Inauguración de panadería fortalece Red de Mujeres Rurales

El pasado 14 de noviembre, la Red de Mujeres Rurales inauguró la panadería “Las Pinticas” en Pavón de los Chiles, Alajuela, donde las mujeres

El pasado 14 de noviembre, la Red de Mujeres Rurales inauguró la panadería “Las Pinticas” en Pavón de los Chiles, Alajuela, donde las mujeres podrán vender productos elaborados por ellas mismas.

La Red de Mujeres Rurales es una agrupación que aglutina mujeres rurales provenientes de todo el país, desde la zona norte, el Caribe y la zona sur.

Dicha organización es apoyada por el proyecto interuniversitario de acción social “Mujeres Rurales, producción, procesamiento y comercialización de granos básicos”, del  Consejo Nacional de Rectores (CONARE).

En el proyecto, hay representación de tres universidades estatales: Universidad de Costa Rica (UCR), Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR).

El objetivo primordial es organizar a las mujeres en distintas actividades que les permitan empoderarse en dos sentidos: el económico y el social. Esto por medio de actividades como siembra de granos básicos, elaboración de productos alimenticios, entre otros, a la vez que se hace una reflexión en torno a temas como seguridad alimentaria, economía solidaria y derechos de las mujeres.

“Es un orgullo mostrar este proyecto. Con esfuerzo podemos lograr algo propio, y con apoyo de instituciones que creen y apoyan a las mujeres”, manifestó Orfa Dalila Condega, presidenta de la Red en el acto inaugural.

La obra se concretó con el apoyo financiero del mencionado proyecto de acción social del CONARE. El terreno fue adquirido con los recursos que las mismas mujeres generaron con las actividades de la organización.

“Las Pinticas” se une a la panadería “Las Margaritas”, ubicada en Campo 4 de Cariari de Limón, que se inauguró en agosto de este año.

El nombre con el que se bautizó la panadería responde a las galletas “Pinticas”, que son hechas de arroz y frijoles que las mujeres producen. Dichas galletas las desarrolló el Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) de la UCR, por la investigadora Ana Ruth Bonilla, quien además es directora del proyecto del CONARE.  La tecnología fue puesta a disposición de las mujeres para la comercialización del producto.

Las galletas son hechas con arroz y frijoles que las mujeres producen en sus fincas y terrenos. Las integrantes de la zona de Las Nubes, comunidad en Los Chiles, administran una planta de secado.

Para Alejandra Bonilla, quien es parte del proyecto y académica de la UNA, la organización de las mujeres es el hilo que hilvana la siembra de granos básicos, la comercialización de la galleta y demás proyectos de la Red.

Detalló que esta actividad de las mujeres ha encontrado opositores en la comunidad y funcionarios de instituciones públicas, que no creen posible que ellas puedan administrar el centro. No obstante, han podido demostrar lo contrario. “Las mujeres son pioneras y realmente han desarrollado una experiencia valiente”, enfatizó Bonilla.

OTRA FORMA DE HACER ACCIÓN SOCIAL

Asimismo, Bonilla recordó que a lo largo de los tres años que tiene el proyecto, ha sido una escuela tanto para las mujeres como para profesores, investigadores y estudiantes vinculados.

“Hemos venido a hacer la acción social de otra manera; no sentimos que venimos a ayudar o dar,  sino a propiciar un espacio para desarrollar capacidades, para fortalecer la organización”, comentó.

La académica reflexionó en el sentido de que “muchos creen que la Universidad es solo para formar profesionales y no ven el compromiso de la acción social, compromiso que hace que las universidades tengan los pies sobre la tierra”.

Por su parte, Alejandra Ramírez, representante de la Vicerrectoría de Acción Social de la UCR, felicitó a las mujeres por el sacrificio, el trabajo y los aprendizajes adquiridos, además de rescatar otros valores presentes en el proyecto.

“Se busca fortalecer la soberanía alimentaria por medio de los granos, así como incrementar la capacidad de gestión de las mujeres”, dijo Ramírez.

Al respecto, Bonilla destacó que “estamos construyendo otra forma de hacer economía: economía solidaria, donde la gente se compromete con esta y no solo está para el negocio de unos pocos”.

Este año el proyecto ganó la mención honorífica del “Premio Aportes al Mejoramiento de la Calidad de Vida, XX Edición 2012”, en la categoría institución pública. Este galardón fue otorgado por la Defensoría de los Habitantes.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El SINAES y el CONESUP deben promover urgentemente la profesionalización de la docencia universitaria. No puede ser que sea el único nivel educativo, del

Otra apaleada más, pero esta vez no les llovió solo a los estudiantes, también nuestros viejos (¿adultos mayores suena más bonito?) llevaron su parte.

Al cumplirse el 30 aniversario de la construcción de la Plaza de la Cultura y el edificio de museos del Banco Central, la exposición

Aunque dice no saber con precisión cuáles son los motivos que impidieron su reelección como magistrado de la Sala Constitucional, para Fernando Cruz es

Delicadas líneas y diminutos puntos poco a poco van dando vida a escarabajos, mariposas, cangrejos, arañas, hormigas, hongos, helechos, pasifloras, orquídeas y a una

De esta manera, el neoliberalismo ha provocado profundas transformaciones socioeconómicas, de las cuales sus críticos destacan el aumentado de la desigualdad mediante la concentración

Que sus hijos e hijas pasan muchas horas frente a una pantalla de televisión o a una computadora, que los videojuegos sustituyeron sus pasatiempos

La implementación de medidas de seguridad y de requisitos de medición de las radiaciones ionizantes en hospitales y clínicas nacionales mejoró tras el accidente
Semanario Universidad