Único postulante de Agroalimentarias afirma ser candidato de consenso

Eliécer Ureña es el único candidato por Ciencias Agroalimentarias, quien aspira a tener la representación de esta área ante el Consejo Universitario de la

Eliécer Ureña es el único candidato por Ciencias Agroalimentarias, quien aspira a tener la representación de esta área ante el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica (UCR), se define como un candidato de “consenso” en los diversos sectores.

Aunque es el único aspirante del Área de Agroalimentarias —cuyo representante ante el Consejo Universitario cambiará a partir del próximo 16 de octubre—, deberá alcanzar el 40% de los votos válidamente emitidos, según lo establece el Estatuto Orgánico.

En las dos ediciones anteriores, UNIVERSIDAD conversó con los candidatos por las áreas de Ciencias Sociales y de Ciencias Básicas. Esta semana le corresponde el turno a Ureña, por lo que a continuación se ofrece resumen de la entrevista.

Eliécer Ureña es economista agrícola de formación. Tiene más de 25 años de trabajar para la UCR, en los cuales ha sido director del Instituto de Investigaciones en Economía Agrícola y director por dos periodos consecutivos de la Escuela de Economía Agrícola. Actualmente, es profesor catedrático de dicha unidad académica.

Asimismo, Ureña es de la tesis de hay que el Consejo Universitario se debe abocar a sacar adelante una lista de reglamentos en beneficio de la UCR, y está convencido de que la Universidad se debe vincular a las dinámicas de la sociedad y proyectarse hacia el futuro.

De llegar al Consejo Universitario, ¿cuáles serían sus temas prioritarios?

—La toma de decisiones de los reglamentos que hace bastante tiempo están parados en el Consejo. También, trabajaría para sacar el reglamento de estudios de postgrado, el de régimen académico, de becas y el de investigación. Otra cosa vamos a impulsar muchísimo es la participación de la comunidad universitaria en la toma de decisiones del Consejo mediante consultas. Queremos que haya una retroalimentación permanente.

A muchos académicos les preocupa el reglamento del régimen académico, el cual califican de arcaico y necesario de actualizar, ¿cuál es su propuesta?

—Realmente hay que modernizar el reglamento de régimen académico. Una de las tendencias universales en la educación superior es la interdisciplinariedad. En lugar de premiar ese componente, se castiga. Habrá que plantearlo muy bien en relación con las áreas específicas. Por ejemplo, las personas de bellas artes dedican tres años a preparar una exposición y la puntuación que se da es muy baja. Hay replantearse bajo qué criterios se asigna y como es que se revisa este trabajo para la asignación.

¿Qué áreas académicas o sectores le han dado el apoyo de manera explícita? ¿Representa a algún movimiento?

—Toda el área me ha dado el apoyo. El hecho de que sea el único aspirante habla de que tengo un gran respaldo. Y no, no represento a ningún movimiento.

¿Tiene confianza de alcanzar el 40% mínimo de los votos válidamente emitidos?

—Creo que sí tengo la posibilidad. Como le digo, tengo el  respaldo. Soy candidato de consenso. Me he preocupado por hacer propuesta sobre mis líneas de trabajo que creo son importantes. Por lo que he podido apreciar es un ambiente muy positivo. No sé los números, pero veo un ambiente muy positivo.

¿Es cierto que usted y los candidatos Ronny Viales y Ralph García hicieron una alianza en el presente proceso electoral?

—No, no. En realidad compartimos muchos puntos, y lógicamente en el Consejo apoyaremos aquellos puntos que son coincidentes. No hemos nunca hablado de una alianza ni hemos surgido como grupo y creo que eso no es conveniente.

¿Qué propuestas tiene para los temas de interinidad y política salarial?

—El “interinazgo” es realmente un problema serio. No es posible pensar que lo vamos a eliminar, porque cada vez que una persona viaja a especializarse genera dos o tres tiempos de “interinazgo”. También, cuando las personas se retiran. No estoy de acuerdo con que el “interinazgo” sea sin continuidad. Una persona que ha sido interina por mucho tiempo, que ha mostrado rendimiento y ha sido probada en distintas áreas sustantivas de la Universidad merece continuidad.

En cuanto a la política salarial, yo creo que realmente se debe de revisar muy bien cuál es la situación económica de la institución y cuáles son las proyecciones presupuestarias. No estoy de acuerdo en una política de incremento salarial que ponga en riesgo las demás actividades de la Universidad. Pero si el presupuesto lo permite, deben de haber políticas que posibiliten tener recursos de alta calidad y no se dé la fuga de personal de alta calidad hacia la empresa privada por cuestión de presupuesto.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Johnny Araya, Alcalde de San José.El hecho de que no solo se podría ampliar la cantidad de torres de telefonía celular, sino que se

Intelectual rigurosa, tenazmente comprometida con los valores de la democracia y la justicia social; la libertad de pensamiento para ejercer la crítica argumentada; el

El fundamentalismo surge en Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del siglo pasado como un movimiento contrario al modernismo. Su nombre

López (2011) define los niveles de realidad, cuyos primeros dos órdenes se refieren respectivamente a los objetos, que son independientes y manipulables, y a

El Tribunal Electoral Universitario decidió trasladas la fecha para la elección de los representantes del sector académico en las áreas de Ciencias Agroalimentarias, Ciencias

Los textos discutidos:“Frente a una cultura que tiende a banalizar la sexualidad humana, porque la interpreta y la vive de manera reductiva y empobrecida

Comparto y defiendo la idea de que en democracia requerimos partidos políticos fuertes y sólidos, auténticos y permanentes tanques de pensamientos, no solo maquinarias

El proyecto de “Ley para el fortalecimiento del Fondo de Capitalización Laboral como instrumento contra el desempleo” (17.597) que se encuentra en discusión en
Semanario Universidad