Mayoría de ticos aprueba renegociación del TLC

La mayor parte de la población costarricense coincide en dos apreciaciones sobre la economía y el comercio. La primera es que una buena parte

Los encuestados esperan que la llegada de Obama genere cambios positivos en Costa Rica (Foto: EFE).

La Universidad de Costa Rica obtuvo la calificación más alta de las consultas con 8,4, la Iglesia Católica un 7,2, seguida del Tribunal Supremo de Elecciones con un 7.

La mayor parte de la población costarricense coincide en dos apreciaciones sobre la economía y el comercio. La primera es que una buena parte de ésta se manifiesta a favor de una renegociación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y la segunda es que la crisis económica mundial, originada en la nación norteamericana, sin duda afectará a Costa Rica y lo continuará haciendo por lo que resta del año.

Ello se desprende de un sondeo de opinión efectuado telefónicamente a 1.118 personas en diciembre pasado por investigadores de la Universidad de Costa Rica y que tiene un 95% de confiabilidad.

Un 80,4% de las personas entrevistadas considera que el trance perturbará mucho al país el presente año, mientras que un 18,4% piensa que no se verá tan inquietado.

Igualmente,  30, 5% de las personas consultadas estiman que la crisis actual es peor que cualquier otra, sumado a un 29,7% el cual asegura que es una de las peores. Entre tanto, un 30,6% estima que la crisis se asemeja a otras y un 7,9% asevera que no es tan grave como las anteriores.

En torno al criterio sobre la forma como el Gobierno enfrenta esta situación desfavorable, la mayoría de quienes opinaron (54,1%), juzgaron su accionar como “más o menos” o regular, mientras el 24,3% evalúa su gestión como positiva.  Finalmente, el 21,6% mantiene una percepción negativa del trabajo gubernamental.

Aunado a lo anterior, para la mayoría de los entrevistados, el rumbo que lleva el país es regular al tiempo que 31,5% lo observa de manera negativa.

RESPUESTA TARDÍA DEL GOBIERNO

Consultado el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional, Henry Mora, sobre la respuesta dada por la administración Arias a la crisis económica, el académico consideró que la reacción fue “muy tardía frente a la magnitud que tiene la crisis a nivel mundial”.

“Hasta hace muy pocas semanas el Presidente del Banco Central (Francisco de Paula Gutiérrez) usó expresiones como que el país estaba blindado ante la crisis. Lo extraño es que el Presidente Arias en dos ocasiones había emitido declaraciones muy preocupantes sobre el impacto que tendrá la crisis en la región”.

Mora recordó que Gutiérrez recientemente dijo que la situación “pintaba difícil para este año y que el PIB crecería apenas 1,5% o 2%”.
El decano criticó las acciones del Gobierno: estas no pasan de anuncios de que se va a fortalecer la política social o pedirle al sector privado que no despida trabajadores de forma masiva.

Mencionó que la respuesta del Poder Ejecutivo frente a la crisis no es novedosa, sino que las autoridades procuran suscribir acuerdos comerciales con Singapur, China y otras naciones.  Sin embargo, esto no bastará, pues los efectos de los tratados se generan a largo plazo, recalcó.

Al preguntársele sobre su criterio acerca de la aprobación por parte de la Asamblea Legislativa de un proyecto para otorgarle $117 millones a los bancos estatales, estimó que esa suma de dinero es muy baja y que habrá que ver cuál es el destino que tendrán.

En opinión del economista, la idea es que ese dinero se encauce en reactivar sectores empresariales que puedan crear producción y demanda. “Debería existir una política muy selectiva, que los bancos no han dado a conocer, en sí la medida es importante aunque insuficiente”.

Propuso fortalecer la seguridad alimentaria, reavivar el mercado interno en el campo de la agricultura, diversificar los mercados, así como generar una estrategia para evitar que el desempleo continúe aumentando.

ARRIBO DE OBAMA ES VISTO POSITIVAMENTE

La histórica elección en Estados Unidos del Presidente electo Barack Obama es divisada por las personas consultadas como un hecho que probablemente generará cambios positivos para Costa Rica.

Un 62,5% señala que un gobierno de Obama será mejor que el del saliente, George Bush, quien se ha ganado el rechazo del mundo y de sus coterráneos por sus polémicas decisiones como desencadenar una guerra contra Irak.

Un 32,3% de los encuestados piensa que nada cambiará en Costa Rica por la elección del nuevo mandatario, mientas un 5,1% de los entrevistados alega que el gobierno entrante será peor para el país.

Frente a la interrogante de si le convendría al país una renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana en este nuevo contexto, un 76,5% juzga que sí y un 23,5% estima que no.

UNIVERSIDAD le preguntó al politólogo e investigador del proyecto de opinión, Alberto Cortés, si es posible que se estén sobredimensionando los efectos que generará en Latinoamérica y en Costa Rica la llegada de Obama a la Casa Blanca.  Él respondió que aunque aún es temprano para analizar cuáles serán las políticas de la nueva administración hacia América Latina, es probable que se gesten cambios importantes.

