Obra se suma a otras muestras artistas en el campus

Escultura “Yo protesto” luce su puño en Facultad de Ciencias Sociales

La obra “Yo protesto”, del escultor costarricense Néstor Zeledón, desde el pasado 24 de agosto levanta su puño en la Facultad de Ciencias Sociales

La obra “Yo protesto”, del escultor costarricense Néstor Zeledón, desde el pasado 24 de agosto levanta su puño en la Facultad de Ciencias Sociales, como una pieza que simboliza la solidaridad y la unidad estudiantil.

Dicha escultura surgió por un impulso de Zeledón en el 2008, cuando parte del país se manifestaba en contra del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, en las calles de San José.

“Yo me sentí indignado, por lo que esta escultura de puño cerrado es una protesta de todos los pueblos del mundo, cuando se lanzan a la calle a protestar por algo. Es un signo de rebeldía”, asegura el artista.

La escultura instalada en la Facultad de Ciencias Sociales −que se ubica la Ciudad de la Investigación− es una réplica en bronce que se elaboró a lo largo de seis meses en el Taller de Fundición de la Escuela de Artes Plásticas de la UCR.

Al ser fundida en bronce, no le afectará estar a la intemperie. La original está tallada en madera de cenízaro. “Estando en bronce adquirió el carácter de monumentalidad; estoy muy satisfecho y muy contento que esté precisamente en Sociales, para que motive a docentes y estudiantes a hacer un trabajo mejor y siempre en defensa en los derechos de la patria”, expresó Zeledón.

La pieza original ha sido expuesta en el Museo de Arte Costarricense y también en la Escuela de Estudios Generales de la UCR. Actualmente se encuentra en el taller del escultor, en Barva de Heredia.

“En el momento en que (la obra) se colocó ahí adquiere un significado diferente; ahí ese monumento significa la rebeldía que todo estudiante debe tener ante los atropellos en contra de la Universidad”, comentó el artista guanacasteco.

Respecto a críticas que se han hecho, por ser un puño físicamente derecho, el exdecano de la Facultad, Francisco Enríquez, indicó que el significado lo da el escultor, independientemente de si la mano sea izquierda o derecha, pues no se trabajó bajo esos esquemas.

Con la instalación de “Yo protesto” en Ciencias Sociales, Enríquez cerró su gestión como decano.

ARTE EN LA UCR

Obras como la mencionada de Néstor Zeledón y el Paseo escultórico”, de José Sancho, cumplen la meta de la Universidad de convertir su campus en un espacio cultural y de reflexión, afirmó Euclides Hernández, director de Extensión Cultural de la Vicerrectoría de Acción Social.

En el Paseo escultórico se pueden observan esculturas como “Hachas”, “Pareja”, “Tropel” y “Osos amorosos”, talladas en diferentes materiales como granito, mármol, y acero doblado y pintado −en el caso de “Antárticos”−, que estarán en el campus por tiempo indefinido frente a la Facultad de Derecho.

A estas piezas artísticas se suman las columnas escultóricas metálicas del artista costarricense Edgar Zúñiga, situadas en la Plaza de la Libertad de Expresión, contiguo al Semanario UNIVERSIDAD y Canal UCR. Por el momento, estas obras estarán en el campus por un año, detalló Hernández.

Esta iniciativa de la UCR tiene como fin que el campus universitario pueda dar acceso a diferentes manifestaciones artísticas y recuperar, así, espacios que antes estaban destinados para el parqueo de vehículos, con el fin de potenciar los espacios de movimientos urbanos y rescatar el eje arquitectónico de la sede Rodrigo Facio con las obras escultóricas, dijo Hernández.

A su parecer, actividades como los conciertos de apertura y cierre de ciclo lectivo de la Orquesta Sinfónica de la UCR complementan este propósito artístico de la Universidad, también resalta las tradicionales exposiciones de artes plásticas, en ellas la que se encuentra en este momento en el vestíbulo del edificio Administrativo, del artista Manuel Zumbado, que conmemora tanto los 75 años de la Universidad como los 65 años del Teatro Universitario.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Semanario Universidad