Gimnasio Universitario: Usuarios presentan quejas ante deterioro de servicios

Un grupo de personas usuarias del gimnasio de la Universidad de Costa Rica presentaron en dos misivas una serie de solicitudes a Gerardo Corrales,

En dos cartas con las firmas de 155 personas, se pide la restitución de la instructora Adriana Palma.

Un grupo de personas usuarias del gimnasio de la Universidad de Costa Rica presentaron en dos misivas una serie de solicitudes a Gerardo Corrales, Jefe de Programa Deportivos, Recreativos y Artísticos, el pasado 25 de junio.

Con las firmas de 155 personas, la principal petición consiste en la restitución de la instructora Adriana Palma, debido a su calidad humana y profesional. Esto “merece un esfuerzo por parte de los administradores del gimnasio por conservar sus servicios”.

Corrales, en el oficio OBS-UPDRA-341-210 aclaró que la salida de Palma se debe a una renuncia y afirmó que las puertas del gimnasio están abiertas para ella si rectifica  su decisión.

Del acuerdo con el oficio, la salida de Palma se debió a una restructuración organizativa del trabajo en el gimnasio. Se eliminó el puesto de coordinadora (apoyo administrativo) cargo que la instructora desempeñaba. Milagro Rodríguez, coordinadora del Área de Recreación, asumió esas funciones  desde el 1 de julio.

Para los usuarios, se trató una situación “acorralante” ya que simplemente se eliminó el puesto y la medida  lesiona los derechos laborales de la instructora.

Wilfridio Mathieu, Jefe de la Oficina de Bienestar y Salud manifestó que el caso de la instructora Palma “está más que arreglado” debido que la administración del gimnasio le ofreció que permaneciera como instructora, sin embargo ella declinó la oferta.

El funcionario explicó que Palma ocupaba dos cargos, uno como instructora y otro en funciones administrativas. Con el nombramiento de Rodríguez como coordinadora del Área de Recreación, este segundo puesto no era necesario, dijo.

PETICIONES

Los firmantes, además de solicitar la restitución de Palma con mejores condiciones de trabajo, solicitaron que los demás instructores sean asegurados ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), con el fin de garantizar sus derechos laborales.

En este sentido Mathieu aseguró que los instructores del gimnasio cuentan con todas las condiciones de seguridad  social dentro del marco del contrato que se firma con ellos, como lo es la venta servicios.

En respuesta a las otras demandas de los usuarios referentes a la infraestructura, el funcionario dijo que desde la Unidad “se hace lo que se  puede”. Puntualizó que se han hecho muchas mejoras como compra de equipos nuevos, además hizo énfasis en que si bien el lugar no es idóneo para utilizarlo como gimnasio, poco a poco se ha ido adaptando.

Las personas firmantes señalan también deterioro en la infraestructura, por ejemplo, fluorescentes quemados  y falta de ventilación en la sala de spinning. Además los vestidores de mujeres no dan abasto con la demanda. “Hemos llegado a contar hasta 35 mujeres en un vestidor que cuenta solo con dos inodoros.” indican en la carta.

Entre otras cosas las dos duchas que hay no tienen agua caliente, no hay espacio suficiente para que las usuarias se cambien y tampoco hay salidas de emergencia. Estas quejas fueron corroboradas por Nohemy Mora, egresada de la UCR y usuaria del gimnasio por más de 8 años.
Sobre estos los reclamos se consultó al administrador Corrales vía correo electrónico pero no respondió, también se llamó a su teléfono celular y a su oficina sin embargo no se localizó.

También buscamos la opinión de Carlos Villalobos, Vicerrector de Vida Estudiantil pero en su oficina nos informaron que se encuentra de vacaciones.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La solicitud se hizo en el marco de la ley 7929 de 1999, que es un acuerdo de la cooperación para suprimir el tráfico

Los permisos legislativos para  que un centenar de embarcaciones artilladas y más de 18.000 oficiales de la marina y del Servicio de Guardacostas de

Lo que Arias declaró, según el texto de la entrevista, fue: “Diay, han dicho que soy un falto de ética, que soy un ogro

Si el tiempo es el mejor juez para muchos artistas, en el caso de Carmen Naranjo -pese a su retiro definitivo de las actividades

La explotación piñera en la zona norte del país persiste a pesar de las denuncias de la población y organizaciones ambientalistas debido a la

A los fenómenos de la inseguridad ciudadana Hernando Gómez Buendía propone verlos como la enfermedad. Lo primero es que es una mala cosa, y

La rectora de la Universidad de Costa Rica, Yamileth González, mostró a la comunidad universitaria los logros más importantes de su gestión durante el

Pocas veces he leído un trabajo periodístico tan profundo como dicho artículo. El autor examina el grado en que el significado de la vida
Semanario Universidad