Juan Viñas es ejemplo en manejo de desechos

Desde hace seis años, más de dos mil familias del distrito de Juan Viñas -en el cantón de Jiménez de Cartago- implementan de manera

Desde hace seis años, más de dos mil familias del distrito de Juan Viñas -en el cantón de Jiménez de Cartago- implementan de manera exitosa un programa de manejo de desechos.

Este consiste en la clasificación de la basura en biodegradables, reciclables y no aprovechables; por lo que en cada hogar, existen tres basureros para este fin y las personas, además de clasificar, deben de limpiar los desechos.

La Municipalidad hace la recolección en diferentes días. Así, lunes y viernes recogen biodegradables y no aprovechables; y miércoles los reciclables.

Los primeros son llevados a una “compostera”, donde se hace abono orgánico (composta), y los segundos a un centro de acopio, donde una miniempresa constituida por personas de la comunidad clasifica los desechos, para su posterior procesamiento.

 

Este iniciativa, que nació desde el seno comunitario, tiene además el apoyo de la Escuela de Química de la UCR mediante el proyecto de extensión docente “Manejo Ecológico de Desechos Sólidos” y del Trabajo Comunal Universitario (TCU) “Apoyo a la Gestión Ambiental”.

“Por un lado, damos asesoramiento en la parte operativa de todo lo que es la elaboración del abono orgánico y control de calidad del proceso. En la parte educativa, todo lo que ha sido el proceso de motivación y capacitación a la comunidad y todo lo que es la supervisión de la iniciativa”, explicó Ronald Arrieta -profesor de la Escuela de Química y coordinador del proyecto de extensión docente- sobre el aporte que hace la Universidad a la comunidad.

Los grupos de estudiantes -que cada semestre son alrededor de 30 de distintas carreras- se ocupan de realizar inspecciones casa por casa, para ver si los vecinos realizan adecuadamente el proceso del manejo de los desechos; si no es así, se les indica el proceso por seguir, para así corregir los errores.

Para mantener un control idóneo del estado de la comunidad, se clasificó a los hogares de tres maneras: verde, realizan de manera correcta la clasificación; amarillo, presentan algunos errores menores; y rojo, realizan mal el proceso. Según detalló Arrieta, más de la mitad se encuentra en verde.

Aunado al trabajo directo en la comunidad con las familias, están las campañas de educación a jóvenes y niños que se realizan en las escuelas y colegios de las comunidades.

ALTERNATIVA AMBIENTAL

De acuerdo con Arrieta, la iniciativa nació cuando el distrito presentó problemas para depositar sus desechos. Se hacía a tan solo cuatrocientos metros del río Reventazón, por lo cual el Ministerio de Salud y demás autoridades sanitarias y ambientales intervinieron para que la comunidad dejara de depositar la basura en ese lugar, ya que implicaba consecuencias ambientales.

“Juan Viñas no tiene donde botar residuos y no había donde enviar desechos; mandarlos a Cartago salía muy caro. Entonces se hicieron reuniones con vecinos, con colegios y escuelas,  para buscar una alternativa”, recordó Lissette Fernández Quirós, alcaldesa de Jiménez, sobre el contexto que los llevó a implementar el programa.

Para el proyecto, se creó un centro de acopio para los desechos reciclables en el terreno de un antiguo matadero; los vecinos formaron una organización que procesa los desechos y comercializa los productos que se producen a partir de estos.

Sumado a lo anterior, se construyó una “compostera” en el Liceo Hernán Vargas de Juan Viñas, en donde se procesan los desechos biodegradables  y se produce abono orgánico, el cual planean comercializar.

Tanto Arrieta como la Alcaldesa del cantón, coincidieron en que un proyecto de este tipo solo puede tener resultados exitosos con la decisión política y la colaboración comunitaria.

“Venimos hablando del manejo de desechos sólidos desde hace años y lo que se ha hecho ha carecido de apoyo político del Gobierno central, como por parte de las municipalidades. La municipalidad de Jiménez, lo que vino a demostrar  es que en estos proyectos lo decisivo es la voluntad política y que con pocos recursos se puede hacer”, aseveró Arrieta.

“Se empezó con presupuesto reducido y somos comunidades de escasos recursos. Como municipalidad debemos empezar a formar gente que esté interesada y educada en el tema ambiental, para que participe en este tipo de proyectos”, comentó la alcaldesa Fernández, quien resaltó el rol coadyuvante de la UCR, mediante su programa de extensión docente y TCU.

Debido al éxito del proyecto, la Municipalidad de Jiménez espera empezar a ampliarlo a las comunidades del distrito de Pejibaye en agosto próximo.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El cineasta Hernán Jiménez tiene todo listo para que el próximo viernes 5 de agosto se exhiba en las pantallas costarricenses su segunda producción

El Dr. Leonardo Boff recientemente escribió sobre el incidente Strauss-Kahn en Nueva York, con la empleada del hotel en que se hospedaba. Hace el

Algo anda mal en Guanacaste y Escazú, comentaban sus humildes pobladores al ver levantarse tantas construcciones de lujo.Algunas con vista a la playa, otras

Costa Rica pretende ser un país líder en materia de derechos humanos, con reconocida trayectoria en procesos de paz y respeto a la naturaleza.

Descubrimiento más importante del último siglo.Han habitado la isla del Coco durante mucho tiempo, pero sus características eran desconocidas para la ciencia hasta hace

Con “El oso” y “Pedido de mano”, Andrés Gamboa debuta como director de teatro en Costa Rica, luego de su estadía en México, y

Mientras Europa busca una forma que le permita enfrentar los problemas financieros que amenazan su moneda común, el euro, el presidente del Consejo Europeo,

“El socialismo quiere hacernos a todos iguales, de la misma manera que el cristianismo en la redención y el pecado”.  NietzscheUna señora muy amable
Semanario Universidad