Fortalecer autoevaluación y acreditación es meta del Consejo Universitario

Una de las conclusiones a las que se llegó durante el análisis del tema es la importancia de trabajar en conjunto con el Sinaes

Una de las conclusiones a las que se llegó durante el análisis del tema es la importancia de trabajar en conjunto con el Sinaes para analizar la manera en que se puede mejorar y fortalecer este proceso. (Foto: Andrea Jiménez)

Por medio de una serie de disposiciones que deberán ejecutar tanto la Administración como las unidades académicas, el Consejo Universitario pretende fortalecer los procesos para el mejoramiento de la calidad de las diferentes escuelas y facultades de la Universidad de Costa Rica.

Estas disposiciones surgen a raíz del informe titulado Los procesos de acreditación y su contribución al fortalecimiento de la cultura de la evaluación en la Universidad de Costa Rica, que dio por recibido el plenario en la sesión N.° 5805; el informe es resultado de un amplio proceso de consulta e intercambio de experiencias con unidades acreditadas y reacreditadas, realizado durante 2013.

El órgano colegiado estableció que la Administración deberá dotar de los recursos −tanto económicos como humanos necesarios− al Centro de Evaluación Académica (CEA) para que apoye de manera oportuna la autoevaluación, acreditación y reacreditación de las unidades académicas interesadas. Además, tendrá que fortalecer la coordinación institucional para integrar de manera eficaz las acciones desarrolladas por las instancias administrativas dirigidas a apoyar estos procesos.

La Administración también deberá aplicar y consolidar un sistema institucional de información para dar una respuesta ágil y oportuna a las unidades y autoridades universitarias que lleven a cabo procesos de autoevaluación, así como a las que opten por la acreditación; además, deben determinar los costos de las inversiones de la Institución relacionados con este proceso, para que sean tomados en cuenta en todo lo relacionado con el aseguramiento de la calidad.

Asimismo, la Universidad deberá apoyar los procesos de acreditación de las carreras que, por demanda externa, requieren que su población graduada no quede en una posición de desventaja, según lo establece la Ley de Fortalecimiento del Sinaes (Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior).

En el caso de las unidades académicas, el Consejo Universitario les solicitó potenciar espacios de reflexión que permitan analizar la pertinencia de los procesos de aseguramiento de la calidad en la educación superior, de modo que generen insumos para mejorar estos procesos, tanto dentro de la UCR como en el ámbito nacional.

EL INFORME

El documento que sirvió como base para definir medidas que mejoren los procesos de acreditación y autoevaluación contiene un análisis de la experiencia que ha tenido la UCR durante la última década en lo referente a estos procesos; de igual manera, incluye una serie de recomendaciones dirigidas a solventar las debilidades y limitaciones detectadas por los actores involucrados en la autoevaluación y acreditación de carrera.

El informe rescata la trascendencia de que la Universidad fortalezca la cultura de calidad, mediante los procesos de autoevaluación con carácter obligatorio para todas las unidades académicas de la Institución.

También, establece la necesidad de desarrollar una política de promoción de la autoevaluación, así como un sistema institucional de información, que responda a los requerimientos de estos procesos y que disponga de la información pertinente para ayudar a las unidades interesadas.

Concluye que es de gran importancia para la calidad de la educación superior generar un proceso de acercamiento y trabajo conjunto con el Sistema Nacional de Acreditación que permita detectar problemas, cambios, necesidades y mejoras relacionados con la acreditación de carreras.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Bioética, como disciplina, tiene muchas tareas por delante. Una de tantas es demarcar su ámbito epistemológico. Pero también, mientras construye esta epistemología fundamental,

Según el Informe Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental, las deficiencias señaladas pudieron evitarse con un trabajo interdisciplinario que protegiera aún más a los

De los siete pecados capitales del poder político, el fanatismo pareciera, en apariencia, ser una ruidosa pero relativamente inofensiva marea de masas musculares, de

El edificio Saprissa es considerado por los grafiteros como un espacio icónico, en el que de manera tácita tienen permiso para crear a sus

En el país existe regulación específica con respecto al sexual, para lo cual desde el año 1995 se emitió la ley no. 7476, la

Soy defensor de los sindicatos, necesarios para que la democracia tenga al menos, todavía, el derecho a utilizar la palabra. Pero esta última huelga

¡Toc, toc! Y del otro lado de la puerta alguien contesta: no hay nadie. El que toca replica: ¿Cómo que nadie? ¿Y usted quién

El punto más crítico de la relación entre Conavi y Lanamme fue el hundimiento de la Circunvalación sobre el río María Aguilar. (Foto: Katya
Semanario Universidad