Marcelo Vergara, Universidad de Concepción, Chile: Tomar riesgos al emprender es una forma de realización personal

El ingeniero Marcelo Vergara, de la Universidad de Concepción de Chile, impartirá una charla sobre la transición de académico a emprendedor, el próximo 18

El ingeniero Marcelo Vergara, de la Universidad de Concepción de Chile, impartirá una charla sobre la transición de académico a emprendedor, el próximo 18 de noviembre, en el miniauditorio de la Facultad de Ciencias Sociales. (Foto: cortesía Marcelo Vergara)

Como parte de las múltiples actividades de la Semana Global del Emprendimiento 2013 (del 18 al 24 de noviembre), en la Universidad de Costa Rica (UCR) se  ofrecerá una charla con el ingeniero chileno Marcelo Vergara, fundador de Idea Incuba, una oficina de vinculación de la academia con el sector empresarial que, desde el 2002, apoya el emprendimiento e innovación de la Universidad de Concepción.

El nombre de su conferencia será “Cómo pasar de ser un académico a un emprendedor: el caso de las universidades chilenas”, y tendrá lugar el lunes 18 de noviembre en el miniauditorio de la Facultad de Ciencias Sociales de la UCR, a las 2 p.m.

A continuación un resumen de la entrevista −para el suplemento Inteligencias− desde Chile, con motivo de su próxima visita.

¿Cuál ha sido su experiencia al incentivar el emprendimiento desde la Universidad de Concepción, especialmente desde Idea Incuba?

−Me incorporé a Idea Incuba cuando esta se creó en el 2002. Desde entonces estuve alrededor de 9 años como director ejecutivo […].  Al principio era un segmento incipiente, por cuestiones de disposición a emprender y por el conocimiento de las complejidades de propuestas de este tipo. Aprendimos mucho en el proceso sobre nuestros emprendedores y lo que necesitaban realmente. Desde cómo atraerlos y hacerles propuestas de valor, hasta cómo hacerlos parte del equipo, para que nos acompañaran a motivar a nuevos emprendedores a dar el paso de desarrollar sus proyectos. Los segmentos eran tanto estudiantes como investigadores o académicos en la Universidad de Concepción, pero también gente de fuera de esta, por lo que el universo de casos era bien heterogéneo y ayudaba al cruce de ideas y experiencias.

En su experiencia,¿cómo se ve la región latinoamericana en el tema de emprendimiento, en especial desde el apoyo que brindan las universidades?

−La región se ve muy activa, pero el tema es amplio y se aborda con énfasis muy distintos. Cuando el emprendimiento se asocia a las universidades, el apellido de “innovador” es algo que está de moda y es un buen catalizador, pero hay muchas interpretaciones sobre qué es innovación y cómo se condicionan los apoyos estatales para crear institucionalidad de apoyo al emprendimiento y financiar proyectos.  He conocido experiencias interesantes [en varios países de la región]. Sin embargo, en general, todavía observo que falta un modelo propio de Latinoamérica de abordar estructuralmente el emprendimiento innovador universitario, que lo conecte con la actividad de la empresa y el gobierno. Los ecosistemas, las fortalezas y las oportunidades son distintos y no necesariamente hay que copiar lo que se hace en Silicon Valley, por ejemplo.

¿Cómo debería ser el apoyo que dan las universidades al investigador, estudiante o funcionario que desea iniciar sus propios proyectos con el fin de expandirlos?

−Primero hay que entender cuál es el incentivo para la universidad al adoptar el emprendimiento como una fortaleza y una oferta real a la comunidad que sirve, tanto de estudiantes, académicos y colaboradores. Cada universidad debe considerar su propia estrategia, para decidir el apoyo que da al emprendimiento y cómo se complementa con sus otras capacidades en la generación de una propuesta armónica al medio […]. En otro caso, una universidad puede favorecer la creación de capacidades propias en prestación de servicios tecnológicos, por sobre la creación de empresas de investigadores que pueden realizar esta oferta por su cuenta. Todo esto es un tema sensible y que normalmente no se plantea abiertamente.

Una universidad que apoya al emprendimiento destinará recursos a apoyar la formación de equipos de trabajo, a prestar asistencia en el desarrollo de los negocios, a apoyar la protección de la propiedad intelectual, a conectar con redes de conocimiento de mercado y financiamiento, entre otros temas.

¿De qué trata  la charla que usted dará en Costa Rica?

−Me gustaría mostrar experiencias de emprendimientos de base tecnológica o basadas en conocimiento que me ha tocado conocer o donde he trabajado directamente […],  mostrando no solo lo bueno, sino también las dificultades enfrentadas y algunas lecciones aprendidas, esperando que los asistentes se puedan ver identificados y provocar reflexiones que puedan ser de utilidad.

¿Qué consejo le da a la comunidad de la UCR para que se animen a emprender?

−Creo que el emprendimiento es una buena forma de buscar y dar propósito a lo que hacemos en el día a día, tanto desde la perspectiva de la creación de una empresa o del trabajo que realizamos dentro de una organización como intraemprendedores. El tomar riesgos para enfrentar desafíos es una buena manera de lograr realización personal. Si el entorno para crear, probar, fracasar y volver a intentar es una universidad, tanto mejor, pues los procesos creativos pueden ser muy dinámicos, por el cruce natural de conocimientos e ideas de distinta naturaleza. En las universidades se puede encontrar masa crítica. Además, las universidades son polos de relación con el mundo industrial y público, nacional e internacional, que a como busca recursos humanos para sus organizaciones, también puede encontrar soluciones para aplicar en sus productos y procesos.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Gilberto Lopes (derecha) con el candidato presidencial chileno Marco Enríquez Ominami, del Movimiento Progresista, el pasado 10 de noviembre.“Las polainas y los fusiles destrozan

En la campaña electoral, pensamos que los candidatos salen a convencernos de que voten por ellos por la calidad de sus propuestas, sus ideas

Esmeralda. Crónica de mi supervivencia Víctor Valembois Testimonio Editorial Promesa 2013No se sobrevive 732 días en campos de concentración de manera automática, así, como lo ...

La obra “Cinchona: la ruina como memoria del suceso histórico” utiliza material de una escuela derruida en el terremoto de esa localidad.No más al

El pasado 4 de octubre se tuvo la oportunidad de asistir a la presentación del libro “Los Sistemas de Inspección  de Trabajo en el

La Rectoría de la Universidad de Costa Rica (UCR) solicitó a los trabajadores de los 45 EBAIS que administra esta casa de estudios en

En estos días previos a las elecciones nacionales, en medio de un ambiente electoral caracterizado por el desencanto de los ciudadanos por la política,

El Tribunal Supremo de Elecciones recordó hoy a las instituciones públicas que al organizar foros o debate políticos, deben invitar a todos los partidos
Semanario Universidad