Sugirió la posibilidad que Estados Unidos mejore sus relaciones con aquellos países con los cuales ha tenido una relación conflictiva, como Cuba.

“La geopolítica norteamericana probablemente estará más orientada en el conflicto de Medio Oriente o en el tema petrolero, pero también es cierto que Estados Unidos tiene un vínculo comercial muy fuerte con América Latina, lo cual hace difícil imaginar que este gobierno va a poder desentenderse de la región”.

Señaló que el anuncio de que se revisarán los tratados de libre comercio que Estados Unidos ha suscrito con Latinoamérica, será una variación determinante.

“Que América Latina vaya a tener un perfil bajo no quiere decir que no vayan a existir acciones hacia la región. No será una revolución lo que Obama haga con las relaciones con América Latina, pero va a tener una lógica menos corporativista, que la que tuvo el equipo de Bush”, precisó.

Mala nota a la Asamblea y buena a la UCR

El Primer Poder de la República sigue siendo evaluado negativamente por los habitantes, quienes de un rango de 0 a 10, le otorgaron una nota de 5, 4.
La Universidad de Costa Rica obtuvo la calificación más alta con un 8,4, la Iglesia Católica un 7,2 y el Tribunal Supremo de Elecciones un 7.

La Sala Constitucional también fue valorada desfavorablemente, con un 6,3.

UNIVERSIDAD habló con dos legisladores con el fin de conocer por qué creen que la población ha perdido credibilidad en la instancia legislativa.
Maureen Ballestero, del Partido Liberación Nacional, expresó que “existe una desmotivación hacia todo el sistema de partidos políticos y la Asamblea es el reflejo de los partidos a nivel nacional”.

Alegó que a nivel latinoamericano hay una crisis en todos los Congresos vinculada con los problemas de gobernabilidad de los países y se manifiesta en la imposibilidad de hacer trámites expeditos.

“En Costa Rica el comportamiento de algunas fracciones en la actual legislatura y en las anteriores no es el más idóneo. A veces se usa el reglamento para evitar el avance de proyectos importantes”.

Añadió que los medios no contribuyen a mejorar la situación, pues, generalmente, no divulgan los hechos positivos del Congreso.

El jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana, Francisco Molina, compartió un criterio similar al de Ballestero y agregó que la percepción negativa hacia la Asamblea variará en el tanto se mejore la calidad de la política y de los políticos.

“Hay muchos partidos que estamos en esa lucha, pero ello no es un proceso fácil de revertir”, afirmó.

Mayoría se opone a proyecto minero Crucitas

Un 58,7% de los encuestados considera mala o muy mala la aprobación por parte del Gobierno de la minería a cielo abierto con el proyecto Crucitas.
Quienes consideraron que la actitud del Poder Ejecutivo es regular suman un 16, 4%, mientras que un 24,9% opinó que la medida era buena o muy buena.

Es preciso recordar que la administración emitió un decreto que declara de interés público dicho plan, con lo cual contrarió una resolución de la Sala Constitucional que expresa que se debe proteger al árbol almendro amarillo. Este macizo sirve de alimento a la lapa verde, ave en peligro de extinción.

Para poder extraer el oro se debe talar una cantidad significativa de este árbol, de los cuales ya se cortaron decenas, pero la interposición de un recurso de amparo frenó la tala.

Actualmente, la Fiscalía investiga al Presidente Arias y al Ministro de Ambiente, Roberto Dobles, por la posible comisión del delito de prevaricato, que se origina cuando un funcionario dicta resoluciones contrarias a la ley o las funda en hechos falsos.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La convocatoria a una asamblea nacional constituyente que en días pasados planteó el gobierno del mandatario Óscar Arias Sánchez –por medio de su hermano

Durante los primeros 20 días de este mes de diciembre recibiremos el aguinaldo, el también llamado décimo tercer salario.Probablemente todas las personas asalariadas estamos

El mundo mira horrorizado el bombardeo de la Franja de Gaza, donde cerca de 1,5 millones de personas están indefensas ante los ataques de

El Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, se conmemoró la firma de la Declaración de Derechos Humanos por las Naciones Unidas

Esta nueva chayotada gubernamental sobre una Constituyente, aunque lo pareciera por quien la plantea, no es un delirio etílico. Es con muy clara intención.

Los grupos empresariales, las corporaciones transnacionales estadounidenses y sus acólitos locales deben estar frotándose las manos mientras se enseñan los dientes entre sí esperando

Si ya la cosa estaba complicada, al formar parte del Grupo B del campeonato mayor de fútbol, donde se hospedan los dos equipos que

Con un recurso de amparo, el profesor universitario y especialista en derecho ambiental, Álvaro Sagot, pretende proteger decenas de hectáreas de bosque tropical seco
Semanario Universidad