Estaciones meteorológicas vigilarán condiciones del Monumento Guayabo

Los datos que suministren estas estaciones contribuirán para tomar acciones que protejan estructuras arqueológicas.

Equipos de investigación de las Escuelas de Ingeniería Civil de la Universidad de Costa Rica (UCR) y de Ingeniería en Construcción del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) instalaron recientemente dos estaciones meteorológicas en las escuelas de las comunidades de Colonia de Guayabo y Torito, ubicadas cerca del Monumento Nacional Guayabo.

El proyecto lo ejecutan ambas instituciones y, en este caso, la compra de las estaciones corrió por parte del ITCR, mientras que de la logística y de la instalación se encargó el equipo de la UCR.

La idea surgió del programa de investigación que un grupo multidisciplinario desarrolla en el sitio arqueológico, pues conforme ha ido avanzando el estudio se han percatado de la necesidad de contar con información meteorológica detallada de la zona.

“Para poder tomar medidas para prevenir y para proteger el sitio arqueológico, hay que entender a qué nos enfrentamos. Parte de eso es medir las condiciones climáticas de la zona”, como los rangos de precipitación, aseguró Paola Vidal, investigadora de Ingeniería Civil.

Las estaciones miden la cantidad de lluvia, radiación solar, humedad, temperatura, velocidad del viento, entre otros indicadores. Tener registrados estos datos es de suma importancia, ya que todos influyen en la afectación de las estructuras del monumento.

Rafael Baltodano, profesor en ambas instituciones, afirmó que “las estaciones meteorológicas nos sirven para la parte de evaluación hidrológica”, que llevan a cabo dentro del referido sitio.

Las estaciones costaron $2.000 y fueron adquiridas mediante presupuesto de la Vicerrectoría de Investigación del ITCR. Se colocaron como parte de proyectos particulares, donde son necesarios datos meteorológicos. En esta ocasión, se contó con apoyo del ITCR; sin embargo, la Escuela de Ingeniería de la UCR ya contaba con otras estaciones propias.

Escuelas beneficiadas

UNIVERSIDAD acompañó al grupo de investigadores a la colocación de la segunda estación en la pequeña Escuela de Torito, el pasado martes 8. Ese mismo día, el equipo de Ingeniería Civil dio una charla a estudiantes de la Escuela Colonia —donde se colocó la primera estación hace poco más de un mes—, para enseñarles cómo funciona y conceptos básicos de meteorología.

La idea original era colocar la segunda estación en la Escuela de La Orieta, pero se cambió a último momento debido al complicado acceso a esta comunidad.

Según Vidal, buscaron escuelas que contaran con conexión a Internet, para permitir que los datos estuvieran en línea.

Jorge Fernández, subdirector de la Escuela Colonia de Guayabo, con cerca de 80 estudiantes, comentó que los datos de las estaciones ayudarán a los agricultores de la zona para saber cómo se comportará el clima y, así, tomarlo en cuenta al momento de cuidar sus cultivos. “Con estos estudios que hace la Universidad (…) podemos conocer cómo se va a comportar el clima a futuro”, dijo.

Asimismo, les permitirán formular un plan inmediato de emergencias y evitar afectaciones por inundaciones en la comunidad, como sucedió con las pasadas lluvias de mediados de año.

“Una vez que se inicie la información, reunimos a la comunidad y se la compartimos”, agregó Fernández, quien también es miembro de la asociación de desarrollo de la localidad.“Hay gente que ya nos está solicitando información, por ejemplo la Comisión Nacional de Emergencias (CNE)”, puntualizó.

Los datos de las estaciones también fortalecerán el aprendizaje de los niños sobre meteorología.

 

En línea

La Escuela de Ingeniería de la UCR administra un total de 10 estaciones: cinco en el cantón de Abangares, tres repartidas entre Liberia, la sede Rodrigo Facio y Guayabo de Curridabat, y dos en Guayabo de Turrialba.

Todos los datos de estas estaciones se actualizan cada 5 minutos como máximo y se pueden consultar en la página www.meteoro.ucr.ac.cr

 

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

El tema de la integración de las minorías a la sociedad activa es, sin duda, un punto clave en nuestra vida cotidiana, ya que

26 sodas y restaurantes de Montes de Oca participan en la iniciativa.

En el Chile del Pleistoceno Medio, cuando en un pleito aparecían puñetazos, mordiscos y patadas y alguno de los luchadores recibía una paliza comunal descomunal

Semanario Universidad