagen tomada

Desde este pasado 7 de enero, LA INTOLERANCIA les arrebató la vida a varias personas en Francia. Sin embargo, cada vez que leo algún
Semanario Universidad